Tamara Falcó e Íñigo Onieva, de una cena romántica (y cara) en Madrid

la pareja compartió mesa y mantel en el restaurante ugo chan de madrid
Tamara e Íñigo, de cena romántica (y cara)Gtres

Tamara Falcó e Íñigo Onieva disfrutan de una cena romántica (y cara) en Madrid. La pareja disfruta a tope de su nueva oportunidad y, tras disfrutar de un viaje de lujo al Polo Norte en el que se gastaron más de 10.000 euros, vuelven a compartir planes caros en la capital. En la noche del pasado 17 de enero, la marquesa de Griñón y el empresario visitaron el restaurante Ugo Chan, una de las propuestas gastronómicas más 'cool' de la capital ya que son especialistas en la cocina japonesa y sus lazos con el mundo. Fue el ingeriero, que continúa ligado a la noche por trabajo, el que compartió en sus Stories de Instagram los platos que pudieron degustar cocinados por el chef Hugo Muñoz como tributo a Robuchon, un tartar de toro, gelée de anguila ahumada, espuma de coliflor y caviar beluga cuya plato cuesta 45 euros; nigiri de migas, gyoza de callos a la madrileña con garbanzo frito, con un precio de 15 euros o temaki de mollejas. El precio medio de este restaurante en Madrid, que tiene una Estrella Michelín y un Sol de la Guía Repsol, está entre 100 y 120 euros por persona.

el novio de tamara falcó enseña los platos que probó en este local de madrid
@ionieva - Instagram

Además de mostrar los platos que compartió con Tamara Falcó, que habló en 'El Hormiguero' de su reconciliación, Íñigo Onieva compartió una de las frases de la carta del restaurante que llamó su atención y que bien podría reflejar la situación actual de la pareja. "¡Champagne! En la victoria lo mereces, en la derrota lo necesitas" Napoleón Bonaparte. ¿Brindaría la pareja con este espumoso para celebrar lo bien que va su nueva oportunidad y su próximo enlace?

la pareja abandona el restaurante ugo chan en la capital
Gtres

Tamara Falcó e Íñigo Onieva abandonaron sonrientes el restaurante tras este festín gastronómico y es que a ambos les encanta la buena mesa y suelen compartir mesa y mantel en los mejores locales de Madrid. La pareja está feliz tras su reconciliación y ha retomado sus planes de boda. La marquesa de Griñón quiere estrenar anillos de compromiso y varias firmas nupciales preparan sus propuestas para su vestido de novia.