Talento local y emergente en el retorno del Festival de Jazz de Vitoria

·3 min de lectura

Vitoria, 9 jun (EFE).- La 44 edición del Festival de Jazz de Vitoria se recupera, tras ser pospuesta el año pasado por la pandemia, con un cartel que apuesta por el "valor local y el talento emergente" de músicos jóvenes y no incluye "superestrellas" internacionales, aunque sí hay "nombres importantes".

En la rueda de prensa de presentación del festival, su presidente, Iñigo Zárate, ha reconocido que si el cartel se diseñara ahora sería diferente, pero que cuando se empezó a trabajar en él a principios de año se decidió apostar por "producto local" ante la posibilidad de que la pandemia impidiera la movilidad entre países y la llegada a Vitoria de intérpretes extranjeros.

En todo caso la paulatina mejora de la situación sanitaria permitirá que varios músicos foráneos toquen en la capital alavesa. El resultado es un cartel "que puede funcionar bien" y que cuenta con importantes músicos nacionales y una nutrida presencia femenina, ha explicado Zárate.

Una de las principales novedades de esta edición, que se celebrará del 14 al 18 de julio, es el traslado del estadio de Mendizorroza al Iradier Arena, un recinto más céntrico y con más capacidad que permitirá albergar a 600 personas por concierto a pesar de las restricciones de aforo por la covid-19. Otro cambio es el adelanto de los conciertos vespertinos a las 19.30 horas.

En el Iradier Arena actuarán la última noche del festival, el sábado 17, dos nombres previstos el año pasado: Anne Paceo y Antonio Sánchez, dos virtuosos de la batería. La francesa tiene un "estilo más pop dentro del jazz" y es "muy accesible" para todos los públicos y el mexicano, ganador de cinco Grammys, es "de lo mejor del jazz internacional".

Vitoria será además la única ciudad española donde actúe este año el trompetista israelí Itamar Borochov, ganador del Premio de Jazz Letter One Rising Stars de este año. Lo hará el 14 de julio, día en que la velada la completará Atlantic Bridge, un grupo que "conecta músicos americanos y europeos".

El día 16 será el turno de la ganadora de 2020 del citado Premio de Jazz Letter One Rising Stars, la pianista danesa Kathrine Windfeld. Esa noche se cerrará con la actuación de uno de los pianistas referentes del jazz europeo, el madrileño Moisés P. Sánchez, un "top del panorama internacional".

Sánchez es precisamente uno de los componentes del trío Al Toque, que lidera el vitoriano Pablo Martín Caminero y que abrirá la sesión del jueves 15 con "temas de guitarristas flamencos revisados al jazz". la velada se completará con el grupo norteamericano Thumbscrew, que cuenta con la guitarra vanguardista de Mary Halvorson.

Además de las actuaciones principales de la noche, el Iradier acogerá a mediodía una doble sesión que dará espacio a las escuelas de música locales y a grupos jóvenes. En el Teatro Principal se seguirá la línea de las anteriores ediciones y se programarán propuestas innovadoras de jazz a las 17.30.

En la presentación de esta 44 edición el consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, ha valorado que "la voluntad de superar dificultades" va a permitir recuperar el festival de Vitoria pese a la pandemia, algo que cobra especial importancia si se tiene en cuenta que "muchos festivales internacionales se han suspendido o retrasado" por la covid-19.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente