Taiwán denuncia nuevos movimientos de China en el último día de simulacros

·3 min de lectura
© Ann Wang, Reuters

La cartera de Defensa del territorio insular notificó, al igual que el sábado, un importante desplazamiento de unidades de Beijing en las inmediaciones del territorio en la que, se supone, es la jornada final de los ejercicios militares. A pesar de no haber oficialización al respecto, Taipéi regularizó los traslados aéreos a partir del lunes. Medios chinos informaron que las prácticas bélicas serán “regulares” desde esta semana.

Dentro de los puntos de conflicto que padece el mundo en este momento, el que protagonizan China y Taiwán está rodeado de incertidumbre dado que este domingo 7 de agosto se estima que sea el último día de movimientos bélicos en las inmediaciones del territorio insular, pero no hay una certeza formal.

En un primer momento, el Ministerio de Defensa taiwanés comunicó que el panorama en las adyacencias de la isla era similar al del ayer, con 22 aviones y 14 barcos realizando simulaciones de combate en seis puntos alrededor.

Empero, en la tarde de hoy, el organismo aumentó la cantidad de unidades aéreas involucradas a 66, el mayor número desde que China comenzó las actividades como una de las represalias por la visita de Nancy Pelosi -presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos- a Taiwán.

A pesar de que Beijing acostumbra a hacer movimientos de práctica, nunca hubo un precedente donde violara el Estrecho de Formosa, límite tácito entre ambas naciones. En cantidad y utilizando fuego y misiles balísticos reales, esta oportunidad supone un acoso más serio porque están abarcando más territorio del acostumbrado.

La cartera castrense taiwanesa reaccionó desplazando aviones de combate F-16 y navíos para responder “apropiadamente” al amedrentamiento del gigante asiático.

Aunque no haya un pronunciamiento oficial de China, se espera que este sea el último de los cuatro días programados de simulacros. La agencia oficial Xinhua había publicado el jueves que la finalización estaba estipulada para el mediodía del domingo. No obstante, un miembro de la televisión estatal china comunicó que estas acciones serán “regulares” de ahora en más.

Sin contar con la certeza de que Beijing concluyó sus ejercicios, el Ministerio de Transporte taiwanés anunció que levantará gradualmente las restricciones preventivas que impuso en los últimos días para evitar que los aviones de pasajeros pasen por el espacio aéreo usado para los militares.

Además, agregó que continuarán desviando vuelos y barcos de una de las zonas de perforación frente a su costa hasta la mañana del lunes.

Según reportó el diario hongkonés South China Morning Post, desde el jueves más de 900 vuelos intercontinentales fueron desviados a otras rutas y otros 200 terminaron cancelados.

Estados Unidos acusó que esta escalada era desproporcionada y tenía como fin cambiar el statu quo. “Son provocativos, irresponsables y aumentan el riesgo de un error de cálculo”, afirmó un vocero de la Casa Blanca.

Mientras que China respondió que su vínculo con Taiwán es un asunto interno y advirtió a Washington no “actuar precipitadamente”. Durante una visita a Bangladesh este domingo, Wang Yi -ministro de Exteriores chino- dijo que Taipéi no era parte de Estados Unidos, sino de China.

Como parte de la respuesta a la visita de Pelosi, el gobierno de Xi Jinping detuvo el diálogo con su par estadounidense en una serie de áreas, incluidos los contactos entre los comandantes militares y sobre el cambio climático.

Con EFE y Reuters