Carolina Cubillo: "Callejeros llegó en un momento idóneo, cuando el público demandaba más realidad en televisión"

Cine54
Carolina Cubillo: Callejeros llegó en un momento idóneo, cuando el público demandaba más realidad en televisión

La periodista dirige dos de los buques insignia de Cuatro: "Callejeros" y "Callejeros viajeros". En esta entrevista, nos destripa algunas de las claves de ambos formatos y analiza su recorrido hasta el día de hoy.

- El germen tanto de "Callejeros" como de "Callejeros viajeros" fue "Mi cámara y yo", uno de los formatos más legendarios de Telemadrid. ¿Cómo nació esta idea?

En la tele todo está inventado y, por otra parte, las ideas siempre nacen de un grupo, no de una sola persona. Elena Sánchez Ramos nos dio vía libre para que lleváramos a cabo "Mi cámara y yo" y "Callejeros" se contagió posteriormente del espíritu de este programa.

- ¿Qué directrices marca a sus compañeros a la hora de realizar su trabajo?

La pauta principal es preguntar y contar las cosas con naturalidad. No quiero que los reporteros piensen que están por encima de nadie, me gusta que hagan uso de un estilo directo.

- ¿Cuánto tiempo se tarda en grabar una entrega de "Callejeros"? ¿Y una de "Callejeros viajeros"?

Depende siempre del tema y también del lugar al que vayamos. Hay entregas de "Callejeros" sobre tráfico de drogas o sobre presos que requieren tres meses de trabajo, más un año extra para conseguir permisos; y otras en tres semanas están finiquitadas.

Respecto a "Callejeros viajeros" hay áreas geográficas de difícil acceso que obligan a los reporteros a grabar con más cuidado y quedarse en ese enclave más tiempo.

- ¿Considera que ambos formatos son sinónimo de que se puede triunfar haciendo un entretenimiento blanco y con ciertas pretensiones culturales?

Creo que más que entretenimiento hacemos información social. Nosotros tratamos de hacer las cosas lo mejor posible, nos salgas negras, blancas o grises [risas].

- ¿Cuáles son los secretos del éxito de sus dos programas?

No sé muy bien cuál es el secreto del éxito. "Callejeros" llegó en un momento idóneo, cuando el público demandaba más realidad en televisión y, además, contamos las cosas con mucha naturalidad.

- ¿Esperaba que el fenómeno "Callejeros" fuera tan duradero?

Jamás. Lo más sorprendente es que "Callejeros" se ha convertido en un producto irrepetible. Estoy acostumbrada a leer en las redes sociales o en los medios frases como: "Esto es muy Callejeros".

- Las comparaciones entre "Callejeros viajeros" y "Españoles en el mundo" son inevitables. ¿Qué cree que diferencia a ambos espacios?

La principal diferencia es que nosotros buscamos enseñar los modos de vida que hay en distintos puntos del planeta y en La 1 se centran más en analizar el día a día de españoles que han emigrado. Por otra parte, llevamos varios reportajes en los que ponemos precio a las ciudades: comparamos lo que cuesta un menú "low cost" con un menú de lujo; contamos dónde se puede dormir barato y dónde se puede disfrutar de más comodidades; mostramos cuáles son las mejores tiendas de ropa, etc.

- ¿Alguna vez se ha visto tentada a dejar su actual labor para embarcarse en otra aventura profesional?

Cuando tengo malos días en el trabajo me veo capaz de cualquier cosa [risas]. Pero estoy muy contenta con mi equipo de Molinos de Papel y quiero que este proyecto dure mucho tiempo.

- El 9 de marzo "Callejeros" examina el estado de los alquileres en España. Cuéntenos las claves de esta nueva entrega.

En el mundo del alquiler hay de todo. El viernes vamos a reflejar cómo ha cambiado la forma de pensar de los españoles, que cada vez son más propensos a alquilar en vez de comprar. Creo que a la audiencia le va a gustar mucho lo que hemos preparado, porque mostramos un gran abanico de situaciones y precios.

- Por otra parte, ¿cuáles son los próximos destinos de los reporteros de "Callejeros viajeros"?

Pues el próximo destino será Milán, siguiendo la estela de los monográficos que hemos hecho sobre París, Londres, Ciudad de México, Nueva York, etc. Vamos a desterrar muchos tópicos, porque en esta ciudad la oferta turística tiene muchos precios. Será divertidísimo.