Los Chunguitos besan a un gay y piden perdón

Bochornoso. No hay otra palabra para definir el espectáculo que Los Chunguitos ofrecieron en plató tras ser expulsados de GH VIP gracias a Mediaset y a las presiones de los colectivos homosexuales y animalistas.

Peor no podían quedar. Juan y José se han pasado los cuatro días despotricando a sus anchas sobre sus vergonzosas creencias. Para ellos los negros son monos, los perros se abandonan siendo un hecho gracioso y, para colmo, prefieren un hijo enfermo o deforme que uno gay.

Obviamente todo esto es intolerable y Jordi González les comunicó que estaban expulsados. En un primer momento se llevaron una sorpresa pero al llegar a plató ya iban con la lección bien aprendida y pidieron perdón nada más entrar.

José dijo que: “tenemos muchos amigos gays y les queremos un montón” a lo que Juan añadía: “Pedimos perdón a toda España, no tenemos nada en contra de ‘esa gente’”. Viendo que su ignorancia les hundía en vez de ayudarles, Jordi González fue extremadamente (y recalco extremadamente) generoso con ellos.

El presentador les dejó hablar lo mínimo y les aconsejó que se disculparan puesto que “vuestra carrera y vuestro público tiene que estar encima de este episodio ruin y cruel que ha ofendido y dañado a muchísima gente así que pedid perdón y no le deis más vueltas.”

Racismo en GH VIP. Los Chunguitos tachan de gorila a Coman

Los Chunguitos, que estaban más desorientados que un pulpo en un garaje, salieron por la tangente cuando José gritó: “¡Tengo un amigo gay en plató! ¡Jorge baja que te doy un beso!”. El susodicho bajó de la grada a besar a sus amigos (que yo soy él y les niego el saludo de por vida) y José, con afán de demostrar su amor hacia los gays, espetó un: “¡Bésame en la boca!” y lo intentó, pero su “compadre” no entró al trapo.

Juan sentenció con cara de bobo: “No tenemos maldad alguna, somos como dos niños… pedimos perdón de nuevo”, mientras, José gritaba desmesuradamente: “¡Perdón, perdón, perdón!”.

Para finalizar la patética escenita, Juan hizo gala de su ignorancia mezclando temas y proclamando al mundo que: “Estoy casado con una mujer que no es de mi raza y tengo tres hijos a los que adoro”, y Jordi, astuto y punzante le preguntó: “Y si uno de ellos fuera gay, ¿le querrías igual?”, el cantante respondió rotundo: “Pues claro que le querría, ¡es mi hijo!”.

Ya lo veis, puro analfabetismo. Con o sin maldad, son opiniones muy fuertes que no merecen respeto alguno y Mediaset ha hecho genial expulsando a Los Chunguitos pero, ¿fue Jordi demasiado protector? ¿Qué os pareció su paso por plató?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente