El dineral que pagamos “entre todos” a Toñi Moreno

Lady Zapping

'Entre todos' se nos presenta como un programa donde la solidaridad tiene el absoluto protagonismo. A pesar de su escasa audiencia y de las críticas recibidas, La 1 lo mantiene en antena pero, para más inri, se han hecho públicos los costes del espacio que a decir verdad son un tanto alarmantes.

Según publica 'El Confidencial', que sostiene haber tenido acceso a cierta documentación interna, las cifras del espacio que presenta Toñi Moreno en la televisión pública son astronómicas incluyendo las del sueldo de su conductora.

El programa tiene un presupuesto de nada menos que 3,68 millones de euros por temporada, es decir, unos 30.000 euros por programa que, en su mayoría, hacen referencia a los despliegues técnicos del espacio televisivo que cuentan con la partida de 1,29 millones de euros.

[Relacionado: Toñi Moreno responde a las acusaciones de los trabajadores sociales]

Durante una temporada, es decir, unos 125 programas, se destinan casi 100.000 euros a transportes y maquinarias de rodaje, 237.000 al personal artístico y 221.000 a dietas y comidas.

Pero ‘El Confidencial’ va más allá y concreta también los denominados ‘gastos artísticos’ que son los que realmente me preocupan. Toñi Moreno, sin ir más lejos, cobra 1.400 euros por programa, es decir, 175.000 euros por temporada. Dentro de esos gastos artísticos, también entran viajes para la presentadora (valorados en 3.000 euros) y para los expertos (superando los 37.000 euros) así como estancias en hoteles, comidas y otros gastos que, en total y casi de un modo surrealista, suman la friolera de 61, 5 millones de euros que pagamos "entre todos", nunca mejor dicho.

[Relacionado: Canal Sur presionó para cerrar 'Entre todos']

En mi humilde opinión, un programa en la televisión pública tan polémico y que no supera el triste 10% de share no se puede permitir tener semejante presupuesto de ser cierta la información publicada, y menos en un espacio que se dedica, supuestamente, a ayudar a los más desfavorecidos y con la situación actual del ente público. ¿Qué os parece?