Carlos Lozano, otra vieja gloria que reclama su sitio

"Me siento marginado en televisión, pero no ahora, desde hace mucho tiempo". Así se ha despachado el antaño presentador estrella de La 1. Fagocitado por el fenómeno 'Operación Triunfo', de la noche a la mañana nadie le llamaba. ¿Se le puede considerar un 'juguete roto'? Pues, a juzgar por estas y otras lindezas que suelta por su boquita de piñón, rotundamente sí.

A punto de soplar 50 velas el próximo 27 de noviembre, Carlitos se ha visto obligado a reinventarse. No obstante, su trayectoria es mucho más interesante de lo que, a priori, el común de los mortales piensa.

Modelo de Versace y Armani, lució palmito en su juventud en las pasarelas de París, Milán y Nueva York. Su particular belleza, caracterizada por ese "hoyito" en la barbilla que volvía locas a las féminas, le abrió las puertas de la pequeña pantalla. Y, a sus cualidades físicas, se unieron cercanía y desparpajo. Vamos, el cóctel perfecto para cualquier productor.

Debutó en 1996 como sustituto de Goyo González en 'La ruleta de la fortuna', que emitía Telecinco. Luego pasó por 'Con T de tarde' (Telemadrid), 'Noche de fiesta' y 'El precio justo' (de TVE). ¡Y hasta Almodóvar le dio un papelito en la oscarizada 'Todo sobre mi madre'!

[Relacionado: El Padre Apeles habla de su muerte en 'La Noria']

Ahora bien, nadie puede negar que su cénit (y su tumba, todo sea dicho) fue 'OT', donde le vieron más de 20 millones de telespectadores. Él fue testigo de los primeros pasos de Rosa, Bisbal, Busta, Chenoa, Gisela, Geno... También vivió sus lágrimas y sus temores de cara a su participación en Eurovisión, que tuvo lugar en 2002, en Tallin (Estonia).

Dos ediciones descafeinadas de 'OT' fueron sus siguientes retos. Y en 2005 ya engrosaba la cola del INEM. Triste, ¿verdad? Pues bien, os voy a dejar más alucinados. En un lustro solo las autonómicas han reclamado sus servicios, así como Antena 3 en el call-tv 'Rico al instante', cerrado por presunto fraude.

Este fatal destino ha hecho que se recluya en el teatro, donde se gana el pan actualmente como actor del musical 'Chicago'. Según confiesa al portal Bekia, su día a día es el siguiente: "Solo tengo ojos para mi niña y paso tanto tiempo con ella que no lo tengo para dedicarme a las mujeres; me levanto a las 7, llevo a la niña al colegio. Tengo libre de 12 de la mañana a 3 y pico que voy a buscarla, con lo cual es una hora muy rara incluso para hacer el amor, pero si no se puede hacer el amor, se hacen otras cosas". ¡Menudo giro que ha dado la vida de este 'sex-symbol'!

Sus miras profesionales son seguir en el teatro. Además, dice que tiene pendiente una serie en Sudamérica. Lo más jugoso es que siente nostalgia por el pasado y destaca que está esperando "en el retén, como muchos compañeros". ¿Qué quiere decir? ¿Acaso se considera imprescindible y cree que solo se está haciendo telebasura? No me queda muy claro.

Sinceramente, ni es el primero ni será el último que, previsiblemente, no vuelva a resurgir de sus cenizas. ¿Vosotros qué pensáis? ¡Dejadme vuestra opinión!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente