El tabú sexual que rompe 'Élite' en la escena más comentada de la temporada 5

·3 min de lectura
Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

En la charla que mantuvimos con André Lamoglia para celebrar en modo Motomami su llegada y la de Valentina Zenere al universo Élite, este joven talento brasileño nos confesó que al principio estaba preocupado por las escenas de sexo de la serie de Netflix.

"No te voy a mentir, antes de empezar a grabar, cuando pensaba en Élite me venían a la cabeza las escenas de sexo, algo que nunca había hecho en mi carrera… Pero, cuando llegué aquí, pensé: ¿cómo es que me preocupaba yo por esto? Porque es algo para lo que nos preparan muchísimo, todo el equipo de producción nos da tranquilidad, tenemos una persona de intimacy… Luego es lo más sencillo. Si tengo que señalar algo complicado, lo es mucho más rodar escenas de fiesta".

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Fiesta, la que te va a dar est… Perdón, que se nos va la olla. Igual que a Patrick (Manu Ríos), que se le va la olla y lo que no es la olla con Iván, el personaje de André. En concreto en una escena que es de las más comentadas de toda la temporada. Capítulo 5 (sí, la rima es un spoiler). Minuto 31 (sin rima). Después de varios "sí pero no, no pero sí", Iván pasa del modo microondas al modo horno pirolítico, cruza la pasarela de la 'heterocuriosidad' y se lanza a besar a Patrick.

Quien dice besar dice bajar, quien dice bajar dice agarrar el micrófono y saludar a papá… En fin, una iniciación en el sexo gay con todas las fases clásicas que se muestran con cierta normalidad en las series juveniles… Hasta que se da la vuelta a la tortilla y entramos en un territorio menos explorado. En territorio negro, pero sin crímenes.

Al contrario de lo que suele suceder en este tipo de secuencias, en las que se prima un tipo de erotismo estilizado que cumple unos pasos previsibles para provocar reacciones aún más previsibles en el espectador, se adivina en esta escena una intención mucho más interesante. Primero, tiene algo de tutorial tan caliente como tierno sobre la inexperiencia, con el foco puesto en por qué la complicidad es el mejor lubricante, literal y metafórico, en la exploración de la sexualidad.

Va, permitidnos un párrafo sin eufemismos: en una serie con menos conciencia de su repercusión social, la escena pasaría del sexo oral a la penetración, un par de meneos y chimpún. Pues no. En lugar de eso se muestra con detalle y naturalidad otro tipo de sexo oral, el 'beso negro'. Una práctica que es claramente un tabú en al menos una gran parte del universo heterosexual, y que nunca se había mostrado así en una serie de estas características y con una difusión mundial tan potente. "¿Te hace cosquillas?", pregunta Patrick. "Sí, pero mola", responde Iván. Dos frases que ayudan a transformar una secuencia potencialmente arriesgada y controvertida en un retrato verosímil de esa primera vez de alguien que abre su cuerpo y su espíritu a nuevas formas de expresar la atracción por otra persona, aunque no entre en sus parámetros habituales. Una forma inmejorable de romper un tabú que, a poco que rasques, no esconde otra cosa más que homofobia.

Esta exposición tan natural y desprejuiciada es sin duda uno de los grandes aciertos en el terreno de las relaciones afectivas y sexuales de la quinta temporada de Élite. Algo en lo que, por lo demás, no ha estado nada fina. Porque toda esa delicadeza y capacidad de inspiración se evapora en la forma en la que banaliza la relación sexual de un señor de unos 40 años años (el padre de Iván) con el propio Patrick, que se supone que es menor de edad. O el proceso de Phillipe (Pol Granch), a quien se le 'perdona' una agresión sexual porque acaba defendiendo a otra víctima de una violación grupal. Perdón por el bajón pero, por muy bueno que sea el sexo, no lo es todo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente