¿Por qué sigue siendo un tabú la preservación de ovocitos?

·4 min de lectura
Photo credit: Edward Berthelot
Photo credit: Edward Berthelot

Está claro que desde niñas nos han educado con el “ojo, no te vayas a quedar embarazada”, como si siempre fuera tan fácil… Tengo la sensación de que hay muchísima información en redes sociales acerca de anticoncepción, ciclo menstrual y sus alteraciones, pero sin embargo nadie nos explica que, a veces, no es tan fácil quedarse embarazada, y que eso de que “todas mis amigas se han quedado a la primera” no siempre es cierto.

Me sigue sorprendiendo que casi cada semana sigan viniendo mujeres a la consulta con ideas tan equivocadas acerca de la fertilidad. Y es que, una vez más, yo creo que la información que nos llega de los medios nos hace un “flaco favor” y puede llevarnos a una tremenda confusión. Y, lo que es más grave, generarnos una tremenda frustración.

Veamos si con este artículo consigo aclararos unos conceptos básicos para que vosotras los tengáis en cuenta y así toméis una decisión libre e INFORMADA. En ningún caso el propósito de este artículo es asustar ni agobiar a nadie.

Los problemas de fertilidad afectan actualmente a 1 de cada 5 parejas en edad reproductiva y su prevalencia ha ido en aumento en los últimos años

De ahí que cada vez sean más frecuentes los tratamientos de reproducción asistida (TRA). Si os fijáis, esta cifra nos corrobora que no es una situación infrecuente sino más bien todo lo contrario, así que os preguntaréis: “Mer ¿y entonces qué puedo hacer?”. Lo primero de todo: NO ALARMARTE, pero tampoco creerte que “la modelo X o la actriz Y ha sido madre a los 45 años y ha tenido un embarazo y un parto estupendos”. Eso tampoco es del todo cierto y tiene varios matices que tenéis que conocer.

La mayor parte de estas celebrities han recurrido a TRA y muchas de ellas incluso a la donación de ovocitos, pero NO LO DICEN.

Puedo entender que esa parte de su vida pertenezca al ámbito privado y ellas prefieran mantenerlo así, pero lo que no quiero es que el resto de nosotras no sepamos que detrás de esos embarazos hay una TRA en casi el 100% de los casos y NO PASA NADA, pero esa es la realidad.

Las mujeres nacemos con una dotación folicular determinada (programada desde que somos embriones femeninos) que se va agotando con cada una de nuestras ovulaciones

De una manera sencilla, esto es lo que llamamos “reserva ovárica”. Está claro que a partir del 35 años es cuando esta reserva ovárica empieza a decrecer de una forma más llamativa.Estos acontecimientos biológicos que son inexorables tienen lugar en un momento sociolaboral en el que muchas de nosotras estamos luchando por afianzarnos a nivel profesional, económico o incluso aún no hemos encontrado nuestro “compañero de vida” (si es que aún somos de esas “románticas” que creemos que tener un hijo forma parte de un proyecto de vida de pareja).

Por tanto, chicas, lejos de asustaros, quiero que nos pongamos las pilas y que, SIN presionarnos y SIN renunciar a nuestra vida profesional, analicemos cuáles son nuestras prioridades en este “mundo de locos” cuya inercia a veces no nos permite ni un momento para la reflexión.

¿Quiero ser madre? ¿Es ahora mi momento? ¿Debo renunciar a mi carrera profesional y ponerme a ello?

No quiero que ninguna mujer que pase por mi consulta o la de cualquier ginécologa salga de ella sin haber podido comentar este tipo de inquietudes, sin recibir un asesoramiento profesional personalizado.

Photo credit: Raimonda Kulikauskiene
Photo credit: Raimonda Kulikauskiene

Quiero que conozcáis la opción de preservar vuestra fertilidad mediante la CRIOPRESERVACIÓN DE LOS OVOCITOS . Se trata de una técnica segura en manos de profesionales expertos en fertilidad, cuyo momento óptimo para planteárselo es seguro antes de los 35 años.

Si eres de esas que tu vida laboral a los treinta y pico está en su mejor momento, no acabas de encontrar tu “pareja ideal” (si es lo que deseas) o simplemente no lo tienes claro y sientes una presión social y quieres descomprimir un poco esa “olla a presión”, no dudes en consultarnos.

Dejémonos de tabúes. De la misma manera que todos los foros nos hablan de cómo llevar el embarazo, cuál es el mejor anticonceptivo o cómo mejorar el dolor menstrual, deberíamos poder expresarnos LIBREMENTE acerca nuestro deseo o no deseo de ser madres para que los profesionales podamos ayudaros a enfocarlo de la mejor forma posible y sobre todo SIN presiones externas, miedos o ideas erróneas preconcebidas.

¿Os habíais planteado esto alguna vez? ¿Os había pasado que vuestro reloj biológico no iba sincronizado con vuestro momento laboral o emocional?

¿Os apetecería que hablara más del tema? ¿Tips para mejorar nuestra fertilidad natural antes de recurrir a una técnica de reproducción asistida?