Sylvester Stallone sobre Rambo, Rocky y el golpe que casi le paró el corazón

Sylvester Stallone. Foto: Paul Archuleta/FilmMagic

Después de su exitoso regreso como Rocky Balboa en ‘Creed’ y ‘Creed II’, Sylvester Stallone se prepara para el estreno de un nuevo capítulo en la vida de otro de sus personajes más memorables, John Rambo. Durante una entrevista reciente, el actor habló de lo que podemos esperar de ‘Rambo: Last Blood’ y compartió más sobre el renacer de su carrera y algunas de las cosas de las que se arrepiente a sus 72 años.

El regreso de un héroe

‘Rambo: Last Blood’ es la quinta entrega de la saga de John Rambo, un veterano de Vietnam que el actor ha interpretado desde 1982, con ‘First Blood’. Esta podría ser la última película en una franquicia que incluye ‘Rambo: First Blood Part II’, ‘Rambo III’ y ‘Rambo’. Sin embargo, considerando que el personaje ha vivido 4 capítulos más que su versión en la novela (que muere al final), este bien podría ser el inicio de un Rambo para una nueva generación.

El avance oficial muestra a un Rambo retirado que tendrá que recurrir a su entrenamiento para salvar a su sobrina, que ha sido secuestrada por un cártel durante un viaje a México para encontrar a su verdadero padre. Y no, no es una trama revolucionaria, pero parece que tendrá mucho de lo que gusta a los fans del personaje.

El fenómeno de Rocky

Syl admite que el personaje que cambió su vida para siempre (y por el que más ha luchado), es Rocky. La primera película se hizo en un momento en el que las cosas estaban tan mal para Stallone que tuvo que vender a su perro afuera de un 7-Eleven por 40 dólares (lo recuperó después, pero tuvo que pagar 15,000 dólares). Después de mucho luchar con un estudio que no lo quería como el protagonista de la historia, finalmente obtuvo alrededor de un millón de dólares y el papel principal.

También te puede interesar: Crazy Rich Asians y la igualdad salarial que aún brilla por su ausencia en Hollywood

La película se grabó en 25 días con la ayuda de familiares y amigos y a pesar de los malos augurios para un desconocido en una película de boxeo, ‘Rocky’ fue un éxito rotundo con tres premios Oscar, incluyendo Mejor Película (tuvo nueve nominaciones), y más de 200 millones de dólares recaudados.

El amor es tal que no es raro ver a seguidores de las películas subiendo (o intentando subir) las escaleras del Museo de Arte de Filadelfia y tomándose fotos con la escultura que originalmente fue creada para una escena en ‘Rocky III’.

Sobre su pelea favorita dentro de todas las producciones en las que ha dado vida a Rocky Balboa, el actor eligió una pelea con Ivan Drago (Doplh Lundgren) en ‘Rocky IV’, la cual se filmó en dos días y lo dejó en terapia intensiva durante cuatro.

“Me pegó tan fuerte que casi me para el corazón,” recuerda el actor. “En el hospital pensaban que yo había estado en un accidente automovilístico”.

Un nuevo triunfo

Después del fracaso de ‘Rocky V’, Stallone entró en una enorme depresión. Su agencia lo despidió, dejaron de tomar sus llamadas y cuando intentó proponer una nueva película de Rocky para enmendar sus errores pasados y salvar la historia, le dijeron que él y su personaje estaban terminados. Claramente, estaban equivocados.

‘Creed’ es el primer episodio de un spinoff de la franquicia en el que Rocky regresa para entrenar a Adonis Creed, hijo de su viejo rival y amigo, Apollo. La película estelarizada por Michael B. Jordan, Tessa Thompson y Stallone tuvo un recibimiento increíble, ganándole un Globo de Oro y una nominación al Oscar como mejor actor de reparto.

Foto: REUTERS/Lucy Nicholson/TPX IMAGES OF THE DAY

‘Creed II’, estrenada en 2018, enfrenta a Adonis con Viktor Drago, hijo del hombre que mató a su papá en el ring. Y a pesar de no haber sido tan exitosa como su predecesora, ha dejado a viejos fans de Rocky satisfechos mientras conquista a una nueva generación.

Los desatinos de Syl

Durante un tiempo, Stallone empezó a tomar papeles “en automático” y para cuando se dio cuenta, llevaba ocho años filmando películas de las que no se siente particularmente orgulloso. Pero a pesar de estar arrepentido de cintas de las que parece no poder escapar, el actor dice que fue a gracias a ellas que pagó los estudios de sus hijas.

También te puede interesar: Reese Witherspoon y la mejor forma de superar el miedo al rechazo

Puede que Stallone se haya encasillado en un género que terminó por costarle papeles más diversos y trabajos con directores como Spielberg y Scorsese, sin embargo, Syl se ha dado cuenta que está bien.

“Estoy feliz donde estoy y solo traté de perfeccionar lo que yo hago bien dejándoles que otros hagan lo que ellos hacen bien”.