Sylvester Stallone se jugó la vida en una de las peleas míticas de Rocky

·3 min de lectura

Rocky es uno de los papeles más icónicos de Sylvester Stallone y el que en buena parte le ha coronado como uno de los principales actores del cine de acción de Hollywood. Pese al éxito que le ha reportado la saga, la realidad es que el intérprete de 75 años estuvo a punto de morir en el rodaje de la película Rocky IV estrenada en 1985.

Ha sido la propia estrella de Hollywood quien ha revelado treinta y seis años después del estreno de Rocky IV que Dolph Lundgren, el encargado de asumir el papel de Iván Drago, le dio un golpe tremendo en el pecho. Tan real que esa noche terminó en cuidados intensivos en el hospital y al borde de la muerte.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Sylvester Stallone suele darlo todo en los rodajes de sus películas, pero lo que seguramente los fans no esperaban es que casi muere rodando aquella mítica secuencia. El actor, que durante años ha interpretado papeles de personajes prácticamente indestructibles, ha sido el encargado de revelar este recuerdo en el documental The Making of Rocky vs. Drago by Sylvester Stallone, disponible en YouTube, que acompaña al reestreno en los cines de Estados Unidos del cuarto título de la saga. Una nueva versión que, todo sea dicho, tendrá 40 minutos más que el largometraje original de 1985.

Rocky IV arranca tras el final de Rocky III en el que el protagonista interpretado por Sylvester Stallone acaba de derrotar a Clubber Lang, encarnado por Mr. T, y tiene su pelea de revancha con Apollo Creed, asumido por Carl Weathers. En este contexto, al campeón mundial de boxeo le surge un nuevo adversario cuando desde la Unión Soviética desembarca Iván Drago junto a un grupo de entrenadores y promotores. Si bien el personaje asumido por Dolph Lundgren desafía a Rocky, de primeras éste no se muestra interesado aunque como Apollo Creed sí que acepta se organiza un combate de exhibición donde recibe un golpe fatal en el ring. Como resultado, el protagonista jura vengar la muerte y defender el honor de su país en una revancha.

El actor sueco Dolph Lundgren con el americano, director y guionista Sylvester Stallone en el set de su película Rocky IV. (Photo by Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)
El actor sueco Dolph Lundgren con el americano, director y guionista Sylvester Stallone en el set de su película Rocky IV. (Photo by Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)

Pues bien, durante el rodaje las escenas de las peleas fueron demasiado lejos ya que Sylvester Stallone tuvo un incidente en el combate con Dolph Lundgren que podría haber acabado con su vida. Y es que éste golpeó de lleno en el corazón de su compañero de reparto y, aunque al principio nadie pensó que fuera un golpe preocupante, la verdad es que el corazón del actor comenzó a hincharse y tuvo que ingresar en cuidados intensivos.

"Lo primero que rodamos fue mi entrada, su entrada y las introducciones y entonces me lesioné durante la pelea y tuvieron que volarme a cuidados intensivos a California desde Canadá" recuerda el actor y director.

"Me pulverizó" admite sobre el golpe del sueco. "Y no lo sentí en el momento, pero más tarde aquella noche mi corazón comenzó a inflamarse. Mi tensión arterial subió a 260 e iba a terminar hablando con los ángeles, lo próximo que sé es que estoy en emergencia en un vuelo de baja altitud".

"Estaba en cuidados intensivos rodeado de monjas y después de eso, volví y terminé la pelea" admite. El actor añade que pasó cuatro días en la unidad del hospital y enseguida volvió al rodaje. Es más, dejó que aquel golpe casi letal fuera incluido en la película. "¿Cómo lo iba a dejar fuera?" señala.

En el vídeo se aprecia cómo esta escena, tan dura como realista, pudo tener consecuencias letales. Y es que el fuerte golpe de Dolph Lundgren en el pecho de Sylvester Stallone que provocó su ingreso hospitalario es el que se muestra en la película original.

Por suerte, Sylvester Stallone pudo reponerse del impacto y terminó de rodar la película (concretamente el resto de la escena de la pelea final), la cual fue un éxito tremendo. Más allá de este accidente, la franquicia Rocky ha marcado la carrera profesional del veterano actor dado que ha protagonizado ocho películas dentro de la misma. Eso sí, la próxima entrega, Creed III, estará protagonizada por Michael B. Jordan y, según recoge The Hollywood Reporter, no contará con Sylvester Stallone.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente