Sylvester Stallone niega las acusaciones de su ex esposa Jennifer Flavin de que ocultó bienes matrimoniales

·2 min de lectura
Sylvester Stallone y Jennifer Flavin credit:Bang Showbiz
Sylvester Stallone y Jennifer Flavin credit:Bang Showbiz

Sylvester Stallone ha respondido a la demanda de divorcio de su esposa, Jennifer Flavin, y ha negado haber hecho algo malo con sus bienes matrimoniales.

La ex modelo, de 54 años, solicitó el divorcio a la estrella de Hollywood después de 25 años de matrimonio, pocos días antes de que el sitio DailyMail.com revelara que el actor había cubierto un tatuaje gigante de su ex pareja en su bíceps derecho, con una imagen de Butkus, el mastín de su legendario personaje Rocky, en la saga de éxito.

Ahora, Sylvester ha negado las acusaciones de Jennifer de que "se dedicó a la disipación intencional, el agotamiento y/o el despilfarro de los bienes matrimoniales que ha tenido un impacto económico adverso en el patrimonio conyugal", según información de la revista People.

En los documentos judiciales presentados en el condado de Palm Beach, Florida, los representantes legales del actor dijeron que "no había incurrido" en ese tipo de conducta y que además, se había opuesto a la petición de su esposa de tener "uso exclusivo" de su casa en Palm Beach.

Flavin ya había pedido el usar de forma privada la propiedad durante el proceso de divorcio.

En cuanto a los costes judiciales y los honorarios de los abogados, la ex maniquí pidió que el tribunal tuviera en cuenta la "conducta de cada parte" que podría alargar el proceso y que fomentara la "cooperación mutua" para "reducir el pago" de los asuntos legales.

Stallone dijo en su respuesta que Flavin había "contratado a un abogado para que la representara y aceptó pagarle sus honorarios legales".

La estrella de 'Rambo' no se negó a la petición de su ex pareja de "restaurar" su nombre de soltera, pues consideró que su matrimonio estaba "irremediablemente roto".

El medio reveló, pocos días antes de que se conociera la noticia de su ruptura, que Sylvester había cubierto un tatuaje de Jennifer en su brazo. Después se supo que la ex modelo y tercera esposa del intérprete se divorciaba de él tras 25 años de matrimonio. La ruptura ha conmocionado a Hollywood, pues la pareja era considerada como una de las más sólidas del mundo del entretenimiento.

La historia, sin embargo, se ha vuelto aún más sorprendente con las afirmaciones de que su rottweiler Dwight fue la causa inmediata de la ruptura. Stallone adora a Dwight -el nombre de su personaje en la nueva serie dramática de televisión, 'Tulsa King'- y ha publicado en las redes sociales videos y fotos efusivas de la mascota.

La familia ha dicho a TMZ que el actor quería que el perro ayudara a proteger a la familia en sus casas de Los Ángeles y Palm Beach, Florida.

Pero -aunque ya tienen otros perros- Flavin no quería un enorme rottweiler en la casa y se opuso enérgicamente. Su desacuerdo sobre Dwight supuestamente causó una gran disputa que hizo surgir otros problemas entre la pareja, culminando en la decisión del divorcio.