Sylvester Stallone, moratones y huesos rotos: así describe él mismo su carrera como actor

sylvester stallone
Sylvester Stallone, moratones y huesos rotosJed Jacobsohn - Getty Images

“Trabajé como ujier en el Teatro Baronet en 1970 y vestía el mismo esmoquin que usaban mis compañeros de los turnos anteriores; Díos mío, olían mal", recuerda Sylvester Stallone sobre sus inicios en Hollywood. El actor, de 76 años, cuenta en su amplio currículum con títulos como la franquicia Rocky, Rambo, Tango & Cash, Cliffhanger, Guardianes de la Galaxia, Los Mercenarios o más recientemente la serie de Taylor Sheridan, en Paramount+, Tulsa King.

En su carrera dramática, el actor conocido como “Sly” ha interpretado de todo, desde un boxeador hasta un boina verde. Pero, hasta ahora, nunca había logrado ser un mafioso en la pantalla. “Siempre quise interpretar a un tipo de la mafia y recuerdo haberle dicho al director Marty Scorsese qué tenía que hacer para que me diera un papel así. Nunca olvidaré que traté de ser un extra en la escena de la boda de El padrino y no lo conseguí (risas)".

Pero mientras los mafiosos de Hollywood no llegaban en forma de guiones a su casa, el triunfaba como Rocky o Rambo. Si bien Tulsa King es un drama, el sentido del humor a veces retorcido de Stallone se ha filtrado en su personaje y en el tono general de la serie. El showrunner y escritor Terence Winter dice de él: “Una de las mejores cosas de trabajar con Sly es que no solo tienes un actor fenomenal, también tienes un director increíblemente experimentado, productor y guionista nominado al Oscar. Su comprensión de su personaje ha ayudado a dar forma a más momentos e historias de las que puedo contar”. (Sylvester Stallone nunca estuvo tan fuerte como en esta foto).

Por supuesto, Sylvestes Stallone no es ajeno a sufrir trabajando... Y le ha pasado de todo rodando, desde lesiones, golpes, moratones, huesos rotos, sustos y mucha sangre. Y él no evita reírse de sus desgracias. “Me mordió una araña venenosa en Tailandia, me ha caído metralla y me han puesto todo tipo de medicamentos para los dolores”.

Stallone y el legado de Rocky

La vida de Sylvester Stallone fue difícil desde que nació. Desde las complicaciones en el parto que requirieron el uso de fórceps para sacarlo, cortando accidentalmente un nervio y causando parálisis parcial en su rostro, que todavía arrastra.

“Crecí en esa cultura de superación que se ve en la primera película de Rocky. Mi padre era muy rudo, pero yo siempre quise triunfar en la vida. Así que decidí transformar mi cuerpo ya con 12 años después de ver la película Hercules Unchained. Ahora he cambiado las pesas por el pilates y las bandas de resistencia".