Susana Rodríguez, Andrea Miguélez y Daniel Molina, campeones del mundo de paratriatlón

susana rodriguez, campeona mundial por quinta vez de paratriatlón
Tres oros mundiales en paratriatlón en Abu DabiNobuo Yano - Getty Images

La gallega Susana Rodríguez, junto a su guía Sara Loehr, se proclamó en la mañana de este jueves campeona del mundo de triatlón adaptado (o paratriatlón) por quinta vez Abu Dhabi (Emiratos Árabes), en una competición en la que también subieron a lo más alto del podio los madrileños Daniel Molina y Andrea Miguélez y la delegación española conquistó un total de cinco medallas.



Susana Rodríguez, en la clase PTVI de discapacitados visuales, agrandó su palmarés con este nuevo título mundial, el quinto de su carrera, que se suma a los tres Europeos y el oro en los Juegos Paralímpicos de Tokio que ya lucen en sus vitrinas. La deportista viguesa, con una discapacidad visual que apenas le deja un resto de visión, fue de menos a más durante la competición y acabó superando en meta en 32 segundos a la pareja italiana liderada por Francesca Tarantello.

susana rodriguez, campeona mundial por quinta vez de paratriatlón
Nobuo Yano - Getty Images

"Estoy muy contenta con el resultado porque ha sido un año muy complicado", dijo a EFE la triatleta gallega, que iniciará el próximo año la carrera hacía París como principal favorita de su categoría.

El madrileño Daniel Molina conquistó su cuarto campeonato del mundo en la clase PTS3 de discapacitados físicos al finalizar primero una prueba en la que tuvo que remontar en el último sector de la carrera a pie al neerlandés Nico Van der Burgt, que llegó líder a ese último tramo.

En la categoría PTS4 de discapacidad moderada, la joven madrileña Andrea Miguélez, de 19 años, volvió a subirse a lo más alto del podio unos meses después de proclamarse campeona de Europa. Andrea nació con la malformación de Arnold Chiari, una afección en la cual el tejido cerebral se extiende hacia el canal espinal causando presión en el cerebelo y tronco encefálico.

Una plata y un bronce para llegar a cinco medallas

En esa misma clase se colgó el bronce Marta Francés, que aventajó en más de tres minutos a la cuarta, la británica Megan Richter.

El canario Lionel Morales, en la categoría PTS2 de deportistas con discapacidad física severa que compiten de pie, se proclamó subcampeón del mundo a solo seis segundos del ganador, el francés Jules Ribstein. De esta forma cierra un año redondo en el que conquistó también el bronce en el Europeo de Polonia.

El almeriense Jairo Ruiz, medallista de bronce en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, llegó a la cita tras superar una larga lesión de espalda que estaba lastrando su rendimiento desde hace más de un año. El hándicap del poco entrenamiento de natación, algo que ya había avanzado, le pasó factura y finalizó 10º de la clase PTS5 de discapacidad física.

El valenciano Héctor Catalá, junto a su nuevo guía Carlos Oliver, se quedó a un paso de las medallas en la clase PTVI de discapacitados visuales al concluir 4º a doce segundos del bronce de la pareja francesa liderada por Antoine Perel.

La madrileña Eva Moral, en la clase PTWC de silla de ruedas, vivió su primera gran competición internacional tras ser madre el pasado mes de junio. Notó la falta de entrenamiento en una temporada atípica y concluyó 6º.

La vizcaína Rakel Mateo, PTS2 de deportistas con discapacidad física severa que compiten de pie, quedó 5º, muy lejos de las medallas.