Una presentadora del Club Disney pasó de alegrar infancias a ayudar adultos de otra manera

·5 min de lectura

En una de sus últimas emisiones, el programa Socialité quiso indagar en el pasado de varios presentadores del célebre Club Disney que cambiaron radicalmente de vida. Así, por ejemplo, desveló a su audiencia que Elena Jiménez entró en las Fuerzas Armadas y que actualmente es sargento primero, y asegura que formar parte del ejército fue “la mejor decisión” de su vida. También hablaron con Miguel Ángel Antelo, que permaneció en la industria del entretenimiento, pero desde otro prisma: como actor de doblaje. Uno de sus personajes más conocidos es Olaf, el muñeco de nieve de las películas de Frozen, aunque, como eurofan, de él destaco que acompañó a los coros a Pastora Soler en Eurovisión 2012.

El escuchar el nombre del Club Disney despertó muchos recuerdos en mí, y me trasladó hasta inicios de los años 90, cuando este programa comenzó a emitirse. Originalmente, este contenedor de juegos, series y actuaciones musicales se emitía los fines de semana por la tarde, y tuvo como primeros presentadores a Juan Pardo, Luis Miguel Torrecillas y Susana Espelleta. A Juan y Luis Miguel se les ha seguido la pista televisiva de una forma relativamente sencilla, pues ambos siguieron compaginando la presentación con el mundo de la actuación. Susana, sin embargo, nunca tuvo tanto peso como sus compañeros masculinos en la pequeña pantalla, y siempre resultó relativamente difícil seguir sus pasos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Susana, como decimos, empezó en Club Disney en 1990, y estuvo en el formato hasta 1992, cuando fue sustituida por Mónica Aragón, la hija de Fofito. Aquella joven Susana venía de estudiar Arte Dramático en la RESAD de Madrid, y no terminó de verse en su salsa en un programa como Club Disney. En algunas entrevistas ha comentado cómo le daban un papel de chica casi tonta, que solo se sorprendía por todo y hacía preguntas a sus compañeros.

Su historia podría ser similar al de otras compañeras que renunciaron a su faceta de presentadoras para centrarse exclusivamente en la de actriz, como puedan ser Silvia Marsó, Beatriz Rico o Elisa Matilla. Sin embargo, Susana era mucho más que una actriz al uso, era una comunicadora nata a la que le encantaba contar historias a través de cualquier medio.

Así, por ejemplo, poco después de su etapa del Club Disney trabajó en proyectos musicales como Gregorian y en los primeros discos de la cantante Princessa; ella fue la autora del primer gran éxito de esta cantante pop, ‘Rojo y llanto’, que vio la luz en 1993.

Durante muchos años, Susana siguió en el mundo de la interpretación como docente, trabajando también con niños, como en su etapa en Club Disney. Algo que para ella era un placer, pues conectaba muy bien con los pequeños de la casa. Y también se subía al escenario en pequeños montajes, o monólogos. Del mismo modo, permaneció en el mundo de la música, a través del marketing, la promoción y la comunicación. Así, entre otros, trabajó en el equipo de Shakira, Ricky Martin, Amaral o Santiago Auserón.

MADRID, SPAIN - FEBRUARY 14: Spanish writer Susana Espelleta attends the 'Dial Unicas' charity concert photocall on February 14, 2022 in Madrid, Spain. (Photo by Mariano Regidor/Getty Images)
MADRID, SPAIN - FEBRUARY 14: Spanish writer Susana Espelleta attends the 'Dial Unicas' charity concert photocall on February 14, 2022 in Madrid, Spain. (Photo by Mariano Regidor/Getty Images)

Su vida, sin embargo, cambió de forma radical en el año 2013. Aunque siempre había trabajado su jardín interior con la práctica de Yoga y meditación, fue entonces cuando le picó el gusanillo de la Inteligencia Emocional, y empezó a formarse en coaching, Inteligencia Emocional y P.N.L., asistiendo a todo tipo de formaciones y charlas. Así, hasta lograr un postgrado en Bioneuroemoción en el Instituto de Enric Corberá.

Desde entonces, su forma de comunicar ha estado enfocada a en este aspecto del crecimiento interior y del empoderamiento, realizando cortometrajes, obras teatrales o escribiendo libros relacionados con el poder que todos llevamos dentro y la consciencia. A través de su web se puede comprobar cómo imparte todo tipo de conferencias y talleres en los que da claves para aprender a renacer de las cenizas, a afrontar los cambios o a encontrar el propósito de cada uno en su vida, entre otros.

En el caso de los medios de comunicación, Susana Espelleta regresó a nuestros hogares hace unos años, pero ya alejada de aquella chica Disney que decidió enterrar hace justo ya 30 años. Y es que ha ejercido de coach en el programa Atrévete de Cadena Dial, en una sección del estilo de las clásicas consultoras radiofónicas de toda la vida. Los oyentes llamaban para preguntarle cómo actuar si se han liado con el amigo de su hijo, si sienten que su pareja les está mintiendo tras abrir la relación o cómo actuar si se está más cómodo en una relación a distancia que teniendo a la pareja al lado.

Con todo esto queda demostrado que Susana Espelleta ha sabido labrarse un camino profesional realmente interesante, en el que ha sabido conjugar su pasión por la comunicación con su interés por el desarrollo personal. Ojalá algún día la televisión vuelva a contar con ella, porque la Susana de ahora tendría mucho que aportar a nuestro audiovisual.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente