Los supervivientes rapan a Ana María Aldón

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

La duodécima gala de Supervivientes 2020 nos dejó el esperado cambio de look de Ana María Aldón. Tras dejarse tentar en 'la mesa de las tentaciones' y aceptar sacrificar su melena por tres cocidos, la diseñadora cumplió su promesa y se sentó en un improvisado salón de belleza en la Palapa.

Antes de 'cortarse la coleta', la superviviente quiso decir unas palabritas a su marido, José Ortega Cano: "Yo sé que habéis aprovechado mi ausencia tanto tú como el niño para raparos la cabeza. Os la habéis rapado porque os ha salido de las narices y yo lo voy a hacer por una gran causa, tengo el estómago pegado al espinazo y necesito fuerza para pescar. Espero que lo entendáis", les decía.

Además, Ana María le encargó una misión a su defensora en el plató, Gloria Camila: "El día que salga, por favor, tenme compradas cinco pelucas, tú elígelas a tu gusto y me coronas en el plató. Me bautizas con la peluca", le ha pedido mientras Lara dejaba caer que su discurso era una treta para alargar el momento de decirle adiós a su pelo.

Pero la espera terminó. Jorge, la víctima de su depilación en la última gala, fue el primero en debutar como peluquero. El guardia civil acabó con la coleta de Ana María.

El primer tijeretazo no fue tan mal e incluso Jorge Javier le decía que se había quitado unos cuantos años de encima. Ella, bromista, les deleitaba con unas poses a lo Sharon Stone en Instinto básico. Pero el corte continuó. Sus compañeros, uno a uno, le han cortado con la tijera un mechón del pelo y han protagonizado un 'enfrentamiento' único con ella. "Si te queda mal te llevas un recuerdo de cada uno de ellos", ha bromeado Jorge Javier Vázquez.

Poco a poco la melena de Ana María dejaba de tener forma y el presentador le lanzaba unas cuantas pullas: "Tienes el pelo como un oso panda" o "Te iba a decir que estás muy guapa pero no puedo", han sido algunas de sus bromas. Y también ha habido parecidos: Lina Morgan en La tonta del bote, Julia Otero en 3x4 o Cameron Díaz en Algo pasa con Mary. Eso sí, Jorge ha reconocido que le sienta mejor el pelo corto: "Me cuesta entender cómo la gente tan joven como tú acaba dejándose unos pelos que le echan años encima. Ahora no aparentas más de treinta años", le ha dicho."Te agradezco mucho tu comentario porque me va a venir muy bien, tenía ganas de llorar y ahora tengo ganas de reírme", ha respondido sarcástica.

"Si parece que estoy en el paritorio de lo que me agarro", decía la víctima. "Que ésta es muy bruta y se cree que está en el tractor", decía de Yiya, que le cortaba un mechón de lo más generoso. Entre bromas y pullitas sobre su nuevo aspecto, llegó el momento de Rocío Flores.

La nieta de la Jurado no ha sido muy delicada con la maquinilla y Ana María se quejaba: "¡Me vas a rajar el cráneo!" o "¡que no estás esquilando una oveja!", eran algunos de sus gritos. Uno a uno, todos los compañeros pusieron su toque a un cambio de look que terminó con una petición de la superviviente: