'Supervivientes' da un masaje a Kiko Matamoros que le puede salir muy caro

·5 min de lectura

En Telecinco había interés en que Kiko Matamoros fuese a Supervivientes desde hace muchos años. El colaborador de Sálvame ha sido un hueso duro de roer, pero este 2022 al fin aceptó la propuesta de irse a Honduras a superar pruebas y a convivir con otros famosos entre mosquitos, frío y hambre. Aunque él, en el pasado, se ponía muy gallito sobre todo lo que haría en Supervivientes, lo cierto es que su concurso está lleno de lagunas, cierta desidia y muy malas formas hacia algunos de sus compañeros. Mediaset, sin embargo, parece empeñada en dejarle en la competición a toda costa, y en la gala celebrada este jueves 26 de mayo le dieron un masaje a Matamoros que, a la larga, le puede salir muy caro al concurso.

En otras ediciones, pedirle a los compañeros que te nominasen estaba considerado una infracción, pero esta temporada no lo es. El propio Kiko le está pidiendo a sus compañeros, semana a semana, que pongan su nombre sobre la mesa; él lo considera un desafío. La pasada semana, con cierta chulería, aseguraba que estar nominado “es un plus, me da mucha más intensidad al concurso, me gusta estar en la cuerda floja. Te produce adrenalina los jueves”. Tan arriba se vino contando esto que acabó afirmando que estar nominado le pone cachondo.

Kiko Matamoros en una imagen promocional de 'Supervivientes' (MEDIASET)
Kiko Matamoros en una imagen promocional de 'Supervivientes' (MEDIASET)

Esta semana se jugaba la expulsión con Nacho Palau, Desirée Rodríguez y Marta Peñate, y finalmente, la expulsada ha sido Desi, quien en los últimos años ha conseguido labrarse un respeto como actriz después de interpretar a Paca la Piraña de joven en la serie Veneno. Una salida que el propio Kiko Matamoros predijo cuando se cerraron las líneas, y le deseó un feliz viaje al palafito, donde se convertiría en parásitos.

Así, Kiko se ha librado por cuarta vez de la expulsión, mientras que Desi, en su primera vez en la cuerda floja, ha acabado expulsada, y el domingo se comprobará si es ella o Juan Muñoz, el actual parásito del reality, quien sigue (de momento). De hecho, él ni siquiera ha llegado a la última criba de las votaciones: fue el primer concursante de toda la edición en salvarse enTierra de nadie, la gala que desde esta semana se emite en directo en la noche del martes.

En las redes sociales, los seguidores de Supervivientes no entienden qué ha sucedido: en apariencia, Desi es una de las favoritas, alguien que ha conseguido meterse al respetable en el bolsillo. Ya hay quien sueña con verla llegar a la unificación, o incluso que se convierta en finalista o ganadora a pesar de este revés.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Que se hayan salvado Nacho, Marta o Kiko se lo explican mucho menos, en especial, en el caso de este último. Se habla de tongo, incluso. Una sensación generalizada es que, como Matamoros chocaba tanto con Desi, la han apartado de la convivencia y le han puesto ya un pie de vuelta a España. O en otras palabras, que al colaborador de Sálvamese le está protegiendo como a pocos, como si el programa le necesitase sí o sí para funcionar. Cierto es que Kiko es bueno generando conflictos, pero Supervivientes no se puede alimentar únicamente de discrepancias.

A esto se le suma el hecho de que Kiko ha sido el primer concursante en recibir una visita de un familiar, en este caso, de su novia Marta López Álamo. A veces, las visitas a familiares duran escasamente una hora, un visto y no visto, pero a Kiko le dejaron estar muy tranquilo con su chica… Y luego le dieron una segunda sorpresa llevándosela de nuevo, en una supuesta despedida de soltero de él, que fantasea con pasar por el altar con la joven influencer. La llegada de ella coincidió con un sonado bajón de ánimos (y de salud) del hermano de Coto Matamoros, quien recuperó la ilusión por seguir en el concurso.

Aunque Supervivientes está siendo líder en la noche del martes y jueves, y los domingos está funcionando francamente bien, lo cierto es que Telecinco no debería dejar clara la preferencia por ninguno de sus concursantes, o al menos, proyectar la sensación de que unos están más protegidos que otros. Ya hemos visto que en el último año han caído torres televisivas muy altas, y por eso deberían mimar más a este formato, del que dependen tres prime time semanales y que nutre de contenido a otros formatos como Sálvame, El programa de Ana Rosa o Viva la vida. Que los comentarios de los espectadores giren alrededor de la palabra tongo nunca es beneficioso.

Si Kiko está protegido, es hora de bajar esa barrera y dejar que las pase igual de canutas que el resto de sus compañeros. Y si la organización no considera que se le esté dando un masaje ni un trato de favor semana a semana, que piensen qué se está haciendo mal para que la audiencia tenga esa desagradable sensación.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente