El desagradable discurso machista de Marta sobre Melyssa en 'Supervivientes'

Teresa Aranguez
·6 min de lectura

Por fin empieza lo bueno en Supervivientes. Tras la tensión de la primera expulsión y con el hambre haciendo de las suyas, los concursantes comienzan a perder los papeles, a veces de manera injustificada. El discurso de Marta asegurando que Melyssa ha salido a flote en la isla gracias a Tom la ha colocado en el punto de mira y en la lista de nominados. La exgran hermana la acusaba de desagradecida por no valorar los cuidados del francés y, de alguna manera, ponía en duda su fortaleza y puesta en marcha por sí misma.

Un argumento muy pobre y con tintes machistas que ha puesto en peligro la credibilidad de Marta y su estancia en el concurso.

Marta y Melyssa en Supervivientes 2021 (Twitter/@Supervivientes)
Marta y Melyssa en Supervivientes 2021 (Twitter/@Supervivientes)

Si hay algo de lo que la colaboradora de Sálvame sabe es de televisión. Acaba de cumplir 20 años en la caja tonta desde su primera aparición como concursante en la segunda edición de Gran Hermano en 2001. Por eso no se entiende esta salida de tono con Melyssa. Su animadversión hacia la influencer es evidente, hasta ahí respetable. Pero que la acuse de permanecer en el concurso gracias a la figura protectora de Tom Brusse, no vale. "Ella es quien es en el concurso porque tú la has ayudado mucho", dijo convencida a su ‘amigo’.

La protagonista indiscutible de la segunda edición de La isla de las tentaciones tiene sus puntos débiles, como todos, pero entre ellos no está el de desagradecida ni ‘dependiente de’. Quizás en el pasado lo fue, pero eso ya es historia. Cierto, no es la superviviente más fuerte y apañada de esta edición, pero no se casa con nadie, tiene las ideas claras y es justa cuando tiene que serlo. Lo ha demostrado en su relación con Tom en la isla. Cuando tiene que cantarle las cuarenta se las canta y cuando tiene que echarse unas risas con él se las echa. Se siente el resquemor y la desconfianza que todavía le tiene pero su trato es cordial y amigable, mucho mejor de lo que hubiéramos esperado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

No soy fan de Melyssa ni tengo especial interés en su paso por el concurso, simplemente no creo que viniese a cuento la salida de tono de Marta. Ya a estas alturas es mejor decir que alguien no te cae bien que recurrir a comentarios tan peligrosos como que deberías estar agradecida a tu ex por estar donde estás. Y mucho menos después de la dolorosa historia que precede a la pareja. Quizás Melyssa no destaque por pescar, pero sí por saber defenderse. “Que me digas que estoy aquí porque él me ha ensalzado... no me gusta que me digan que un hombre me saque las castañas del fuego. Y menos de un hombre que un día me destrozó. No me gusta que me digan que no soy válida cuando soy fuerte”, expresó sin titubear.

Las caras de Marta en la palapa parecían las de una niña enfadada en el patio de un colegio. Cuanto más perdía los nervios, más en control se mostraba Melyssa que, un reality más, volvió a ganar adeptos con sus intervenciones medidas y coherentes. No alzó la voz y se hizo escuchar, dejando a su contrincante totalmente K.O. Una actitud que terminó de sacar de quicio a Marta quien vomitó todo tipo de improperios hacia su ya enemiga. “Ha sido una desagradecida y una egoísta. Si le digo algo se pone a llorar, mi hijo de diez años lo entiende mejor”, arrancó. A ello le siguieron los apelativos de falsa y víctima, entre otros cuantos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La guerra ha estallado y esto no tiene miras de arreglarse, por ahora. Lo más curioso o, mejor dicho, incómodo de todo esto es ver a un Tom a sus anchas sin abrir la boca. Aunque en algún momento dio la cara por Melyssa, lo hizo con la boca chiquita. Es evidente que no le conviene ponerse a malas con su exnovia pues sabe la legión de seguidores que tiene detrás, así que no termina de ser del todo transparente. Muy lícito como estrategia para aguantar en el concurso, pero muy feo como detalle personal. Si bien Tom ha podido animarla como el resto de sus compañeros en los momentos bajos, la permanencia de Melyssa en el reality es por méritos propios. No sabría decir si podemos afirmar lo contrario.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Su relación tortuosa con Tom es su letra escarlata y la va a perseguir allá donde vaya. Lo que vivieron en la LIDLT dio para mucho y, hasta cierto punto, es normal que eso repercuta en el paso de ambos por la isla. Pero es un argumento facilongo agarrarse a eso para sacar temática y destacar. Lo siento Marta pero ya es un tema muy trillado. No contenta con eso y en su intento por ‘desenmascarar’ a Melyssa, la mejor amiga de Kiko Hernández volvió a usar un recurso muy feo, especialmente entre mujeres. Después de decirla que ya la había “cazado”, le casi sentenció que iba a acabar con Gianmarco. ¿Era necesario decir eso?

Aunque muchos ya apuntan al primer tonteo de la edición, yo, de momento, ahí no veo más que un cariño entre compañeros. Es lo que se conoce como conexión, pero parece que cuando un hombre y una mujer la tienen ya es señal de romance. El italiano y Melyssa se llevan genial, se ayudan y se escuchan, pero no se percibe nada más. Me parece un poquito rastrero dar a entender algo por el simple hecho de dejar mal a la otra persona. Hace unos días la propia Melyssa reconocía que había dejado a una persona muy especial fuera, así que, a mi modo de ver, las afirmaciones de Marta tiene como propósito meter más cizaña.

Más allá del análisis y de si estamos de acuerdo o no con su actuación, lo cierto es que es una trama que va a dar mucho juego. Yo hubiese esperado que no se recurriera a afirmaciones tan simples y dañinas, al final todos están allí por su propia valía y cada uno se defiende como sabe y puede. Siempre he dicho que el simple hecho de ir a Supervivientes ya es de valientes, independientemente de las alianzas que allí se hagan. Así que ese tipo de comentarios machistas a estas alturas del partido sobran por completo.

Las redes ya han hablado y Marta no ha salido muy bien parada de esta gala. Piden su expulsión para el próximo jueves y no lo tiene fácil con contrincantes como Tom, Melyssa y Omar. Pero Marta es avispada y no me extrañaría que en esta semanita que tiene por delante intente reparar su error, sería muy inteligente de su parte y como espectadora y mujer, se lo agradecería.

Más historias que te puedan interesar:

Fuente de la imagen: Twitter/@Supervivientes