El juego de Jorge Javier con Tom en 'Supervivientes' ya no hace gracia

·5 min de lectura

Hay galas y galas, y la de este jueves en Supervivientes ha sido histórica. La irrupción de Sandra Pica en la isla para dejar a Tom Brusse compuesto y sin novia ha roto todos los esquemas del público y también los del presentador. Jorge Javier Vázquez aprovechaba la recién estrenada soltería del francés para hacerle una propuesta que disparó la temperatura y sacó los colores al participante, esta vez menos receptivo que en otras ocasiones. 

De nuevo sus bromas generaron risas, pero sobre todo incomodidad. Sin embargo, ¿tendría el mismo efecto si la destinataria fuera una mujer?

Tom Brusse y Jorge Javier Vázquez en Supervivientes 2021 (Twitter/@supervivientes)
Tom Brusse y Jorge Javier Vázquez en Supervivientes 2021 (Twitter/@supervivientes)

A nadie le pilla desprevenido que Jorge Javier le tire los tejos a un concursante de reality. No será la primera vez ni la última que lo haga. De hecho es ya una especie de ritual con el que contamos en cada estreno. Lo hizo con Fabio Colloricchio y Elian Cohen en pasadas ediciones y ahora le toca a Tom, por quien tiene debilidad desde que se diera a conocer en La isla de las tentaciones y posteriormente en La casa fuerte. A veces es difícil descifrar si lo hace porque verdaderamente le gustan o simplemente por dar de qué hablar.

Desde que arrancara la nueva edición de Supervivientes hace ya cinco semanas sus cara a cara con Tom no tienen desperdicio. Cada vez que puede, el presentador le deja saber sin tapujos que él siempre le estará esperando cuando sus novias no le quieran. Y Tom, todo sea dicho, tampoco se corta un pelo y corresponde a ese flirteo con risas y comentarios picarones. Sin embargo, este jueves el francés se quedó sin palabras. Bien porque está en shock por el plantón de Sandra o porque a su pretendiente en plató se le fue la mano con los piropos.

La escena de tres rombos se producía casi al final del programa cuando a Tom le tocaba nominar junto a Omar. Alicaído por la circunstancia vivida con su no sabemos si ya exnovia, Jorge Javier quiso subirle los ánimos y abrirle el apetito con un menú muy sugerente con el que le esperaría a su regreso. "Tom no te preocupes que cuando vengas a España ya te daré yo de comer", empezó antes de soltar los platos fuertes. Sinceramente, todos veíamos venir lo que se avecinaba. Pero nos quedamos cortos.  

La cara del ex de Melyssa no mostraba el entusiasmo de otras veces, pero aún así, bastante desganado, trató de seguirle el juego como pudo. "¿Cuál es tu mejor plato?", le preguntó sin mucha alegría. Antes de volver a liarla, Jorge Javier lanzó una mirada cómplice a la dirección del programa y echó una risa de las suyas que hacía presagiar la burrada que dispararía. "Pues mira me sale muy bien el rabo de toro y luego también me sale muy bien, que ya la probarás, la leche montada", añadió como broche final del menú.

Aunque Tom trató de disimular y hacer como si no pasara nada, la incomodidad del piropeado se percibía desde casa. "Ohh, muy bien... sabes que te quiero Jorge", expresó bastante cortado y cara de desconcierto. Si bien salió del paso con elegancia, ni él ni su compañero Omar, ni mucho menos los espectadores, contábamos con un comentario así de directo. Como suele ocurrir en estos casos, las redes no tardaron en hacerse eco del momentazo televisivo y poner a Jorge Javier a caer de un burro.

Ya sabemos que en la mayoría de las ocasiones, el presentador lo hace para provocar y picar a sus detractores. Unas críticas que le entran por un oído y le salen por el otro. A él le gusta crear polémica y sacar los colores, tanto a sus guapos destinatarios como a quienes le ponen fino. Una vez más logró su objetivo y provocó sarampión con ese morbo que despierta su relación ficticia con Tom. Su debilidad por él nació en el reality de las traiciones amorosas y se afianzó en La casa fuerte donde llegó a decirle algo así como "cuando te dé un pollazo, no te quejes".

La nueva propuesta cargada de morbo ha generado por enésima vez un debate nada favorecedor para el presentador en Twitter. La pregunta que se hacen algunos es: si fuera heterosexual y hablase así a una mujer, ¿se tomaría a risa o se señalaría al presentador de acoso o machismo? Frases de tono sexual tan directas como estas por parte de un presentador hacia una concursante o colaboradora serían censuradas rápidamente, y con razón, ya que no se trata de utilizar este debate para quitarle un ápice de exposición al discurso feminista.

Hubo quienes definieron el cuadro del jueves como un 'acoso' por parte del catalán. Una palabra demasiado seria y grave como para escribir tan a la ligera.

Después de tantos años viéndole en la tele, parece que al presentador de Sálvame le trae al pairo lo que digan de él. Las rabietas de quienes le critican, medios, tuiteros o público de realities no van a impedir que siga soltando lo que le apetezca de los políticos, de personajes de actualidad y, sobre todo, de los hombres que le gustan. Ya no está para ser políticamente correcto. Y cuanto más polémica se genere, más va a pinchar Jorge Javier. No me cabe duda. ¿Debería escandalizarnos tanto? Supongo que eso ya depende de la sensibilidad de cada uno, y sobre todo de los piropeados.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter/@Supervivientes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente