‘Supervivientes’ afila un puñal de doble filo directo para Anabel Pantoja

·7 min de lectura

En pleno ecuador de Supervivientes, toca ponerse las pilas y generar contenido potente para seguir despertando la intriga y el interés del espectador. Con casi la mitad de los participantes que entraron, el panorama se presenta prometedor, especialmente para Anabel Pantoja. En estos días se daba a conocer en Mediaset el posible entramado para sorprender a su colaboradora en la isla, y la situación es de todo menos agradable para ella. Si lo que tienen entre manos se llega a dar, la sobrina de la tonadillera podría ver tambalear su estabilidad en el concurso, incluso sus posibilidades de ganar, que son unas cuantas.

Quién lo hubiera dicho hace casi un mes y medio cuando se preparaba para entrar en Supervivientes. Después de su abandono en su primera participación en 2014, casi nadie apostaba demasiado por ella en la isla esta segunda vez. Sin embargo, es una de las más fuertes y divertidas. Se pasea por allí como Pedro por su casa, como si aquel fuera su hábitat natural, y se ha convertido en un apoyo fundamente para una gran parte de su grupo. Aunque resulte difícil de creer, se queja menos que otros y se ha hecho a las difíciles condiciones del lugar sin ir de víctima, un papel que ha dejado en el plató de Sálvame para disfrutar a tope de esta experiencia.

Era una cuenta que tenía pendiente con ella misma y la está saldando de muy buena manera. Es, junto a algunos más, una de las protagonistas de esta edición. Además de salero a la hora de hablar y actuar, Anabel también está en boca de todos por su supuesta historia de amor con Yulen. Y digo supuesta porque, además de no haberse materializado todavía, genera muchas dudas entre la audiencia y algunos de sus compañeros. Entró hecha un mar de dudas sobre su relación con su ex Omar Sánchez y se ha encontrado con un panorama que se lo pone aún más difícil. Le gusta su compañero, y mucho, pero es que parece, o al menos eso dice él, que el sentimiento es recíproco. Así que si antes estaba confundida, ahora tiene ante sí una situación bastante complicada. Las lágrimas por el que fuera su marido se han convertido en risas de adolescente y mariposas en el estómago cada vez que Yulen está cerca.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero que no se preocupe porque Supervivientes podría sacarla de esa confusión más pronto que tarde. Lo que parece estar preparando para ella sería un auténtico regalo para la audiencia, deseosa de ver el desenlace. Sin embargo, podría convertirse en una auténtica pesadilla para su protagonista, sobre todo al vivirla a tantos miles de kilómetros de España y sin posibilidad de reacción. ¿Qué se le ha ocurrido a la cadena para sacar de dudas a Anabel? Pues enfrentarla con su realidad y un posible fantasma del pasado: Omar Sánchez.

Este sábado el canario pisaba fuerte el plató de Sábado Deluxe en una entrevista a corazón abierto con Jorge Javier Vázquez. Y, aunque su intención no era dejar mal a la que fue su pareja, sus declaraciones no fueron precisamente beneficiosas para la sevillana. No solo desveló que tuvieron relaciones íntimas poco antes de ella irse a la isla, sino que la carta que le escribió a Yulen en el reality es prácticamente igual que la que le leyó a él en su boda. La situación en sí fue bastante cómica, pero para Omar todo esto es una gran decepción. "Me siento un poco humillado... Anabel como pareja es un punto y final", expresó tajante ante lo que está viendo entre ella y Yulen.

Lo gordo vendría después cuando se le propuso la posibilidad de visitarla en Honduras y poner las cosas sobre la mesa con Anabel. Ella dijo estar confusa hace días, así que, ¿por qué no ponerla frente a Omar para que se aclare? La cara de él ante la propuesta fue muy receptiva y no hubo para nada un 'no' tajante. Si bien todavía no hay nada confirmado ni se sabe qué pasará finalmente, todo apunta a que el asunto podría estar cogiendo forma para que la esperada escena se produzca. A él le encantaría regresar al lugar donde fue tan feliz durante su participación y, de paso, le pondría las cosas claras a su ex. La invitación es jugosa y sería una auténtica bomba para el reality.

Para quien no lo sería tanto es para Anabel. Esta posible visita supondría un arma de doble filo para ella por los peligros que trae consigo. Primero, su imagen. Recordemos que Omar es visto como la víctima abandonada por su pareja que ahora encima está tonteando con otro. Su papel no sería precisamente como el de la buena de la película y podría desestabilizarla bastante, incluso afectarla frente a la audiencia. Además, tener a Omar de frente podría ponerla entre la espada y la pared con Yulen, quien esta semana aseguraba tener dudas de si ella habría olvidado por completo a su ex y él sería el 'pringado' de turno. Una idea que se le quitaría de la cabeza si viera la ilusión que emana Anabel cada vez que le mencionan a Yulen y habla de él con sus compañeras.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Con esta jugada de cartas sobre la mesa, Anabel tendría que posicionarse y elegir por quién apostar sentimentalmente. Todo un papelón porque, aunque más o menos lo tenga claro, haga lo que haga saldrá dañada. Por mucho que lo suyo con Omar haya acabado, no deja de ser alguien muy importante para ella, y darle un adiós definitivo delante de toda España no sería plato de buen gusto para ninguno. Recordemos que él regresa pero ella se queda sola sin poder hacer nada y dándole vueltas a la cabeza.

Por otro está lo que le viene encima por estos lares, es decir, en los platós de los diferentes programas de Mediaset donde se comenta el reality, que son unos cuantos. Ella se convertiría en protagonista absoluta y no precisamente de un tema que la favorece. Todos los ojos estarían puestos en ella y en sus reacciones. No es lo mismo ser la estrella de una situación favorecedora y positiva, que ser la que deja plantada al otro y encima se enamora de un tercero. Su vida, su caos y su confusión volverían a estar en boca de todos, y no sé hasta qué punto la beneficiaría. Da igual qué dirección tome, Anabel está en zona de peligro.

De momento la confirmación de que Omar va rumbo a Honduras no está hecha, pero no me extrañaría nada que se anunciase más pronto que tarde. El tema es jugoso e igual que en su día quisimos ver a Tom y Sandra resolver su juego de a tres en aquellas playas paradisíacas, ahora nos apetece, y mucho, ver cómo acaba este culebrón. Es cierto que para Anabel será de todo menos gracioso, pero también creo que su concurso va más allá de Yulen y Omar. Está siendo una superviviente fuerte, trabajadora y, sobre todo, muy buena compañera (también dramática). A excepción de los regaños de Kiko, por lo general, casi todos la quieren y la consideran un pilar importante en su grupo. Y eso también cuenta a su favor.

Ella conoce mejor que nadie los entresijos de su programa Sálvame y las ocurrencias de la cadena, así que no le debería pillar tanto por sorpresa la posible visita de Omar. Aunque así de primeras podría parecer una situación poco favorecedora para ella, a lo mejor las cartas se dan la vuelta y el público logra ver su lado más vulnerable. Todo puede pasar, lo que está claro es que de producirse, sería un episodio imperdible, muy a lo Pantoja.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter/Supervivientes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente