Anabel Pantoja no se merecía este momento en 'Supervivientes'

·8 min de lectura

Comienza la cuenta atrás de Supervivientes y con ella las ideas del equipo de producción para hacer de estas semanas algo inolvidable y de lo más entretenido para los espectadores. Bueno, y también para sus participantes. Este domingo en Conexión Honduras sucedía algo que podría desestabilizar en toda regla a uno de ellos, concretamente a Anabel Pantoja. El reality ponía en marcha un plan muy fructífero y morboso a nivel televisivo, pero quizás no tan bueno para ella y que a la larga podría repercutir tanto en su desempeño como en su incipiente relación con Yulen Pereira. Ya sabemos que ella aguanta lo que le echen como tantas otras veces en su programa Sálvame, pero este circo que se han montado no creo que le haga mucha gracia.

Con la expulsión de los supervivientes del programa empiezan a ver la luz algunos de los secretos mejor guardados en la isla. Hace unos días era Desy quien, sin pelos en la lengua, destapaba algunas primicias sobre la relación entre Yulen y su amiga Anabel. Decimos amiga porque hasta que abandonara la isla su unión era especial. Lo que no sabemos es si a la sobrina de la tonadillera le gustará saber lo que ha contado en un polígrafo del Deluxe. Entre otras cosas, aseguró que "hubo besos con lengua y caricias" antes de arrancar la aventura. Por decir hasta dijo que en la pre-convivencia también compartieron cama en el hotel dejando así entrever que lo suyo ya venía de atrás.

Ahora, el romance estrella del reality vuelve a estar en la palestra por otra polémica: la reacción de la madre de Yulen al encontrarse cara a cara con Anabel este domingo en la isla. Era uno de los momentos más esperados y finalmente se dio. El programa organizó muy bien la encerrona a la sevillana para que fuese ella la primera en ver a la que ya puede llamar suegra. Como pudo observar toda España, fue un momento lleno de emoción, lágrimas y abrazos. Nada que ver con la tensión que muchos ansiaban ver entre ambas mujeres, sobre todo después de lo ocurrido en nuestro país estos días. Detrás de esta escena tan idílica se esconde algo mucho menos agradable que podría hacer mucho daño a Anabel, ajena a todo lo que hay. Este encuentro ha levantado muchas espinas, sobre todo en la familia de la concursante y más en concreto su madre, Mercedes, quien tras observar la reacción de Arelys y verla actuar como si nada con su hija, definió de "falsedad" este momento en sus historias de Instagram.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Todo se remonta a hace unas semanas cuando Arelys confesó en un polígrafo del Deluxe sus medio verdades y alguna que otra mentira destapada acerca de lo que piensa de la relación de su hijo con Anabel y de la propia Anabel. Aunque trató de salirse por la tangente y quedar bien, la máquina de Conchita dejó claro que no está precisamente muy feliz con lo que está pasando en la isla. Para empezar, quedó al descubierto que su hijo estaba en el reality para buscar fama, y no solo eso, sino que no ve ningún futuro entre los tortolitos. También se conocieron detalles como que antes de la isla ella apagaba la tele cuando veía a Anabel en Sálvame (sobre todo cuando había gritos) y se dio a entender que no la veía precisamente como una mujer a la altura de su hijo por su falta de estudios. Arelys, de alguna manera, se vio acorralada en el programa y trató de descafeinar todo lo que se dijo, pero lo que se vio no se puede negar y Anabel no quedó precisamente bien.

Después de toda esta polémica generada en España, organizar este encuentro con Anabel sabiendo que ella no tiene ni idea de lo que se ha dicho sobre ella, es un poco jugar con desventaja. Como era de esperar, la colaboradora de Sálvame se tiró a sus brazos, lloró y le ofreció todo su cariño cuando la vio detrás de la puerta falsa creada a orillas del mar. Tenía muchas ganas de conocerla por todo lo que le había hablado Yulen de ella y así se lo dejó saber. Desde casa, muchos de los que vimos este momento, sentimos cierta pena al saber que detrás de estos abrazos y gestos de cariño por parte de Arelys hay algo mucho menos bonito que cuando Anabel lo descubra le podría causar un gran daño. Todavía Arelys no ha podido hablar mucho con su hijo más allá de lo superficial, pero seguro que el martes el encuentro entre ellos se alarga y a lo mejor ahí salen a relucir algunos asuntos. Sería lo justo. O quizás, prefiere no compartir lo que verdaderamente siente sobre su amor con Anabel para no arruinarle su estancia en el programa.

Lo que ya es inevitable es lo que hemos visto en este otro lado del océano y la sensación es bastante desagradable. Anabel, como es lógico, juega con menos cartas después de tantas semanas alejada de la realidad y los medios. Así que no ha pillado por sorpresa su alegría y alboroto tras su encuentro con Arelys. Ha sido la reacción de la madre de Yulen la que no ha gustado tanto a la audiencia, pues después de todo lo que ha dado a entender en sus diferentes apariciones televisivas, se la esperaba un poco más distante, o al menos más clara.

Pero que no se preocupe Anabel porque su madre Merchi no ha dejado pasar este momento por alto y se ha encargado de gritar a los cuatro vientos en redes la mentira detrás de este encuentro. "¡Qué falsedad! Qué ingenua es mi hija", escribía en su perfil. Su enfado no solo se produjo porque lo que vio no corresponde con la realidad de la que hemos sido testigo estos días, sino porque no le parece justo que su hija tenga que encontrarse con esta mujer a la que no conoce de nada y que no haya visita para ella. De alguna manera, se ha sentido dolida del circo que se ha montado del que Anabel es totalmente ajena. "Se merece su visita ya y no la de una persona que ni conoce. Muy injusto", añadió.

En la recta final del reality, es cierto que es de las pocas a las que le falta recibir una visita de apoyo. Sus compañeros Kiko Matamoros, Ana Luque, Nacho Palau y ahora Yulen ya la han tenido, así que es normal que su madre exija que en vez de tanta encerrona, le lleven a alguien que la anime de verdad en esta etapa en la que ya están tan desgastados y decaídos. Sobre todo, teniendo en cuenta que es una de las participantes que, guste más o menos, es la que más juego y contenido está dando. Por lo tanto el hecho de que se siga explotando el tema de su romance y estirando el chicle de esta forma no ha caído en gracia entre los suyos.

El asunto no termina aquí. El martes los visitantes, incluido el sobrino de Palau, seguro que vuelven a estar un ratito con los supervivientes y quizás, como mencionábamos, ahí surjan otros temas más profundos entre madre e hijo que pongan finalmente sobre la mesa lo que Arelys piensa de la relación del momento. Creo que sería lo justo. No digo que la madre de Yulen le suelte de sopetón todo lo que piensa y la locura que se ha desatado en España con sus declaraciones, pero sí que sea algo más clara con su hijo de lo que piensa y siente. Sería muy poco valiente que lo dejara todo como está y no compartiera con él algunas de esas cosas que ha dicho en las galas y que no le hablase con más sinceridad.

Lo que me queda como conclusión es que aquí la más afectada es Anabel, quien no solo se queda otra semana sin visita, sino que al no contar con toda la información, quedó ante todos como la 'pobrecita' de esta historia. A pesar de la incomodidad de lo sucedido, sin ella saberlo, este capítulo le beneficia porque la convierte en la gran víctima de esta telenovela. Y eso ya sabemos que vende y favorece mucho. Los mensajes de apoyo a la sevillana no se han hecho esperar y las redes se han volcado en su defensa. Nada que ver con Arelys, cuyo comportamiento podría no beneficiar de la misma forma a su hijo, quien, sin querer, podría pagar las consecuencias.

Esta semana se enfrenta a la nominación y aunque no tiene todas las papeletas para salir pues hay otros como Kiko o Palau que se juegan más el pellejo por la semanita infernal que están viviendo, ya sabemos que aquí cualquier paso en falso lo puede cambiar todo. Mientras tanto, Anabel sigue viviendo su romance de cuento, ahora también con una suegra con la que, de momento, está encantada de la vida a pesar del feo panorama del que es ajena. Veremos cuál es su reacción cuando se entere del pastel que hay detrás.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter/Supervivientes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente