Super Bowl, el evento que no sobreviviría sin JLo y Shakira, aunque le pese al deporte

Shakira y Jennifer Lopez. EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO

Los niveles en los medios deportivos sin duda se ven más marcados cuando un evento de gran magnitud incluye actividades que para muchos son más importantes que el evento principal, como el caso del Super Bowl y su espectáculo de medio tiempo.

El espacio entre las dos mitades del partido más importante de la NFL, cada año cobra tanta fuerza que es prácticamente un espectáculo independiente del evento que es la razón principal para dicho espectáculo.

LEER | Jocoso anuncio de aguacate mexicano para el Super Bowl

Y ha tomado tanta relevancia que hoy es prácticamente imposible pensar un Super Bowl sin un show de medio tiempo con figuras consagradas a nivel mundial que crearán otro cosmos mediático, una órbita alterna que de igual forma comparta parafernalia y fastuosidad como el espectáculo principal.

El jueves 30 de enero se dio la conferencia de prensa más esperada de toda la semana de eventos mediáticos en Miami, sea porque el Super Bowl es en esta ciudad, sea porque son las dos cantantes latinas con más fama y popularidad al momento o porque es la cereza del pastel, el enorme pastel que significa este partido y el orgullo de la multimillonaria inversión de Pepsi Cola, patrocinadora principal del Super Bowl LIV y su show de medio tiempo.

Shakira y Jennifer Lopez. (AP Foto/David J. Phillip)

Fieles al orden y a la puntualidad, los organizadores no tuvieron que improvisar nada, todo estaba planeado y así se realizó. Hubo algunas palabras de un directivo de la NFL y otras de uno de la embotelladora Pepsi-Cola, (dos totales desconocidos). Estas dos marcas deben ser reconocidas porque son las principales protagonistas de todo este colorido circo, más importantes aún que Jennifer López y Shakira, figuras que para muchos reporteros fue la razón principal de su viaje a Miami.

Fue difícil saber con exactitud cuánta gente asistió a la conferencia de prensa, se calcula alrededor de 500 invitados, de los cuáles solo un puñado de ellos eran auténticos periodistas deportivos.

Shakira y Jennifer Lopez. (AP Foto/David J. Phillip)

La conferencia fue vacía respecto a lo que se espera el fin de semana siguiente; no hubo fuga de información, ningún detalle, lo que propició que al cabo de unos minutos no quedara más que preguntar, nada qué decir, nada relacionado al deporte origen. El deporte pasó a segundo plano y así era la naturaleza de esta conferencia de prensa.

Las preguntas y significado del ser “las dos primeras latinas” en un espectáculo de medio tiempo de Super Bowl se formularon de mil formas disfrazadas, al igual que las respuestas, que nada nuevo arrojaron y cayeron en simples clichés culturales como el mosaico mismo que se vive en ciudades estadounidenses como Miami.

No esperábamos menos que declaraciones como “...es un momento muy importante para homenajear a los latinos y recordar la fuerza que somos en este país y en el mundo”, dijo Shakira, quien demostró un inglés con buen acento, pero imperceptible en su profundidad debido en parte a sus respuestas casi monosilábicas y con muletillas, cuando era el turno de hacerlas en español.

Jennifer Lopez. (Photo by TIMOTHY A. CLARY / AFP) (Photo by TIMOTHY A. CLARY/AFP via Getty Images)

Como frases ensayadas, ambas cantantes coincidieron en que su intervención será un paso más para “redefinir el concepto de la edad, la fuerza, la disciplina y lo que significa ser una mujer latina”.

Las dos celebridades dejaron ver su poco interés por el deporte ‘de las tacleadas’ y el deporte en general, aunque una tenga una relación con el futbolista español Piqué y la otra con el beisbolista Alex Rodríguez. Shakira aceptó que no entiende casi nada del fútbol americano y que del fútbol ‘soccer’ aún no entiende la regla del fuera de lugar.

LEER | La relación entre fútbol americano y el deterioro de la salud mental

Jennifer López no dijo nada al respecto y aprovechó la última pregunta en español para contestar por única vez en toda la tarde en castellano, mostrando que no tiene un buen manejo y uso del mismo, a fin de cuentas, ella y Shakira, las dos figuras latinas más importantes del momento, representan la esencia del mosaico cultural latinoamericano en Miami: la primera es del Bronx, Nueva York, y la segunda de Barranquilla, Colombia.

Obviamente, ninguna representa la ‘latinidad’ única y característica del sur de la Florida, pero son ‘latinas’.

Shakira y Jennifer Lopez. (Photo by TIMOTHY A. CLARY / AFP) (Photo by TIMOTHY A. CLARY/AFP via Getty Images)

Lo que quedó claro en este tipo de eventos, con la obligada diversificación cultural en realizaciones cien por ciento estadounidenses, es que la NFL necesita más de Jennifer López y de Shakira, que ellas de participar 13 minutos en un show que verán alrededor de 100 millones de personas alrededor del mundo.

La NFL supo escoger bien el show de medio tiempo de la fiesta más grande de los Estados Unidos, que es lo único que resta por ver.

Por cierto, los equipos que jugarán el Super Bowl LIV son los San Francisco 49rs y los Kansas City Chiefs. Aunque en esta ocasión, eso es lo menos importante.

Twitter: Ricardo Gutiérrez