'El Sultán': Entre la vida y al muerte

·2 min de lectura

Los meses pasan y Hürrem está a punto de dar a luz, nuevamente en El Sultan. El momento del alumbramiento se acerca. Mientras que Solimán reza para que su amada y su futuro retoño estén bien, la joven empuja rodeada de sus comadronas y amigas. Después de horas de mucho esfuerzo y dolor, nace su segundo bebé. En este caso, una hermosa niña.

En el capítulo 9 de El Sultán, Hatice empieza a recuperarse de la enfermedad que la ha mantenido en cama durante varios días. Hoy, ajeno a su hija ya ha venido al mundo, Solimán sigue con sus rezos. Ibrahim se percata de que un encapuchado los observa desde una esquina de la planta superior del palacio. De repente, observa como lanza un cuchillo que va directo a la espalda del Sultán. El hombre se interpone entre el arma y su “señor”. Cuando Solimán se percata de lo que ha ocurrido, ordena a sus guardias que atrapen a la atacante y llama a un médico para que cure a su amigo.

Solimán descubre que su atacante es otomano

Solimán saca la daga de la espalda de su amigo y mira con atención la empuñadura. “Este cuchillo es otomano”, comenta, haciendo ver que quien quiso segarle la vida es uno de sus súbditos. Por su parte, la noticia de que Ibrahim se debate entre la vida y la muerte llega a oídos de Hatice, que rompe a llorar solo de imaginar que podría perderle.

Hürrem se recupera del parto y descubre que lo que tuvo fue una niña. La mujer se preocupa, pues no sabe cómo reaccionará el Sultán al saber que fue capaz de darle otro niño. Sabe, perfectamente, que las mujeres no son igual de valoradas que los hombres en su cultura y tiene miedo de que la rechace.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente