'El Sultán', avance de los capítulos del 25 al 27 en Nova: Terrible acción

·2 min de lectura
Photo credit: Productora
Photo credit: Productora

En los capítulos de El Sultán de la semana pasada Gulshah trató de matar a Hürrem, pero terminó equivocándose de víctima y apuñalando a Nurhan, mientras que Sadika siguió espiando a Solimán. Pues en los capítulos 25, 26 y 27 de esta semana de El Sultán Ibrahim obliga a Hürrem a matar a Leo si no quiere que sea él mismo quien lo haga. “Ese chico está sentenciado a muerte. Si no le arrebatas la vida tú, le contaré al Sultán lo que hubo entre vosotros y él será quien le ejecute”, comenta el Gran Visir. Hürrem, con lágrimas en los ojos no tiene más remedio que obedecer al hombre.

Despacio, se acerca hasta Leo con un cuenco de delicias turcas en la mano. El joven pintor, que entiende lo que está pasando, coge uno de los dulces envenenados entre sus manos. “Jamás te haría pagar por mi error de quedarme aquí a pesar de que no querías. Me lo advertiste muchas veces. Te quiero y siempre será así”, dice con el rostro desencajado por la pena y la angustia al ver su muerte tan cercana.

Acto seguido, se come la delicia. Minutos más tarde, el veneno comienza a hacer efecto y Leo empieza a sangrar por la boca. Hürrem hace el amago de irse, pero no se atreve a dejar a su gran amor solo en los últimos segundos de su vida. Con gran cariño, coge su rostro entre sus manos y le acaricia suavemente, trancado de infundirle algo de tranquilidad. Leo cierra sus ojos para siempre, mirando por última vez la cara de su amada.

Nigar pierde la confianza de Hürrem

Por otro lado, Victoria se acerca lo suficiente a Solimán para estar a punto de matarle. La joven, con una daga en el cuello del Sultán, le confiesa que vino hasta el palacio enviada por Layos, expresamente, para matarle. No obstante, la chica falla en su cometido y el monarca sale airoso de la situación. Ahora será ella quien reciba el castigo que le corresponde.

Horas más tarde, Solimán se reúne con Ibrahim y le cuenta lo sucedido con Victoria. Además, le culpa de haber permitido que la chica se acercara tanto a él. “Matrakçı, en quien tanto confías, fue la persona que trajo a esa muchacha hasta mí y tú lo permitiste”, dice el Sultán. Mientras, Hürrem llora desconsolada la muerte de Leo y culpa a Nigar de lo sucedido. La sirvienta ha perdido la confianza de su señora.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente