El suicidio de Eda en ‘Las mil y una noches’

Por Telenovela
Photo credit: Telenovela

From Diez Minutos

QUÉ HA PASADO

  • Nadide es operada con éxito.
  • Ali Kemal recibe presiones para saldar sus deudas.

Sherezade rehúye a Onur y sale corriendo de la oficina con Kaan. Sin embargo, el empresario no se da por vencido y va tras ella. “Quiero olvidar mi pasado contigo. Tú ya no estás en mi vida y nunca lo estarás”, afirma la arquitecta. Unos malhechores comienzan a disparar al aire mientras Ali Kemal y Gani caminan por la calle. “La próxima vez no desperdiciaré las balas”, les advierte en una llamada el jugador al que deben dinero. Atemorizados, los hombres no ven otra opción que robar un camión lleno de mercancía y se lo entregan para saldar su deuda.

Beyza paga su frustración por la inminente boda de Engin con Duru. “En tu lugar yo estaría igual. Sherezade es más joven y más bonita que tú”, la provoca esta y la mujer le da una bofetada. Como su padre está de viaje por trabajo, la chica se refugia en casa de su prometida.

Kaan sufre un percance doméstico

Ante las presiones de Fatih para que pague el alquiler del apartamento, Eda lo invita a cenar y lo seduce. Sin embargo, de nada le sirve ya que el hombre llama a la policía para denunciarla. Totalmente fuera de sí, ella lo apuñala y huye de allí. Kerem recibe la demanda de divorcio de Bennu y decide irse de la casa. Desconoce que Eda está esperando con su coche en la puerta y justo cuando sale del garaje, la arquitecta aprovecha para colarse. Acto seguido, empieza a vaporizar un gas tóxico y llama a Sherezade para confesarle todas sus fechorías: “De no ser por ti, ahora estaría feliz con Ahmet. Esa infusión era para que murieras tú, no tu bebé”.

A la mañana siguiente es Bennu quien encuentra el cadáver de la pérfida mujer y avisa a la policía. En comisaría también investigan el robo en la fábrica de los Eviyaoglu y uno de los vigilantes declara que vio merodeando por allí a Ali Kemal y Gani. Burhan se pone furioso y ordena que los detengan. “No teníamos otra opción, Neco nos engañó”, se justifican en vano.

Nadide, al enterarse, muestra su decepción y exige a su esposo que no contrate a ningún abogado: “Es hora de que asuman sus errores y maduren”. Kaan, por su parte, se lleva un gran susto cuando trata de coger algo de unos de los armarios de la cocina y se le cae un cazo de agua caliente en la mano. Saliha llama a Sherezade, pero está en una reunión de trabajo y el niño pide ayuda a Onur, que lo lleva al hospital.