Si sufres estrés, tu corazón se beneficia más del ejercicio

·2 min de lectura
Photo credit: Westend61 - Getty Images
Photo credit: Westend61 - Getty Images

Los científicos llevan bastante tiempo recomendando el ejercicio físico por salud mental. La liberación de endorfinas, la concentración en una actividad que permite desconectar momentáneamente al cerebro o los efectos que facilitan el descanso y la satisfacción son algunos de los numerosos motivos por los que se invita a ello. Ahora, la ciencia ha añadido otro más al demostrar que quienes sufren estrés, ansiedad o depresión reducen el doble los riesgos de trastornos cardiovasculares respecto al resto de la población cuando desarrollan una actividad física.

La investigación, avalada por la Asociación Americana de Cardiólogos, analizó los historiales de aproximadamente 50.000 pacientes de la base de datos del Biobanco General Brigham de Massachusetts (Estados Unidos). Repasaron los números sobre aquellos que habían sufrido algún accidente cardiovascular entre quienes habían sido diagnosticado con un cuadro de depresión o ansiedad y los compararon con quienes no habían sufrían estos problemas de salud mental.

Según el estudio, tanto los que habían desarrollado ansiedad como depresión vieron como el ejercicio físico moderado de al menos 150 minutos semanales proporcionaba más de doble de beneficios en relación al riesgo cardiovascular.

Photo credit: Westend61 - Getty Images
Photo credit: Westend61 - Getty Images

"Matar dos pájaros de un tiro"

La explicación que encuentran los científicos es que los efectos positivos de hacer deporte en el cerebro también se transmiten al corazón. "Cuando uno piensa sobre cómo la actividad física reduce el riesgo cardiovascular, uno no suele pensar en el corazón. El efecto de la actividad física en la respuesta del estrés del cerebro puede ser particularmente relevante para las condiciones relacionadas con el estrés", argumentó Hadil Zureigat, firma principal de la investigación.

"Cualquier cantidad de ejercicio es útil, particularmente entre aquellos con depresión ansiedad. Puede ser duro hacer la transición, pero una vez conseguida, la actividad física permite a aquellos con problemas psiquiátricos crónicos relacionados con el estrés matar dos pájaros de un tiro", explicó Hadil Zureigat, médico del Hospital General de Massachusetts.

Evidentemente, los científicos han querido insistir en que esto no significa que el resto de la población deba abandonar las recomendaciones de la actividad física moderada frecuente. "La investigación no sugiere que el ejercicio sea únicamente efectivo para aquellos con depresión o ansiedad, sino que descubrimos que estos pacientes parecen tener más beneficios cardiovasculares gracias a la actividad física", matizó el autor principal del estudio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente