'Todo puede suceder': Visita sorpresa

ambra recibe con asombro la llegada de un viejo amigo, mientras que emma confiesa la verdad a su familia
'Todo puede suceder': Visita sorpresa

Carlo sigue bastante afectado después de su ruptura con Feven en el capítulo del miércoles de Todo puede suceder y trata de centrarse en sus negocios para salir adelante. El chico tiene una buena idea laboral, pero Alessandro se niega a asociarse con él, rompiendo así el sueño de su hermano. Parece que el pequeño de los Ferraro no tiene suerte en el amor y, tampoco, en el trabajo.

Por otro lado, Emma ya tiene la fecha de su, próxima, operación programada. La mujer, de nuevo, inventa que tiene que hacer un viaje, para justificar así su ausencia de la casa durante los días que dure la intervención y posterior recuperación. Sin embargo, Alessandro, que ya sospechaba que su madre les estaba ocultando algo, comienza a investigar y descubre así su secreto. Es entonces cuando Emma debe confesar que tienen que extirparle dos tumores benignos.

Giulia sigue viéndose con Alberto

Cerca de allí, Giulia sigue viéndose a escondidas con Alberto. La mujer no tiene la valentía suficiente para romper su matrimonio con Luca, por los menos, de momento. Pero tampoco quiere dejar de ver al atractivo policía que le ha robado el sueño y el corazón. Así pues, inicia una aventura amorosa que podría traerle fatales consecuencias.

La mañana de después, Emma es dada de alta y regresa a casa, pues la operación ha sido un éxito y la convalecencia podrá desarrollarla en su hogar. Sara y el resto deciden contratar a una enfermera que cuide de ella hasta que se reponga. Algo que no gusta para nada a Ettore. Además, Stefano regresa la ciudad trastocando así la vida de Ambra