¿Qué le sucede a Ares Teixidó? La presentadora se sincera

Diezminutos.es
·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

Hoy, por primera vez se sentaba en el plató de 'Sálvame' Ares Teixidó. Entraba algo nerviosa, porque conoce cómo funciona el programa, pero aún así ilusionada y contenta de contar su nueva vida. Antes de contar sus proyectos laborales, Ares confesaba al equipo de colaboradores que hace tiempo sufrió una gran depresión.

"Te culpas... fue un proceso que me costó bastante pero ahora estoy bien, ir a terapia es de las mejores cosas que se pueden hacer, hay que asumir que te pasa algo y hay que ponerse en manos de profesionales", contaba la presentadora. Desde que entró en GH VIP, su vida perdió estabilidad. No se encontraba a sí misma y las polémicas y conflictos con otros compañeros como Belén Esteban y rumores que volaban por su alrededor la dejaron sin aliento y con una inseguridad terrible. "No me arrepiento de haber entrado pero no supe gestionar lo que vino después, me superó".

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

"Fue como un duelo. Pasé por muchas fases, me cuesta gestionar estos temas emocionalmente hasta que finalmente llegué a la depresión". Ares asegura que ha seguido con la ayuda de los profesionales y de un tratamiento durante la pandemia, ya que la situación no era la más favorable. "Parece que todos los astros se había puesto mal y en contra tuya", le decía en plató y ella asegura que ahora "se han puesto donde quiero". "Todo pasamos malas rachas. Lo importante es salir".

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

También le han preguntado sobre sus dos relaciones conocidas con David Guapo y David Bustamante. Ella ha preferido no contestar sobre esos temas, ya que lo considera pasado pero sí que reconoce que no lo gestionó tampoco bien: "Todo lo que pasé ha hecho que hoy sea la mujer que soy". Ahora Ares está feliz con nuevos proyectos como presentadora, colaboradora de podcast y con el microteatro. "¿Irias a supervivientes?", le preguntaban para terminar y ella contestaba un tajante no: "El medico nunca me dejaría por la diabetes que tengo ahora".