Hay un "submercado" de propiedades: por qué expertos aseguran es el mejor momento para comprar e invertir

·4 min de lectura

El mercado inmobiliario siempre se mostró como un resguardo de valor, y también como una herramienta para dolarizar. Y hoy los representantes del sector aseguran que es el momento óptimo para comprar, porque las propiedades están en su piso histórico. Es más, dicen que lo que se ven en los portales de compraventa no refleja lo que realmente está pasando.

Así, el arquitecto y broker Oscar Puebla señala que "las propiedades que se ven en los portales están fuera de valor, por encima. Las que se venden no se publican, porque en este contexto no es necesario poner plata para poner un aviso y que las muestren".

Y termina de aclarar la situación: "En los avisos se ven departamentos usados más caros que las unidades a estrenar".

Además, es categórico al describir lo que hoy está pasando: "Hay un submercado de propiedades en precio que los agentes del mercado inmobiliario ofrecen en forma directa a los compradores reales".

Ahorros y dólares

Los agentes inmobiliarios saben que quienes tienen dólares ahorrados quieren resguardarlos, y las propiedades son una de las mejores opciones actuales, ya que tienen rendimientos superiores incluso que los bonos.

"Lo ideal hoy para encarar la compra o venta de un inmueble es contratar a un personal shopper inmobiliario para que se encargue de resolver todo este berenjenal", añade Puebla.

A falta de crédito hipotecario, los precios de las propiedades bajan y la gente busca dolarizarse

Por su parte, el titular de TBSA Toro Brokers SA, Sebastián Cantero, dice que "la vedette de hoy es el 3 ambientes, especialmente, para compraventa".

"El perfil de inversor es aquel que podía comprar un monoambiente o un 2 ambientes y hoy, por la caída de precios, puede acceder a una unidad más confortable", argumenta el empresario.

Dolarizarse con propiedades a precios bajos

Los especialistas resaltan que hoy se consiguen buenas oportunidades, incluso en territorio porteño. Cantero asegura que "se consiguen en CABA unidades tope de gama de entre u$s140.000 y 160.000 dólares".

"Tenemos largas filas en espera para departamentos de tres ambientes. El mercado del monoambiente y del 2 ambientes se agotó; es un producto que prepandemia funcionó, y ahora ya no lo hace", amplia Cantero.

Respecto de las zonas en auge, menciona: "Devoto, Villa Urquiza y Almagro. Sin olvidar los históricos Belgrano y Palermo", pero aclara que estos departamentos "tienen precios más elevados".

Por todo esto, Cantero aconseja invertir en departamentos para reciclar: "Hay PH a precios súper competitivos. Por ejemplo, una propiedad de 250 metros cuadrados ronda los u$s200.000. Menos de u$s1.000 el m2, es algo que no se ve hace mucho".

Quien tiene dólares busca resguardar valor en el ladrillo

"Cuando vuelva el crédito, el ladrillo va a volver a subir, por lo tanto es un buen momento para comprar", aconseja Cantero.

Precios de las propiedades: ¿seguirán bajando?

"En este escenario las inmobiliarias en general estamos de acuerdo que el momento de vender es ahora, porque a pesar de que nuestra propiedad bajó de precio, aquella a la que aspiramos también lo hizo", explica Miguel Di Maggio, director de la inmobiliaria Depa.

En el arduo proceso de hacerle comprender al vendedor que "debe bajar el precio de su propiedad, surge muchas veces la postura del cliente de pararse sobre el valor fijado y no moverlo un centavo más", suma Di Maggio.

Y agrega: "Lo que suele suceder en ese caso si la inmobiliaria continúa atendiendo al cliente en esa postura es indefectible: deja de haber consultas porque no es un valor que el mercado esté dispuesto a pagar. Y allí es cuando el vendedor interpreta que la propiedad no está siendo bien manejada y comete el error de publicarla en forma independiente. Allí es donde comienza la peligrosa práctica del dueño vende, o del dueño alquila".

Dolarizan no solo los argentinos

Las bondades actuales del mercado inmobiliario actual están siendo aprovechadas por personas que vivían hasta ahora en países limítrofes. "Ellos vienen, alquilan departamentos de lujo, pagan en dólares y viven en pesos", cuenta Puebla.

¿Qué es lo que sucede? "Llegan los nómades digitales a trabajar y a vivir aquí. Y el mercado inmobiliario tiene hoy precios muy bajos en dólares para ellos", continua.

"Hay departamentos de un ambiente a estrenar en Abasto a u$s33.000, ideales para el mercado turístico. Es una tendencia real y en franco crecimiento", concluye Puebla.