La subasta de la campana de la Santa María se atrasa al 7 de diciembre

·3 min de lectura

Miami, 17 nov (EFE).- Una campana del siglo XV traída a Miami en 2006 y que, según varios documentos hallados por su dueño, Roberto Mazzara, es la de la nao Santa María del primer viaje de Cristóbal Colón a América (1492), será finalmente subastada el 7 de diciembre y no este 18 de noviembre, informaron a Efe los organizadores.

"No estamos a tiempo", dijo un portavoz de Mazzara, quien indicó que han surgido varios interesados a raíz de una campaña por Facebook y quieren asegurarse de que participen.

Mazzara, un exoficial de la marina italiana y buzo, descubrió en 1994 la campana en el pecio de un galeón español hundido en 1555 en aguas del norte de Portugal.

La campana está a resguardo en Miami desde 2006 y ha sido valorada en unos 100 millones de dólares por las principales casas de subastas de arte del mundo, según dijo Mazzara a Efe cuando en septiembre pasado anunció la subasta digital sin fecha.

La puja del 18 de noviembre arrancará en seis millones de dólares, aunque Mazzara dice que es un objeto al que es imposible ponerle precio pues no hay nada similar para comparar.

Cuando descubrió la campana en el pecio del "San Salvador", la campana llevaba más de 400 años perdida. La historia que siguió después es digna de una novela e incluye intrigas políticas, juicios y confiscaciones.

Un tribunal español devolvió la campana a Mazzara tras desestimar una reclamación de Portugal.

La "Santa María", cuyo verdadero nombre era "Lagallega" (así escrito) y perteneció al cartógrafo Juan de la Cosa, encalló en el norte de la isla La Española y el almirante mando construir con sus restos el fuerte Navidad, en el que la pequeña campana naval de bronce se colgó seguramente de un árbol.

Cuando Colón regresó a fines de 1943 en su segundo viaje se encontró con que el fuerte había sido arrasado por los indígenas de la zona y los 39 españoles que dejó allí habían muerto.

La campana, sin embargo, se salvó, como atestigua un documento al que Mazzara tuvo acceso en Puerto Rico en el que se menciona su venta por 32 pesos, una suma considerable para la época.

Mazzara descubrió por una carta del nieto de Colón, Luis Colón, nacido en Puerto Rico, que la campana fue embarcada en el "San Salvador" para devolverla a España junto con otros objetos relacionados con el descubrimiento de América.

Con ese y otros documentos hallados en archivos españoles, Mazzara asegura que su campana es el único objeto histórico existente relacionado con el histórico viaje de Cristóbal Colón que ha llegado a nuestros días.

La subasta "será una oportunidad maravillosa para darle acceso al mundo de los coleccionistas a esta pieza única", dice.

"Son numerosas las pruebas que avalan la autenticidad de esta joya histórica que pesa poco menos de 31 libras (14 kilos) y mide cerca de 10 pulgadas (25 cm) de diámetro", afirma Mazzara en el comunicado.

Menciona entre las pruebas el análisis químico y metalográfico de la Universidad de Zaragoza, los archivos de Indias en Sevilla y Simancas y documentos que aluden a la Casa de la Contratación del Rey.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente