Exgobernador de Kentucky indultó al violador de una niña porque "su himen estaba intacto"

Bajo el argumento de que “Estados Unidos es una nación que apoya la redención”, el exgobernador republicano de Kentucky, Matt Bevin, ha absuelto a más de 400 delincuentes condenados durante la última semana en su cargo.

Uno de los casos más controvertidos, es el perdón a Micah Schoettle, de 41 años, sentenciado a 23 de prisión por abusar sexualmente de una menor.

El ex gobernador de Kentucky, Matt Bevin. REUTERS/Bryan Woolston

La víctima, de quien se desconoce la identidad pero al momento de denunciar tenía 12 años, acusó a Schoettle en 2016 de haberla agredido sexualmente durante 3 años. El hombre fue hallado culpable de violación, sodomía y otros delitos sexuales, y condenado a 23 años de prisión en agosto de 2018. Sin embargo, tras permanecer 19 meses en el Centro Correccional de Green River, el pasado miércoles recuperó su libertad.

Según las creencias de Bevin, la niña no pudo haber sido violada “porque su himen está intacto”, por lo que Schoettle fue condenado por un crimen atroz “basado solo en testimonios que no estaban respaldados por ninguna prueba física”.

Estas declaraciones se produjeron durante una entrevista radial con el presentador Terry Meiners y, sumadas a la entrega de indultos a familiares de sus seguidores, le valieron a Bevin un aluvión de críticas, especialmente por parte de médicos y forenses.

El experto en evaluación de abuso infantil y jefe de examinadores médicos de Kentucky por 20 años, George Nichols, declaró a Courier-Journal que Bevin "claramente no conoce de medicina ni anatomía".

El mito del daño físico

La ciencia no solo ha desmentido que inspeccionar el himen de una presunta víctima pueda probar si fue agredida sexualmente, sino que los expertos advierten que la mayoría de los sobrevivientes de abuso sexual infantil no tienen ningún daño físico.

En un intento de justificarse, Bevin divulgó detalles inéditos del caso, como que Schoettle (en foto debajo) abusaba de la menor cuando su hermana estaba en la habitación, y explicó que además hay acusaciones de violar a ambas.

"Sus dos himenes estaban intactos", repitió. "Esto es quizás más específico de lo que la gente desearía, pero confía en mí, si un adulto te ha violado sexualmente repetidamente cuando eras un niño pequeño, habrá repercusiones de eso física y médicamente".

Al respecto Nichols explicó que “la violación no se prueba por la penetración del himen, sino por la penetración fálica... donde los labios vaginales se encuentran con la superficie externa de la vagina”.

Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que algunas mujeres pueden nacer sin himen.

Las críticas a Bevin están en sincronía con la tormenta mediática que se desató semanas atrás a raíz de las declaraciones del rapero y empresario T.I., quien reveló que acompañaba a su hija de 18 años a una revisión de himen.

El rapero T.I. en los premios Billboard 2018. REUTERS/Steve Marcus

En Estados Unidos no existe legislación que prohíba las pruebas de virginidad ni alguna guía oficial con referencia a la práctica, por más de que la comunidad médica la considere antiética.

La confesión de T.I. generó comentarios de horror que propagaron rápidamente por las redes sociales pero también le abrió la puerta a los especialistas.

En un largo hilo por Twitter, la ginecóloga y columnista de The New York Times, Jennifer Gunter, aprovechó para explicar que el himen es “una colección de células sobrantes que generalmente ocluye parcialmente la abertura vaginal, que incluso muchos mamíferos -perros, gatos, camellos, elefantes, etc- lo tienen.

Gunter describió que el himen es más rígido en bebés y proporciona una mayor protección durante los primeros 3 años para mantener la orina y las heces fuera de la vagina, que carece de estrógenos, por lo que es muy sensible a los irritantes. Posteriormente, la membrana se flexibiliza y puede adoptar diversas formas: “El himen no es un indicador de virginidad, el 50% de los adolescentes sexualmente activos no tienen un himen rasgado. El himen es a menudo muy flexible”, determinó la experta.

Polémico perdón

De acuerdo con la oficina del Secretario de Estado de Kentucky, desde que el pasado 5 de noviembre perdió las elecciones ante el demócrata Andy Beshear, Bevin emitió 428 indultos, incluso a múltiples asesinos y delincuentes sexuales condenados.

La libertad de Schoettle se sintió “como una bofetada en la cara”, según declaraciones de la madre de la víctima, quien aseguró que está trabajando para obtener una orden de protección de emergencia y considerando mudarse a otra parte del país.

"Lo estamos reviviendo todo cuando acabábamos de llegar al punto en que nos sentíamos seguros al salir de la casa y no mirábamos por encima de nuestros hombros. Ahora que se salió con la suya, ¿quién puede decir lo que le va a hacer a otro niño?"cuestionó. La mujer también confesó que su hija pasó tres años en terapia por estrés postraumático.

Por su parte, Rob Sanders, quien procesó el caso de 2018 contra Schoettle, pidió una investigación sobre el perdón de Bevin.