‘Stranger Things 4’: Stephen King no tiene razón al criticar los 2 últimos episodios

·3 min de lectura
Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

El escritor Stephen King no tiene razón cuando critica que los hermanos Duffer y Netflix hayan decidido dividir en dos partes la temporada 4 de Stranger Things. Asegura que no tiene sentido dejar la trama en alto con la revelación del secreto de Vecna en el final tramposo de la parte 1 de la temporada 4. Los hermanos Duffer han estirado en esta trama, al estilo Marvel, el formato televisivo, dejando los tres últimos episodios en un formato nuevo más cercano a la narración cinematográfica que a la narración televisiva. Es un experimento y como todo experimento hay que esperar a ver los resultados. La temporada 4 será tan buena como lo sean sus dos últimos episodios, un poco como le va a pasar a la serie de Obi-Wan Kenobi con el enfrentamiento final con Vader. Pero King se equivoca al criticar la partición. El problema de Stranger Things, que en el fondo es el verdadero problema de Netflix, es que la serie debería emitirse semanalmente. Con un capítulo semanal se mantienen las conversaciones abiertas durante meses (solo fíjate en el debate que ha generado el final de la temporada 4), se extiende el interés de la audiencia por la serie y, sobre todo, se dignifica el producto.

Netflix nunca ha experimentado la dosis semanal ni con series cin potencial de tener éxito, ni micho menos con sus series de más éxito. El formato y el impacto en la cultura pop de Stranger Things hacen que, de alguna forma, se sienta que esta temporada es una oportunidad perdida para dignificar el formato televisivo. En 2019, el jefazo de Netflix, Ted Sarandos, defendió que el lanzamiento semanal de la serie Succession perjudicaba claramente a la serie, alentando a los espectadores que no se enganchaban a la toxicidad de los Roy a la primera a dejar de ver esta ficción en lugar de esperar siete días para disfrutar un nuevo episodio. Si lo piensas, el argumento sirve exactamente igual para criticar la postura de Netflix. La clave está en que el lanzamiento semanal es muy importante para que un programa de calidad encuentre a su audiencia. Fíjate en The Wire: si fuera por el primer episodio, no habría tenido éxito. Y sin embargo ese primer episodio era perfecto. Volviendo al clan de los Roy, al dividirse en lo que podemos considerar como piezas más digeribles, pudo encontrar su audiencia.

Esto puede abrir el debate de si todas las series se benefician de un mismo formato. Está claro que Stranger Things, con su formato de cliffhangers, camina hacia una dosis semanal, pero puede no ser así para todas las series. Influye también la calidad de la serie. ¿Se beneficiarían del ritmo semanal series como Anatomía de un escándalo? Probablemente no. La cuestión es que no son formatos incompatibles.

El formato de streaming no es incompatible con el consumo compulsivo o con la voluntad de ver varios episodios seguidos o una serie de un tirón. Después de 8 semanas se puede consumir de un tirón perfectamente Stranger Things. Pero es que no es incompatible con un ritmo semanal. Y quien dice Stranger Things dice The Umbrella Academy, otra serie con una gran base de fans cuya repercusión podría extenderse durante dos o tres meses en lugar de dos semanas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente