'Stranger Things 4': Max es el centro emocional de la nueva temporada

·2 min de lectura
Photo credit: Esquire
Photo credit: Esquire

'Stranger Things' va a estrenar al fin, tras tres años de espera, su cuarta temporada. El día 27 de mayo llegarán los primeros 5 episodios a Netflix y el 1 de julio los últimos cuatro. Aunque ya hemos visto un teaser, un tráiler y los primeros ocho minutos de la temporada, lo cierto es que la mayoría de su contenido sigue siendo un misterio. Por supuesto, sabemos que Once va a luchar por recuperar sus poderes y que Hopper va a pasarlo muy mal en Rusia. Sin embargo, parece que la serie tendrá otro nuevo centro, Max.

El personaje de Sadie Sink llegó en la segunda temporada para equilibrar un poco la pata femenina de la pandilla y darle un interés romántico tanto a Dustin como a Lucas. En la tercera entrega se desarrolla su relación con Lucas pero también crece su amistad con Once y descubrimos que su hermano mayor le hace bullying. Al final de la temporada este, no obstante, se sacrifica para salvarla y la despedimos sola en su casa, recordando a un hermano con el que la relación ya nunca se arreglará.

Photo credit: Matt Winkelmeyer - Getty Images
Photo credit: Matt Winkelmeyer - Getty Images

Parece que la temporada 4 comienza con Max y sus problemas como uno de los pivotes fundamentales de este planteamiento y es que si había alguien de la plantilla más juvenil que se merecía más protagonismo esa era Sink. Según los creadores de la serie, Matt y Ros Duffer, y el director y productor ejecutivo, Shawn Levy, Mav brilla esta temporada. En declaraciones para IGN Ross Duffer describió a Max como el "centro emocional de la temporada". Los hermanos querían darle a Sink algo a lo que "realmente pudiera hincarle el diente este año".

Levy llama al cuarto episodio de la temporada, 'Dear Billy', un "himno de Sadie", y agregó que era el episodio que habían estado esperando para darle a Sink "desde el día en que la conocimos".

La propia Sink describió a Max en la temporada 4 como "un poco más cerca de donde estaba en la temporada 2, porque tenía esta guardia levantada solo por ser la niña nueva".

En la temporada 3, ella se relaja algo y podemos ver una versión más divertida y cómoda de Max. Pero con la temporada 4 volvió a sus viejas costumbres, pero en otro extremo. Lo llevó a otro nivel. Entonces, de alguna manera se siente familiar, pero realmente es desgarrador verlo. Es casi como si la vida se hubiera agotado.

En el tráiler la vemos elevándose en el aire y frente a un reloj sobre el que Matt Duffer adelanta: "No debería haber visto ese reloj, no es una buena señal". También afrontará problemas con Lucas que, mientras ella está hundida, se convierte en uno de los populares de instituto como miembro del equipo de baloncesto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente