Steven Spielberg contra las plataformas: 6 asaltos y una inexorable derrota

steven spielberg premiere the fabelmans
Steven Spielberg versus plataformas: La HistoriaMichael Kovac - Getty Images

La posición de Steven Spielberg hacia las plataformas de streaming en los últimos años ha sido, cuando menos, beligerante, si bien se ha ido matizando con el paso del tiempo (y con acuerdos económicos de por medio). No sabemos si es una batalla que utiliza él de forma consciente para dar titulares y que el ruido mediático favorezca la promoción de su última película, en este caso 'The Fabelmans', o si es la prensa la que, consciente de su facilidad para saltar con este tema, le tira de la lengua a la mínima ocasión. El caso es que esta vez se ha desquitado contra HBO Max.

El director de 'Parque Jurásico' y 'Tiburón' (tenéis aquí las 20 mejores películas de Steven Spielberg, ordenadas) ha comentado en The New York Times que las plataformas lograron cifras récord de suscriptores durante la pandemia mientras echaban a los pies de los caballos a "algunos de mis mejores amigos cineastas" porque sus películas fueron estrenadas sin pasar por los cines "sin contemplaciones". Aclara que se refiere, como decíamos, a HBO Max en concreto (anotación que, veremos más adelante, estaba casi obligado a hacer).

afi fest 2022 red carpet premiere of the fabelmans
Michael Kovac - Getty Images

Como en otras ocasiones, Spielberg tira de sentimiento en su argumentación y de nostalgia respecto a las salas de cine. Dice que entiende que cierta audiencia mayor se sintiese aliviada de tener que ir al cine a "pisar palomitas pegajosas", pero que esas mismas personas apreciarían al volver a las salas "la magia de estar en un acto social con un grupo de desconocidos". Una vez más, la romantización de las salas de cine vuelve a escena. Pero detrás de esta contienda sentimental, industrial y casi conceptual entre Spielberg y las plataformas hay bastante más que rascar (incluso de otra declaración hecha en esa misma entrevista, a la que volveremos despúes). Hagamos un poco de memoria.

Los seis asaltos entre Spielberg y Netflix

Asalto 1: Las películas de Netflix son "televisión"

"Desde que te comprometes con el formato televisivo, eres una película de televisión. Y si eres una buena serie te mereces un Emmy, pero no un Oscar. No creo que las películas que solo tienen pases simbólicos en un par de cines por menos de una semana deban calificar para la nominación al Premio de la Academia", declaró en 2018. Comenzaba así la guerra de Spielberg contra el modelo de streaming en un contexto muy concreto: Netflix, particularmente, estaba muy interesada en conseguir que algunas películas suyas entrasen en grandes festivales de cine e incluso alcanzasen el Oscar sin tener que cambiar su modelo de exhibición.

Asalto 2: Larga vida a las salas

En febrero de 2019, a dos semanas de los Oscar, Steven Spielberg aprovecha su discurso de aceptación en los CAS Awards de la Cinema Audio Society para lanzar otro dardo: "Espero que todos sigamos creyendo que la mayor contribución que podemos hacer como cineastas es brindar al público la experiencia cinematográfica. Soy un firme creyente de que las salas de cine deben existir para siempre". Todos podemos estar de acuerdo en que las salas no deben morir, claro, pero las declaraciones eran, más que eso, una indirecta contra el modelo streaming.

roma, alfonso cuaron
Netflix

Asalto 3: 'Roma' gana, 'Roma' pierde

Entonces, Netflix llegó a la ceremonia de los Oscar con 'Roma', de Alfonso Cuarón, y se llevó tres de los once premios a los que optaba (Mejor película de habla no inglesa, Mejor director y Mejor fotografía). Era, desde luego, motivo de celebración para la compañía de Ted Sarandos, aunque también había algo que empañaba su victoria: 'Roma' perdía en la categoría de Mejor Película frente a 'Green Book', producida por DreamWorks Pictures y la cinta por cuya victoria había peleado el propio Steven Spielberg.

Asalto 4: Netflix responde, sin citar

En marzo de ese año, Netflix publica un tuit muy comentado que se entiende como una contestación al cineasta aunque no se le nombre: "Nos encanta el cine. Aquí hay algunas cosas que también amamos: Acceso para personas que no siempre pueden pagar o viven en ciudades salas de cine. Permitir que todos, en todas partes, disfruten de los estrenos al mismo tiempo. Dar a los cineastas más formas de compartir el arte. Estas cosas no son mutuamente excluyentes". La plataforma defendía así las bondades de su modelo, de una forma que hizo levantar muchas cejas: se daban unos aires de salvadores del cine, de los espectadores de ciudades pequeñas t casi de los pobres que son fácilmente desmontables o, como poco, cuestionables. Pero, desde luego, tomaban posición contra sus rivales.

Asalto 5: El intento de veto

Solo dos días después del tuit de Netflix, los medios se hacen eco del siguiente movimiento de Spielberg: se dice que está promoviendo en Hollywood un cambio de reglas en los premios de la Academia, y en otros por extensión, para que las películas con una distribución en salas limitada no puedan competir. Era marzo de 2019 y diversas reacciones brotaron en Hollywood. Por ejemplo, Ava DuVeray tuiteó a la Acadmia que si aquello era cierto, supiesen que otros cineastas pensaban diferente.

Paul Schrader abría debate con un post de Facebook (titulado precisamente "EL DEBATE NETFLIX") y comentaba que A24 y su 'El reverendo' posiblemente no habrían sobrevivido de haber trabajado con el modelo de exhibición de Netflix, y la rentabilidad que busca, mientras echaba por tierra el concepto edulcorado de Spielberg respecto a las salas: "La noción de meter a más de doscientas personas en un espacio oscuro sin ventilación para ver una imagen parpadeante fue creada por el negocio de exhibición, no por la noción de la 'experiencia teatral'".

Asalto 5: Spielberg recula... sin dar declaraciones

La propuesta de veto de marzo no llegó a cristalizar, pero, no solo eso, para abril ya empezó a recular Steven Spielberg. Lo curioso es que en esta ocasión no habló él directamente. Un artículo de The New York Times citaba a "dos personas cercanas" para exponer que se sentía "frustrado" por la forma en que el asunto Spielberg-Netflix se había tratado en los medios y cambiaban la dirección del conflicto. "Su principal guerra no es contra Netflix, según gente cercana a él. Más bien, está frustrado porque los exhibidores no han estado dispuestos a comprometerse. Las cadenas de cines han combatido cualquier esfuerzo por acortar el período de exclusividad que tienen para proyectar películas, que actualmente es de unos 90 días".

Iban más allá: "En enero, después de que 'Roma' fuera nominada al Oscar, Spielberg incluso llamó a AMC y Regal, las compañías de salas más grandes, y les imploró que pusieran la película de Netflix a pesar de que ya estaba disponible en streaming. Y lo rechazaron". Entonces, ¿Spielberg quiere vetar a Netflix y proteger las salas o proteger a Netflix y pelear contra las salas? Desde luego, este planteamiento era bastante confuso, pero lejos de aclararse, se optó por el silencio. Hasta...

Asalto final: El acuerdo

En junio de 2021, dos años después del cenit de la polémica entre director y plataforma, ambas partes nos sorprenden con el anuncio de un acuerdo para trabajar juntos. Netflix, Spielberg y su productora Amblin Partners firmaban un contrato de varios años de duración (no se especificó cuántos) para realizar varias películas por año, aunque nunca se especificó que él fuese a dirigir alguna (y probablemente no llegue a ocurrir).

"Desde el minuto en que Ted [Sarandos] y yo comenzamos a hablar de una sociedad, quedó muy claro que teníamos la oportunidad increíble de contar historias nuevas juntos y llegar al público de nuevas maneras", exponía Steven Spielberg mediante un comunicado publicado por la plataforma, "Esta vía, junto con las historias que seguimos contando con nuestra familia de toda la vida en Universal y nuestros demás socios, será increíblemente gratificante para nuestras películas y para mí en lo personal, ya que tenemos la oportunidad de avanzar junto con Ted".

los archivos del pentagono
20th Century Studios

Vuelta a la actualidad: ¿sabor a derrota?

El acuerdo de Netflix-Spielberg se consideró una derrota del segundo, que después de su agria batalla mediática acababa pasando por el aro. Tanto que ahora carga las tintas contra HBO Max, pero no, obviamente, contra Netflix. Y es más, en la misma entrevista de esta semana plantea: "Hice 'Los archivos del Pentágono' como una declaración política sobre nuestro tiempo, reflejando la administración de Nixon, y pensamos que era una reflexión importante para que mucha gente entendiera lo que le estaba pasando a nuestro país. Si me hubieran dado ese guion después de la pandemia, no sé si hubiera preferido hacer esa película para Apple o Netflix y estrenarla para millones de personas. La película tenía algo que decirle a millones de personas y nunca íbamos a llevar a esos millones de personas a suficientes salas de cine. Las cosas han cambiado lo suficiente como para que te diga eso".

Nadie puede poner en cuestión la aportación del director de 'La lista de Schindler' a la Historia el cine , pero desde el comienzo resultaba muy ingenuo comprar su discurso romántico sobre la magia de ver una película en sala sin entender que, además de la nostalgia, había ahí una defensa de un modelo de industria, es decir, de hacer dinero. Tampoco es un secreto que Steven Spielberg, además de un director dotado, se ha movido en Hollywood como un magnate y que el dinero ha sido para él una gran motivación (no en vano, rechazó financiar la última película de Orson Welles, a pesar de tener auténtica devoción por él). No seré yo quien diga que por dinero baila el perro (porque el legado de Spielberg me merece mucho respeto), pero ya me entendéis.