La hija de Carrie Fisher interpretó a la Princesa Leia en 'Star Wars: el ascenso de Skywalker'

Si tras leer el titular te estás preguntando cómo es posible si JJ Abrams confirmó por activa y por pasiva que todas las secuencias de la Princesa Leia en Star Wars: el ascenso de Skywalker se recrearían gracias a escenas de archivo rodadas con Carrie Fisher antes de su muerte en 2016, pues tenemos una sorpresa. Todas menos una.

(c) 2109 ILM and Lucasfilm Ltd. All Rights Reserved.

Si ya sucumbiste el poderío galáctico corriendo al cine a ver la última entrega de la saga original, seguramente habrás notado una escena en particular que muestra a una joven Leia con el mismo aspecto de la primera trilogía. Si bien a priori muchos creímos que la habrían creado a base del archivo antiguo de Lucasfilm, la verdad es que el director se tomó la molestia de recrearla al completo con la ayuda de Billie Lourd.

La secuencia tiene lugar en el ecuador de la película y se trata de un flashback que muestra a un joven Luke entrenando a Leia con sables de luz. Un momento que, en teoría, se entiende que habría acontecido tras el final de El retorno del Jedi (1983) con los dos hermanos entrenando en armonía. Mark Hamill se metió en la piel del joven Jedi gracias a la tecnología de rejuvenecimiento, pero los creadores necesitaban a alguien que diera el pego como Leia.

Y así fue como Abrams decidió mantener todo en familia y pidió a la hija de la fallecida actriz que tomara el lugar de su madre. De esta manera, la joven de 27 años conocida por sus apariciones en American Horror Story tuvo una función doble en la nueva trilogía, tras haber interpretado a la teniente de la Resistencia, Kaydel Ko Connix, compartiendo escenario con Carrie.

Billie Lourd aceptó el desafío, alzando el sable de Leia para que luego, en el proceso de postproducción, reemplazaran su rostro con el de su madre más joven. La revelación fue confirmada por el Supervisor de Efectos Visuales de ILM, Patrick Tubach, a Yahoo! News, afirmando que “verla en esa posición” fue “algo emotivo para todos”.

“Si vas a tener alguien interpretando el papel [de Carrie], es genial que sea ella porque existen muchas similitudes entre ellas con las que podíamos trabajar” sentenció. “El desafío real fue hacer que el material de Leia que teníamos funcionara con esa escena”. La secuencia es de las más emotivas de todo el metraje al tratarse de un reencuentro nostálgico entre los hermanos protagonistas, que practican sus habilidades con cascos hasta que se los quitan y, por apenas un par unos segundos, somos testigos de las miradas de dos jóvenes Leia y Luke. Lamentablemente fue así de breve debido a las limitaciones que aportaban las imágenes de archivo de Carrie Fisher.

La buena noticia para los fans que siguen soñando con la continuación del universo original -por mucho que El ascenso de Skywalker haya servido como final para Leia, Luke y Han Solo (algunos no pierden la esperanza)- es que otro supervisor de efectos visuales llamado Roger Guyett confirmó que la misma tecnología podrían utilizarla para incluir a Leia en futuras entregas de Star Wars, pero que está en manos de su hija decidir si quiere volver a hacerlo o no.

Más historias que te pueden interesar: