Stallone quiere convertir 'Cobra' en una serie

Por Rafael Sánchez Casademont
Photo credit: Warner Bros.

From Esquire

Que Sylvester Stallone es una figura con mayúsculas del cine mundial es algo de lo que no cabe dudas. Pero, sí las había, se disiparon en su aparición por el Festival de Cannes. Al contrario que con Alfonso Cuarón, Alain Delon o el mismísimo Clint Eastwood, la sede del encuentro en la meca de la cinefilia se quedó pequeño para los deseosos de ver a la estrella americana. De las más de 400 butacas de la Sala Buñuel, el encuentro se trasladó hacia las 1100 de la Debussy. Y aún, aseguran, se quedó gente fuera.

Además de hablar de su próximo gran estreno, Rambo 5, o de su legendario Rocky, si hay una noticia que soltó el neoyorkino fue su deseo de dar más vida a Cobra (titulada en España Cobra, el brazo fuerte de la ley). Según Stallone, que la película que dirigió en 1986 George Pan Cosmatos (padre de Panos Cosmatos, director de Mandy) ganase 150 millones en el mercado doméstico, tras haber recaudado en taquilla únicamente 25, es una muestra de su enorme potencial doméstico.

No cabe duda de que Stallone ha sabido rentabilizar el éxito de sus personajes convirtiendo sus historias en sagas millonarias durante décadas. Pero, entonces, ¿Por qué Cobra no siguió la misma suerte que Rambo y Rocky? Al contrario de lo que podríamos pensar, como apunta Comicbook, la razón podría ser de lo más prosaica. Recordemos que en la historia del policía Marion 'Cobra' Cobretti y su lucha contra el crimen de una banda organizada de despiadados asesinos había una testigo a quién el duro agente debía proteger. Se llamaba Ingrid, y estaba interpretada por Brigitte Nielsen que, además era la mujer de Stallone por entonces. Digamos que la separación dificultó volver a trabajar junto y una secuela sin su personaje se descartó aquel entonces.

Photo credit: Warner Bros.

Sin embargo, la actriz volvió a aparecer como compañero de reparto de Stallone en Creed 2 interpretando a la ex-mujer de Drago y, por tanto, todo apunta a que eso ya no sería impedimento. Así resumía Stallone su deseo, del que esperamos que alguna plataforma de streaming o cadena de televisión se haga eco:

El concepto era responder a cómo sería Bruce Springsteen con una pistola. Era el rock n' roll unido al drama. Debería haber sido otra franquicia porque los personajes eran geniales. Y lo fastidié porque mi vida personal se metió en el camino. Pero estamos intentando traerlo de vuelta como serie de televisión. Lanzar de nuevo a ese equipo de zombies. Fue hace mucho, pero la idea es buena.