Soraya Arnelas se mete en un jardín por culpa de Eurovisión

·4 min de lectura

Cada mes de mayo Televisión Española se llena de homenajes a la historia del Festival de Eurovisión, centrándose, sobre todo, en nuestros representantes. Figuras como Julio Iglesias, Sergio Dalma o Rosa López, que intentaron dejar el pabellón español en lo más alto. A menudo, en las tertulias y debates, se invita a artistas eurovisivos, para que compartan sus opiniones y recuerdos. Programas en los que a Soraya Arnelas le gustaría ir más a menudo, tal como ha expresado recientemente, en una entrevista en la que se ha metido en un jardín por culpa de Eurovisión, y del que no ha sabido salir por completo.

Recordemos que, tras su paso por Operación Triunfo, Soraya se convirtió en una de las artistas más punteras del país. Y en 2009 concursó en la preselección Eurovisión 2009: El retornocon el tema ‘La noche es para mí’, donde venció a la otra gran favorita, Melody con ‘Amante de la luna’. Eso le permitió acudir hasta Rusia, donde se celebró el Festival aquel año, aunque solo consiguió 23 puntos y una penúltima posición.

Participación de España en el concurso de canciones de Eurovisión 2009. Soraya durante el ensayo general final en Moscú el 16 de mayo de 2009.  (DMITRY KOSTYUKOV/AFP vía Getty Images)
Participación de España en el concurso de canciones de Eurovisión 2009. Soraya durante el ensayo general final en Moscú el 16 de mayo de 2009. (DMITRY KOSTYUKOV/AFP vía Getty Images)

Desde entonces, Soraya ha tenido recuerdos agridulces del Festival, y más de una vez ha cargado contra TVE por no dejarle hacer las cosas con su equipo, con imposiciones de coreógrafos o vestuarios con los que no estaba de acuerdo. Ahora, la extremeña ha dado un paso más, y asegura estar vetada en los programas que recuerdan Eurovisión, presuntamente, por su exceso de sinceridad.

Yo estoy vetada en los programas de Eurovisión de TVE. Mi candidatura pasa muy desapercibida, nunca he formado parte del equipo de votación. A mí no se me llama para los programas que tienen que ver con el festival ni soy invitada a las fiestas”, expresó la que fuese también concursante de Tu cara me suena. “Pero tampoco hace falta que me invitéis. Yo estoy muy tranquila en mi casa viendo la gala. Me ahorro el dinero de estilistas, maquilladores...”, aseguró Soraya en una entrevista para el youtuber Malbert. Aunque ella, con orgullo, asegura no tener pena por ese supuesto vacío, porque “yo formo parte de la historia de Eurovisión y eso no me lo quita nadie”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Un momento. ¿Está Soraya Arnelas vetada? ¿La misma Soraya que esta semana participaba en el especial eurovisión de La Noche D, que se disfrutó tras la primera semifinal? ¿La que el lunes entró en España Directo, también para compartir sus recuerdos? Había algo que no cuadraba, y que obligó a Soraya a rectificar a través de sus redes sociales, dejando claro que la entrevista estaba ya grabada, y parece que, a partir de la misma, limó posturas con el ente público y ese veto se levantó.

Así, apuntó que tras la charla con Malbert, al que no menciona como tal, “ha cambiado mi participación en programas que tiene que ver con Eurovisión y la cadena que me representó en el festival”. Es decir, como si el hablar le hubiese levantado el veto, y mencionó que es “una cadena que siempre me ha invitado a programas de la casa y que gracias a esa conversación y al entendimiento y el cariño por ambas partes, en estos días estoy formando parte y formaré de citas eurovisivas con la casa, como ya se está viendo. Muy feliz con esta etapa”.

Efectivamente, como dice Soraya en este último mensaje, Televisión Española siempre le ha invitado a saraos eurovisivos, quizá no a todos, pero sí a más de uno y de dos. Haciendo un ligero repaso por hemerotecas y videotecas podemos ver, por ejemplo, cómo fue una de las invitadas de Destino Eurovisión, la preselección de 2011 donde ganó Lucía Pérez.

O ha hablado con total libertad de su paso por Eurovisión en la cadena pública cuando le ha venido en gana. En enero de 2018, por ejemplo, fue la invitada de Hora punta, con Javier Cárdenas, y allí cargó contra su coreógrafa en el Festival, contando cómo eran incompatibles, cómo ella pensó que su actuación estaba destinada al fracaso y que tuvo problemas con el vestuario, que estaba lleno de piedrecitas de cristal que acabó clavándose al hacer el famoso truco de magia. El año pasado estuvo un par de veces en La hora de la 1. Y si rascamos, seguro que aparecen muchos más ejemplos.

Soraya es una artista llena de magnetismo y energía, es muy pasional, y eso puede jugar en su contra. En su entrevista con Malbert ha confundido el ser generosa y sincera con visceral, y su memoria le ha jugado una mala pasada. Otra cosa es que ella hubiese deseado quizá actuar como invitada en el Benidorm Fest como Ruth Lorenzo y Pastora Soler, o haber sido parte del jurado profesional de TVE en Eurovisión, pero de ahí a ser vetada hay un auténtico trecho. Se ha metido en un jardín de lo más eurovisivo, pero se ha dado cuenta pronto y ha dado unos pasitos hacia atrás. No sea que el presunto veto se convierta en una realidad.

Más historias que podrían interesarte: