Sonsoles Ónega está dispuesta a acabar con los micromachismos en televisión

Telecincoes la cadena que más ha levantado la bandera del feminsimo y la igualdad entre géneros en el último año (justo ahora se acaba de cumplir, de hecho, el aniversario de la primera emisión de la docuserie de Rocío Carrasco). Sin embargo, ni todos los programas ni todos los colaboradores reman en la misma dirección, y de vez en cuando se escuchan algunos comentarios que hacen que suba el pan. Y en ese sentido hay que destacar la labor de Sonsoles Ónega, que tiene muy claro dónde están los límites del humor, y que no va a consentir que los micromachismos se camuflen entre los chistes de los programas que ella presenta.

Para quien no esté familiarizado con la palabra, un micromachismo es un pequeño gesto que fomenta la desigualdad o desprecio hacia las mujeres, perpetuando estereotipos y comportamientos arcaicos. Hasta la persona más progresista puede cometer alguna clase de micromachismo, sobre todo, si estamos bajo el paraguas de la comicidad, tal como le sucedió ayer a Miguel Ángel Nicolás, colaborador de Sonsoles Ónega en Ya es mediodía y Ya son las ocho.

Todo comenzó en Ya es mediodía, en la que Nicolás participa en la sección Fresh, esto es, la dedicada a la crónica social y al famoseo, tanto nacional como internacional. Allí se estaba comentando el viaje del Príncipe Guillermo y Kate Middleton a Belice en representación de la reina Isabel II con motivo de su Jubileo de Platino, y se vio cómo en un momento dado ambos bailaban.

MADRID, ESPAÑA - 30 DE SEPTIEMBRE: Sonsoles Ónega asiste al estreno de
MADRID, ESPAÑA - 30 DE SEPTIEMBRE: Sonsoles Ónega asiste al estreno de "Tina, El Musical" en el Teatro Coliseum el 30 de septiembre de 2021 en Madrid, España. (Foto de Patricia J. Garcinuno/Getty Images)

Sobre las imágenes, Nicolás dijo a sus compañeros: “Oye pues tiene mucho flow el príncipe Guillermo, ¿has visto como bailan?”. Pero ni Sonsoles ni Marta López le daban la razón en ese sentido; la presentadora decía que “flow, flow, no” y Marta espetaba un “de eso nada”. Como no le gustó que no le diesen la razón, aunque fuese en tono de broma, Miguel Ángel Nicolás le dijo entonces a su compañera: “Que negativa eres Marta López de verdad. A ver si tu novio te alegra un poco la vida porque de verdad…”. Una frase que da a entender que si ella no está viendo todo desde un prisma positivo es porque en la cama no está teniendo mucha actividad. “Oye que a mi mi novio me tiene muy alegre, otra cosa no pero ahí estoy muy feliz”, respondía Marta.

Sin embargo, Sonsoles Ónega dejó claro que hay límites que no va a permitir que se crucen. “Ese comentario ha sido muy machista perdona que te lo diga”, le reprochó a Miguel Ángel Nicolás, que se excusaba con un “ella sabe por qué lo digo”. Pero a Ónega esa respuesta no le parecía suficiente, y añadió que ella también sabe por qué lo dice, porque es “muy lista”, pero quees “muy feo” aquello que acababa de decir.

Es de alabar que Sonsoles trate de hacer una televisión en la que no se señale el carácter de una mujer según lo ‘alegre’ que le ponga su pareja. Miguel Ángel Nicolás habrá querido hacer una broma privada de forma pública, pero el tiro le ha salido de la culata, porque con su chiste solo da a entender que la llave para la felicidad de una colaboradora televisiva la tiene únicamente su pareja. Sonsoles estuvo rápida, le paró los pies a su compañero con mucho respeto, y dejó muy claro que su punto de vista está cargado de un machismo que hay que sacudirse.

Desde que comenzó a entrar en nuestras casas de lunes a viernes a través de sus dos programas Sonsoles Ónega ha alzado muchas veces la voz para buscar la igualdad. “Yo creo que el feminismo tiene mucho de participación de hombres. Siempre he creído que esto nuestro lo vamos a solucionar cuando hombres y mujeres remen en la misma dirección”, dijo en Ya es mediodía en 2019, un día que Isabel Rábago y Esther Palomera discutían y mientras los compañeros de mesa masculinos las dejaban discutir sin mojarse.

Nuestra televisión está llena de micromachismos. Los vemos en MasterChef cuando le preguntan a una mujer si su marido le ha dado permiso para concursar. Aparecen en Sálvamecuando Matamoros o Rafa Mora dicen que un hombre no puede llorar porque le pique un araña, como se dijo durante la emisión de Supervivientes. Hay micromachismos en Mi casa es la tuya cuando Bertín Osborne pregunta a las mujeres por el punto de un guiso, porque si cocinan los hombres no saben de esos temas, y también en Secret Story cuando un concursante le dice a su chica qué puede ponerse y qué no, como hizo Luca con Cristina Porta.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Por todo eso, y otras muchas razones, hay que aplaudir a Sonsoles Ónega por afear el comentario de Miguel Ángel Nicolás, por breve que fuese, por mucho que pueda tratarse de una broma interna entre compañeros. Porque ella, como presentadora, tiene la responsabilidad de transmitir un mensaje de igualdad cada día que se pone frente al programa, por lo que el machismo no se puede permitir ni en pequeñas cápsulas, ni siquiera en tono de humor.

Más historias que podrían interesarte: