Una sonrisa falsa también te hace feliz, según la ciencia

varias personas posan con una sonrisa falsa para un retrato de empresa
Una sonrisa falsa también te hace felizDavid Lees - Getty Images

Gran parte de las cursos de autoayuda comienzan con el líder pidiendo a todos una sonrisa. Aseguran que es el primer paso para ser feliz. Así que el grupo se dispone con esa mueca extraña que son las sonrisas falsas en busca de un cambio en su ánimo. Aunque pueda sonar a engaño, la ciencia dice que es posible que estén en el buen camino.

El ensayo de un grupo de investigadores liderado por el psicólogo Niv Reggev no ha dejado apenas dudas. Junto a otros 17 equipos independientes, reunió los datos de más de 3.800 personas en varios países (España fue uno de ellos) para un test del que no les revelaron su verdadero objetivo. Para conseguir su sonrisa a un tercio de los individuos se les pidió que imitaran una fotografía de un actor, a otro que trataran de mover el borde de sus labios y sus carrillos utilizando únicamente los músculos de la cara y al resto que se pusieran un bolígrafo en la boca, lo que obliga a moverse a los músculos de la cara que se emplean en sonreír. A todos se les añadió algunos test matemáticos o tareas físicas para distraer su atención sobre el verdadero objeto del estudio.

Antes de las pruebas los individuos habían completado un test sobre sus emociones negativas, su nivel de ansiedad, frustración y agresividad. Después de forzar los gestos de una sonrisa falsa se les mostró su imagen y sus respuestas revelaron que, en general, había aumentado el nivel de felicidad, aunque en diferentes grados.

Si bien quienes habían tenido que hacer el gesto con un bolígrafo en los labios apenas mostraron diferencias, el resto mostró unos resultados contrastados de mayor felicidad y menor grado de ira y ansiedad, según los datos publicados en la revista científica 'Nature'. "(Nuestros experimentos) proporcionan una prueba sólida de que tareas diseñadas para producir recreaciones parciales o completas de expresiones felices pueden modular e iniciar sentimientos de felicidad", señalan con lenguaje técnico sus conclusiones.

Sonreír eleva el nivel de felicidad, aunque sea fingido

¿Por qué ha aumentado la felicidad en estos sujetos aunque no sintieran realmente un momento de satisfacción y alegría? Los científicos sostienen que esta relación se debe a que la experiencia consciente de los seres humanos debe ser "parcialmente basada en sensaciones corporales", así que ver a alguien sonreír o a uno mismo estimula la sensación de felicidad (aunque la sonrisa sea claramente fingida).

Curiosamente, el doctor Niv Reggev era de los escépticos que no creían en que fingir una sonrisa mejorara el ánimo. Ahora, su opinión ha cambiado después de la investigación. "Durante mucho tiempo se ha dicho que hay que sonreír aunque no corresponda con tu sensación y es muy interesante como esta investigación psicológica, en algunos aspectos, ha redescubierto antiguas creencias", razona en declaraciones a The Times of Israel.

"Yo he estado al otro lado, como otros, pero ahora creo que si haces que la gente active los músculos adecuados sonriendo puede realmente conseguir que sean más felices. Es verdad, cuando sonríes te haces ser más feliz", reconoce ahora el autor principal a la vista de los resultados.