Un soltero de oro televisivo se quita la máscara de la heterosexualidad

·6 min de lectura

Por estos lados no conocemos de nada el nombre de Colton Underwood, sin embargo en EE.UU. conquistó a la nación en 2019 como protagonista de uno de los realities más populares y longevos de la televisión estadounidense. Se trata de un concurso de citas titulado The Bachelor donde un soltero guaperas, caballeroso, educado y romántico busca esposa entre un grupo de candidatas. En su temporada fueron un total de 30 chicas las que aspiraron por ser la elegida.

No obstante, Colton guardaba un secreto. Si bien escogió a una chica en la final y estuvieron juntos durante un año y medio, el joven llevaba toda su vida reprimiendo su verdadera identidad, viviendo una mentira bajo la presión de haber crecido en un ambiente católico y de altas dosis de testosterona. Pero a sus 29 años ha decidido dejar de engañarse. A él mismo, su familia y el mundo, desvelando que es homosexual.

APRIL 14th 2021: Colton Underwood of
APRIL 14th 2021: Colton Underwood of "The Bachelor" reveals that he is gay. - File Photo by: zz/John Nacion/STAR MAX/IPx 2019 5/1/19 The Bachelor Colton Underwood at the Tubi NewFront event held on May 1, 2019 in New York City. (NYC)

Para que nos hagamos una idea ,The Bachelor es uno de los realities más longevos de la televisión con más temporadas que nuestra versión española de Supervivientes (20) y Gran Hermano (18). Es uno de los formatos más populares de su país con un total de 25 temporadas en su versión masculina y 16 de la femenina, titulada The Bachelorette (básicamente, El soltero y La soltera). Colton había pasado toda su vida adulta ganándose la vida como jugador de fútbol americano profesional pero, tras quedar liberado de su último equipo, se dio a conocer a nivel mediático en 2018 cuando fue uno de los solteros que pretendieron a la protagonista de la temporada 14 de la versión femenina del concurso.

Fue uno de los personajes que más dio que hablar en redes sociales durante aquella edición al revelar que era virgen, y que había mantenido una breve relación con una amiga de la protagonista. Y poco después de ser eliminado y de pasar por otro reality similar, la cadena ABC lo fichó para ser el soltero codiciado de la temporada 23 de The Bachelor. Su paso por el programa tuvo sus altibajos pero finalmente optó por no seguir las líneas del show, que supuestamente llega a su desenlace con una pedida de mano, sino que pidió a la chica elegida que comenzaran una relación pero sin la presión de un compromiso. Cassie Randolph aceptó y estuvieron juntos desde noviembre de 2018 a mayo de 2020. Pero la relación no terminó en buenos términos. La chica terminó pidiendo una orden de alejamiento acusándolo de enviarle mensajes anónimos e instalar un sistema de rastreo en su vehículo, y aunque el juez le concedió la orden, ella la retiró dos meses más tarde.

Pero después de todo su periplo romántico televisivo y con una final que fue vista por casi ocho millones y medio de espectadores, Colton Underwood decidió levantar el velo de su historia real. El joven había vivido toda su vida pretendiendo ser heterosexual, presionado por sus raíces religiosas, el mundo deportivo que le rodeaba y las tendencias de su pueblo conservador donde creció en Illinois. Pero esa mentira le llevó a tener pensamientos suicidas y a vivir bajo una presión que le hizo mentir a todo el país en televisión nacional. Era hora de contar la verdad pero, sobre todo, a sí mismo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

La confesión tuvo lugar en abril durante una entrevista con Good Morning America, donde reveló su verdadera orientación sexual, admitiendo que había hecho las paces con su realidad “a principios de este año” motivado por la reflexión e introspección provocadas por la pandemia de Covid-19. Sin embargo, en una nueva entrevista para Variety añade más datos a su salida del armario, confesando que solía vivir con miedo de que algunos de los hombres con los que había intentado tener citas a través de apps como Grindr lo sacaran del armario a través de los tabloides. Pero finalmente un email anónimo terminó forzándolo a enfrentarse a la verdad. El correo intentaba extorsionarlo tras haberle tomado fotos en un spa de clientela homosexual. El pánico lo llevó a enfrentarse al momento de la verdad, confesándole primero su historia a su publicista.

Sin embargo, su camino desde entonces no ha sido de rosas. Tras haber sido el Ken ideal de la televisión heterosexual, deportista profesional de fútbol americano y el chico póster del cristiano fiel se ha tenido que enfrentar a críticas en redes sociales y amenazas de muerte. Y todo esto ha tenido lugar al mismo tiempo que graba una serie sobre su vida para Netflix (que verá la luz a finales de este año), llevando a que muchos lo acusen de oportunismo y otros critiquen su presencia en los medios cuando habría supuestamente acosado a su ex. Sin embargo, él quiere dejar claro que salir del armario no fue una estrategia para cambiar la narrativa, sino que reconoce la responsabilidad de sus acciones, señalando lo vivido con su ex como la forma “equivocada” que tuvo de intentar controlar la fantasía heterosexual que estaba viviendo. Asegura que la ruptura lo llevó a “un lugar oscuro” porque sabía que era su última relación heterosexual, que era hora de enfrentarse a su sexualidad.

Aun así, está convencido que contar su verdad ha sido lo mejor. A pesar de las críticas también ha recibido gran apoyo por parte de Hollywood y anónimos que le escriben a menudo inspirados por su historia, compartiendo con él las mismas confusiones que él sufrió como religioso. Su serie para Netflix pretende precisamente servir de inspiración, contando su revelación pero acompañado de otros atletas que también han vivido situaciones similares.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la entrevista del pasado mes de abril, Underwood revelaba que supo que era diferente desde los 6 años, pero que no fue hasta la adolescencia que reconoció su orientación sexual al darse cuenta que le “atraían más los niños y los hombres”. Sin embargo, para entonces, llevaba toda su vida creciendo en un ambiente religioso católico, “aprendiendo en la Biblia que ser homosexual es un pecado” y practicando un deporte altamente masculino donde la palabra “gay” se utilizaba de modo peyorativo. Confiesa que llegó a tener pensamientos suicidas, viviendo una etapa “oscura y mala”, pero que se dio cuenta que no podía seguir viviendo bajo tal negación cuando un día pensó que “prefería morir a decir que era gay”.

En Variety cuenta en más detalle que llegó a intentar quitarse la vida el verano pasado, una noche que tomó varias pastillas esperando no despertarse. “Intenté terminar con mi vida y no funcionó” recuerda, admitiendo sentirse dolido, triste y confundido.

La presión de la negación era tan grande que solía rezarle a Dios para “que le quitara al gay que llevaba dentro. Solía rezarle para que me cambiara”. Y cuando supo que lo habían escogido para The Bachelor, le agradeció en sus plegarias “por hacerle hetero” dado que, gracias al programa, creía que podría formar una familia con una esposa e hijos. Pero se estaba engañando.

Aseguró ser consciente que el público y las chicas que lo pretendieron pudieran sentirse engañados pero que, en realidad, el que se estaba engañando era él mismo. “Creo que podría haberlo manejado mejor” añadió mientras pedía disculpas a todos aquellos que pudieran sentir “que los arrastró en el lío de descubrir quién era” él mismo.

Antes de desvelarle su verdad al mundo, lo hizo primero con su familia y sus amigos, recibiendo la aceptación y el cariño suficiente para descubrir que viviendo en su verdad es “más feliz”.

Más historias que te pueden interesar: