Pilar Eyre revela cómo la Reina Sofía sabía todo lo de Juan Carlos I y Corinna desde hace años

·4 min de lectura
Queen Sophia of Spain attends the funerals of Henri of Orleans, count of Paris and duke of France, at the Saint-Louis Royal Chapel in Dreux, northern France, on February 2, 2019. - Prince Henri of Orleans, Orleanist claimant to the French throne, died aged 85 on January 21, 2019. (Photo by CHARLY TRIBALLEAU / AFP)        (Photo credit should read CHARLY TRIBALLEAU/AFP via Getty Images)
Sofía sabía que Juan Carlos I y Corinna tenían una relación (Photo by CHARLY TRIBALLEAU / AFP) (Photo credit should read CHARLY TRIBALLEAU/AFP via Getty Images)

La periodista y especialista en monarquía Pilar Eyre habla sin tapujos de la relación entre el rey emérito y Corinna pero, sobre todo, detalla que la reina Sofía era consciente de todo. Desde luego su columna en ‘Lecturas’ es valiente y jugosa para los amantes del ‘gossip’ monárquico.

Según Eyre, la reina Sofía sabía todo lo que acontecía entre su marido y Corinna Larsen desde hace años. Pilar sentencia que: “¡Sofía lo sabe todo! ¡Desde hace muchos años! Y no me estoy refiriendo solo a las infidelidades de don Juan Carlos en general, que la reina conocía puntualmente a través de los miembros de la Casa, sino a la historia de amor de su marido con Corinna.”

Y es que según la escritora, el romance entre Juan Carlos I y Corinna no es equiparable a sus affaires esporádicos de sobras conocidos. De Corinna, se enamoró perdidamente y eso marca la diferencia.

Pilar pone fecha concreta a cuándo Sofía se enteró de que compartía esposo sin ella desearlo: “Aunque con la perspicacia de las mujeres engañadas lo sospechaba desde el mismo día en que se conocieron, no fue hasta el mes de abril de 2006 cuando tuvo constancia de esa relación.”

Por aquel entonces, siempre según el testimonio de Pilar Eyre, el rey emérito estaba tan enamorado de Corinna que era incapaz de pasar unos días separado de ella, tanto es así que los reyes (sí, tanto él como Sofía) tenían un viaje oficial a Arabia Saudí y él consiguió que Corinna viajase con ellos.

“Consiguió llevarla a un viaje oficial a Arabia Saudí. ¡Y Corinna viajó en el mismo avión militar que la reina! ¡Durante ocho horas compartieron el mismo recinto! El rey se sentó al lado de su novia, cosa que a nadie extrañó, porque el matrimonio real hacía muchos años que no se dirigía la palabra y tenía agendas separadas.”

La escena del avión que relata la periodista es realmente dantesca y, sobre todo, porqué Sofía siempre ha luchado desde su profesionalidad para transmitir esa serenidad, esa sensación de unidad y esa templanza de cara al escaparate pero, lo que debe haber sufrido, es monumental.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo esto que para muchas mujeres supondría una enorme humillación, era algo “normalizado” por Sofía y es que, en países donde la poligamia es legal, ¡creían que Corinna era la segunda esposa del rey!

De hecho Pilar relata que hizo unas llamadas a gente que estuvo presente en el viaje del trío a Arabia Saudí y le comentaron que: “Hombre, nos extrañó la presencia de la princesa (Corinna), que, por cierto, nos pareció a todos muy sexy. Pero cuando vimos que la reina no se inmutaba, pensamos que era algo normal y no le dimos más importancia”.

En mayo de 2010, cuando operaron a Juan Carlos en Barcelona, Corinna estuvo a su lado y Sofía ya hacía cuatro años que era consciente de ello así que decidió quedarse en Madrid hasta que la prensa empezó a rumorear preguntándose dónde estaba.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Fue entonces donde ocurrió lo más dantesco del mundo. La reina fue trasladada a toda prisa en Puente Aéreo a Barcelona y Corinna, llorando porque Juan Carlos seguía en la UCI, tuvo que salir a toda prisa por la puerta de atrás (o mejor dicho, por el montacargas de camillas) porque Sofía estaba ya subiendo por el ascensor del hospital. Todo un paripé para evitar momentos incómodos y rumores de la prensa.

Tras la operación, el rey emérito le regaló un anillo de compromiso a Corinna y le pidió la mano a su padre. También le comunicó su decisión de divorciarse a su hijo Felipe, al Presidente del Gobierno y a la propia Sofía.

Obviamente todos se lo desaconsejaron por la mancha que aquello iba a suponer en la institución monárquica y, al final, ganó el teatrito de la corona por encima de la historia de amor de Juan Carlos y Corinna que era un secreto a voces y que, para sorpresa de muchos, Sofía conocía.

Más historias que te pueden interesar

La foto del rey Juan Carlos I con el hijo de Corinna se hace viral

Corinna revela sus planes de boda con don Juan Carlos

¿Corinna le declara la guerra a la Reina Sofía?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente