Sofía Palazuelo, Rosario Nadal, Pilar González de Gregorio… descubrimos a las musas españolas de Jan Taminiau, el diseñador fetiche de Máxima de Holanda

Un día de 2009, la vida de Jan Taminiau dio un giro de ciento ochenta grados. El 5 de junio de aquel año, Máxima de los Países Bajos, entonces princesa, asistió a la inauguración de la Bienal de Moda en Arnhem con un original y audaz diseño del joven creador holandés: una chaqueta fabricada con la tela de una antigua saca de correos y decorada con los colores de la bandera neerlandesa. Máxima escogió esa prenda de corte militar para hacer un pequeño guiño a su país de adopción, pero también para homenajear a Taminiau, que se graduó cum laude en la Academia de Arte de Arnhem.

Una década después, Jan Taminiau es considerado el diseñador fetiche de Máxima. Ella misma le dio tácitamente ese título el día de su coronación. El creador holandés fue el autor de tres de los modelos que lució la reina en los actos de la proclamación, en abril de 2013, incluido el icónico vestido azul pavo real con capa que llevó en la ceremonia en la Iglesia Nueva de Ámsterdam.

Una inauguración con muchas clientas
Una inauguración con muchas clientas

A lo largo de estos diez años, el diseñador y su clienta real se han convertido en grandes amigos. Comparten gustos e intereses: la moda, el arte y, también, España. La reina conoció a su príncipe azul en Sevilla, y el modisto también encontró el amor en nuestro país. Desde hace unos años, vive en Madrid junto a su pareja en la que fue la casa de la legendaria marquesa de Llanzol, musa de Cristóbal Balenciaga.

Y ahora, Taminiau ha abierto su primer tienda en la capital. Hace unos días, el callejón de Jorge Juan, en el barrio de Salamanca, se convirtió en un desfile de algunas de las mujeres más elegantes de España. Socialites, coleccionistas de arte, duquesas, empresarias… ninguna quiso perderse la inauguración de la nueva tienda de su diseñador favorito. La aristócrata Pilar González de Gregorio y la empresaria Cristina Lozano asistieron, también lo hizo Marta Ordovás Lladó, que el día de su boda con Hugo Machado, en julio de 2017, llevó una creación de Taminiau: una verdadera obra de arte que ha estado expuesta en la retrospectiva que el Museo de Utrecht le dedicó hace unos meses al modisto y que ha batido récords de visitas.

Tras la fiesta de apertura de la tienda madrileña, Taminiau y su pareja ofrecieron una cena íntima, a la que asistieron otras clientas VIP del modisto, incluida Rosario Nadal. Su lista de fans en España es larga, ilustre y variopinta: Miriam de Ungría, Ana Gamazo de Abelló, Valentina Suárez de Zuloaga, Khali El Assir, Carmen Lomana

Nueva tienda en Madrid
Nueva tienda en Madrid

Sofía Palazuelo, duquesa de Huéscar, es otra incondicional del diseñador holandés. Este verano, la mujer de Fernando Fitz-James Stuart deslumbró en la inauguración de la exposición Balenciaga y la pintura española, en el Museo Thyssen-Bornemisza, con un vestido ajustado metalizado de manga larga y cuello alto firmado por él.

Cuando era niño, Jan Taminiau soñaba con vestir a reinas y princesas. Ahora, reinas y princesas sueñan con ir vestidas de Jan Taminiau.

Haz click para ver ‘El Armario de Máxima de Holanda’, un formato que desglosa al detalle las claves de su estilo actual y a lo largo de los años. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente