El sinsentido de las críticas contra Lola Índigo y su fichaje en 'Space Jam 2'

·5 min de lectura

Por Alberto Cano.- Lola Indigo va a formar parte de la nueva película de Space Jam. La cantante de Ya no quiero ná o 4 Besos ha sido elegida por Warner Bros para prestar su voz en el doblaje español a Lola Bunny, personaje con el que comparte nombre artístico y al que referenció en su canción Lola Bunny el pasado 2019, lo que responde a una muy habitual estrategia de marketing en el cine de animación. 

Pero la cantante ha sido puesta en la diana, debiendo enfrentarse a todo un tsunami de críticas en redes sociales acusándola de intrusismo laboral en el sector del doblaje.

Lola Indigo en los Premios Odeón (Foto: Javier Bragado / WireImage)
Lola Indigo en los Premios Odeón (Foto: Javier Bragado / WireImage)

Han sido muchos los usuarios de Twitter que se han lanzado con cuchillos hacia Lola Indigo y la decisión de Warner. Las críticas se enfocan en que es una degradación de la profesión de los actores y actrices de doblaje, quienes pierden sus trabajos por culpa de los famosos sin experiencia a los que contratan para intentar dar más repercusión a la película en cuestión. Pero lo cierto es que es una táctica que se lleva a cabo continuamente en industrias como la de Hollywood, donde el doblaje no es una técnica comúnmente utilizada y se apuesta por intérpretes y famosos para doblar a personajes de animación.

Mirémoslo desde el mismo caso de Space Jam: Nueva Leyendas y Lola Bunny, personaje que en su versión original en inglés es doblado por Zendaya. La protagonista de Euphoria o Malcom & Marie tampoco es actriz de doblaje, sin embargo, su elección fue aplaudida y en el último tráiler su voz sonaba igual de profesional que el resto. Con esto, Warner cuenta con una gran estrella en la plantilla de su blockbuster veraniego, recibe interés en su promoción y obtiene repercusión con la avalancha de entrevistas y contenidos que Zendaya ofrecería a los medios.

Claro, se puede pensar que Zendaya, aunque no esté especializada en doblaje, es actriz y dispone de la suficiente habilidad para interpretar a un personaje con la voz. No como Lola Indigo, que es cantante y no dispone de experiencia en este campo. Sin embargo, en Hollywood también se cuenta continuamente con grandes estrellas de la música para doblar películas de animación, como puede ser el caso de Beyoncé en El rey león o Rihanna en Home, entre muchos otros. Y todos ellos con resultados excelentes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Es por tanto que las críticas hacia Lola Indigo y el hablar de intrusismo en el sector resultan hasta absurdas, porque al fin y al cabo solo están aplicando una estrategia de marketing muy habitual que da resultados. Además, en la mayoría de ocasiones son exigencias que llegan desde las propias productoras en Estados Unidos y no tanto de su distribuidora o filial en España.

Otra cosa es la efectividad y la lógica con la que esta se lleve a cabo, porque sí, en España hemos visto muchos casos de doblajes terribles realizados por famosos. Me viene a la mente Melendi en Cómo entrenar a tu dragón 3, Chenoa en Cavernícola, Fernando Tejero en El espantatiburones, Alaska y Mario en Stand by me Doraemon o Dani Martin en Escuela de Rock. Un completo despropósito. Sus voces no tenían coherencia con los personajes que interpretaban y su trabajo de voz no se adecuaba a los estándares del doblaje de un personaje.

Pero también hemos visto casos como el de Anabel Alonso en Buscando a Nemo, José Mota y Juan Muñoz en Shrek, Santiago Segura en Monstruos S.A., José Coronado en El bebé jefazo o Nerea Rodríguez en Ugly Dolls, cuyos resultados fueron excelentes. Y de hecho, hasta mejores que en sus respectivas versiones originales. Así que, tal vez, en el caso de querer utilizar esta estrategia de marketing, lo ideal sería usarla con lógica, pensar en alguien capacitado para el puesto y no elegir al primer famoso de turno sin evaluar sus habilidades con el doblaje. Y es que aunque sea animación, aquellos que tienen la labor de doblar deben realizar un trabajo de acomodación de la voz adaptado al actor o actriz de doblaje original, puesto que todas las animaciones están hechas a partir de un trabajo previo de grabación de voces.

Lola Bunny en Space Jam: Nuevas Leyendas (© 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved.)
Lola Bunny en Space Jam: Nuevas Leyendas (© 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved.)

Elegir a Lola Indigo solo porque comparte nombre con el personaje de Lola Bunny no tendría ni pies ni cabeza, sin embargo en la comunicacion telefónica que publicó la cantante dicen que habría superado un proceso de casting. Y no está de más que se tenga en cuenta este detalle a la hora de criticar su fichaje gratuitamente. Por ende, las críticas deberían caer sobre Warner y no sobre el artista o la estrategia en sí. Rechazar un trabajo no siempre es viable, y tampoco creo que sea intrusismo laboral al tratarse de una mera acción de marketing que ya estaba contemplada en su versión original con el fichaje de Zendaya.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente