El sinsentido del biopic de Céline Dion

·4 min de lectura

Desde el éxito de Bohemian Rhapsody las biografías basadas en artistas musicales están más de moda que nunca. Elton John con Rocketman o la terrible Stardust sobre David Bowie siguieron la estela, mientras Madonna prepara su propio biopic con Diablo Cody y los herederos de Whitney Houston hacen lo suyo con una actriz de Star Wars como protagonista (Naomi Ackie). Hasta Luis Miguel tiene su propia serie biográfica (muy edulcorada) en Netflix que acaba de renovar para una tercera temporada.

Y entre tantas leyendas modernas de la música ahora se cuela el biopic de la reina de la balada romántica, Céline Dion. O casi. O a medias. Y es que la película que se estrenará en 2021 inspirada en la vida de la cantante canadiense tiene sus canciones pero no su nombre. Es decir, en esta película Céline Dion se llama Aline.

Celine Dion en The a Colosseum en el Caesars Palace de Las Vegas, NV. (Photo by Al Powers/Powers Imagery/Invision/AP) - Imagen de Aline (YouTube/Unifrance)
Celine Dion en The a Colosseum en el Caesars Palace de Las Vegas, NV. (Photo by Al Powers/Powers Imagery/Invision/AP) - Imagen de Aline (YouTube/Unifrance)

Lo de Aline es el nuevo sinsentido de la industria cinematográfica. Estamos ante una película que contará la historia de Céline Dion, sus orígenes, su ascenso en el mundo de la música y el romance con su manager y padre de sus hijos, al son de las canciones originales de la cantante. Pero llevando otro nombre.

Sin embargo, el tráiler lo deja claro. Es la biografía de Céline Dion de principio a fin, solo que la cantante se llama Aline Dieu.

A veces las legalidades detrás de un proyecto basado en una persona real pueden llevar a este tipo de problemas. Y por algún motivo oficialmente desconocido la adaptación consiguió los derechos para utilizar algunas de las canciones, pero no el nombre de la cantante. Quizás haya sido la propia Céline Dion la que no haya dado el visto bueno al proyecto. Y es que si observamos el tráiler nos recuerda más a TV-Movies fracasadas -como las del canal Lifetime- que a una adaptación con miras a arrasar en taquilla como hizo Bohemian Rhapsody.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Prueba del interés nulo que ha generado la propuesta es que el tráiler lleva circulando en redes desde hace varios meses, pero recién consiguió notoriedad tras anunciarse que formará parte de las proyecciones del Festival de Cannes fuera de competición.

En el vídeo vemos a la actriz francesa Valérie Lemercier (que también dirige y coescribe) dando vida a esta mujer de Quebec (como Céline) mientras suena Let’s talk about love. Las secuencias incluyen imágenes de sus orígenes artísticos y su relación con su manager René Angélil que fue 26 años mayor que ella.

En un momento del tráiler incluso confirman que “está libremente inspirada en la vida de Céline Dion”, aunque lo de “libremente” estaría por verse. Y es que e tráiler muestra una cronología fiel a la vida de la cantante hasta el punto que reconocemos que se trata de ella y su historia sin siquiera decir su nombre. La caracterización es casi idéntica.

Me cuesta comprender el empecinamiento por contar la vida de una persona en una película, cuando dicha persona no está involucrada. Ya sucedió con Stardust, una película que no contó ni con las canciones de David Bowie ni la aprobación familiar y terminó siendo un fracaso descomunal que decepcionó estrepitosamente a los fans del artista. Es decir, Céline Dion ni produce ni forma parte del proyecto y el personaje que emula su vida tiene otro nombre. Pero, eso sí, canta sus canciones y lleva vestuario, maquillaje y transformación física igualita a ella.

¿De qué sirve invertir en una película biográfica cuando no se puede promocionar con el nombre de la persona en que se basa su historia? Al menos podrían haberla titulado con el nombre de una de sus canciones (como Bohemian Rhapsody o Rocketman) y habrían jugado más al despiste en la campaña promocional. Porque si vamos a ver una película biográfica es porque queremos descubrir detalles de una historia real con todos sus matices, a través de una película que aporte información o datos desconocidos y nos hagan partícipes de la vida de un personaje. Pero ¿qué sentido tiene cuando se hace a medias?

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente