Simone Ashley se inspiró en el apareamiento de los caracoles para sus escenas de sexo en 'Los Bridgerton'

·2 min de lectura
Photo credit: Dimitrios Kambouris - Getty Images
Photo credit: Dimitrios Kambouris - Getty Images

Pasó de abandonar su papel como Olivia en 'Sex Education' a convertirse en toda una dama de la alta sociedad interpretando a Kate Sharma en la segunda temporada de 'Los Bridgerton'. Además, tiene pensado seguir sorprendiéndonos en la tercera que suponemos que por lo menos no llegará hasta pasado un año... Sí, lo bueno se hace esperar.

Antes de que pudiésemos alucinar con esta segunda temporada que tanto revuelo ha causado, la propia actriz aseguró que destacaría por la gran tensión sexual existente entre ella y el vizconde Bridgerton. De todas formas, no fue suficiente para los fans, que opinaron sobre las pocas escenas sexuales que ofreció en comparación con la anterior temporada, algo que nuestro querido vizconde explicó educadamente.

Para poder encajar en un papel tan exigente como el de Kate Sharma, la actriz Simone Ashley ha llegado a límites inimaginables. Concretamente, la actriz se inspiró en el apareamiento de los caracoles para rodar sus escenas más íntimas con el vizconde. Sí, has leído bien y todo tiene una explicación razonable...

Photo credit: COLIN HUTTON/NETFLIX
Photo credit: COLIN HUTTON/NETFLIX

Todo está relacionado con su anterior papel como Olivia en Sex Education. En una entrevista para Los Angeles Times, habló de un taller de sexualidad al que asistió antes de rodar la serie. En ese mismo taller, estudiaron las costumbres y la forma de practicar sexo por parte de diversos animales entre los que se encontraba el caracol. "Servía para recrear distintos rimos, distintas sexualidades o cómo de sensuales podíamos ser", comentó.

Y ahora te preguntarás, ¿qué es lo que hacen los caracoles para tomarlos como inspiración? Bien, pues tal y como aseguró Simone, "crean una especie de plasma que se entrelaza. Si la escena iba a ser sensual y lenta, nos poníamos en plan: 'oh, es como el caracol'. Y es como el plasma, como miel derramándose".

Por otro lado, aunque la mayoría de sus escenas fuesen lentas, para aquellas en las que aumentaba la marcha se inspiraban en otros animales. "Lo hacíamos como los caracoles o como los perros o los chimpancés. Lo suyo es muy rápido, y de un estilo diferente", argumentó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente