Silvia Laplana: "El cambio climático es una evidencia y no hay debate"

Por Maribel Escalona

From Diez Minutos

La meteoróloga catalana ejerce de “chica del tiempo” desde las 6,30 en el TD matinal de TVE, los Desayunos y 24 horas. Previamente trabajo cuatro años en Aragón TV y en Canal Meteo. Nacida en Barcelona, se crió en Vilanova i la Geltrú, hasta los 17 años que se trasladó a Tarrasa a estudiar Óptica y Optometría en la Universidad Politécnica de Cataluña, pero luego hizo un máster en Meteorología, su auténtica vocación y hasta estudió varios cursos de CienciasAmbientales.

Es hija única y sus padres viven ahora en Monzón (Huesca) y su novio es de Huesca capital. Es una mujer a la que le gustan los retos, gracias a la educación recibida por su familia basada en el valor del esfuerzo.

¿Qué hace una chica como tú en TVE?

Me llamó Mónica López, mi jefa. Yo estaba en Aragón Televisión, en Zaragoza y me trasladé a vivir a Madrid. Mi primera incursión en el mundo de la tele fue por casualidad, gracias a un profesor del máster de Meteorología, Tomás Molina, que trabaja en TV3 y que necesitaba becarios en el canal Meteo.

¿Te impresiona la cámara?

Ahora no, pero he cambiado mucho con los años. De cría, cuando alguien sacaba una cámara de fotos en las comuniones, yo me escondía.

Se puede pronosticar el tiempo, a corto plazo. Pero, ¿cómo estamos tan seguros de achacar al cambio climático las subidas de temperaturas o los desastres que impone la naturaleza?

El cambio climático es una evidencia y a mi entender no hay debate al respecto. A pesar deque algunos pocos lo niega, el 99 por ciento de expertos afirma que está producido por causas antropogénicas.

Esta semana ha habido una nueva manifestación de la gente joven en Suiza, reivindicando medidas más drásticas para prevenir el cambio climático. ¿Están más concienciados los jóvenes con la ecología?

Los jóvenes han tomado un buen camino, siguiendo los pasos de lo que dice la ciencia: que el cambio climático está producido por la acción del hombre. Esos chavales están dando ejemplo a la sociedad y a los adultos.

En julio has hecho vacaciones. ¿Dónde has estado?

En Islandia. Es precioso. Es salvaje. Es ver la tierra viva. Islandia está situada donde se separan las placas tectónicas euroasiática y americana y tiene mucha actividad volcánica. He podido ver las fumarolas, el olor a azufre…lo que te digo, ves la tierra viva. Y hay que abrigarse para visitarla. No me hubiera gustado tanto el país con una ola de calor.

Hablando de olas de calor, se ha hecho famosa tu frase “El infierno is coming” parafraseando al eslogan de Juego de tronos. ¿Eres fan de la serie?

Soy de ese poco porcentaje de gente que no ha seguido la serie. Pero vi el mapa de España con tantos focos rojos de calor, que quise hacer una broma y se me ocurrió la frase. Y gracias al poder de las redes sociales, la frase se hizo viral. En realidad era una imagen visual en el mes de julio de lo que luego pasó, que se batieron récord de temperatura en muchos puntos de España. No en vano, el pasado mes de julio ha sido el más cálido de todos desde que hay registro de temperaturas, desde la era pre industrial en el siglo XIX.

¿Te sorprendió que tu frase se publicara en el diario británico “The guardian”?

Me llevé una sorpresa del copón, pero me gustó que sirviera para concienciar a la gente de lo que nos esperaba. Por un lado intento pasar desapercibida porque soy tímida y me da vergüenza y por otro, me hizo mucha ilusión que saliera publicada en Gran Bretaña.

¿Qué es más difícil de explicar, el tiempo o la política?

La política y más en los tiempos que corren.

¿Qué palabras usas más como meteoróloga?

Precipitaciones y temperatura son las más corrientes. Luego, nubosidad, probabilidad…y cambio climático.

¿Qué tiempo es el más te gusta a ti?

No me gustan los extremos en lo que a temperatura se refiere, por eso me gustan la primavera y el otoño. Y me chiflan las tormentas; soy una friki del tiempo impactante, siempre y cuando no perjudique a nadie.

¿Alguna vez has hecho bromas o apuestas con tus compañeros o con los televidentes?

Me acuerdo de Eugenio Martín Rubio que se jugó el bigote delante de la cámara y lo perdió y tuvo que afeitárselo (risas). Pero yo no soy tan arriesgada y nunca me he apostado nada; no me gustaría acabar con la cabeza afeitada (risas). Como mucho, una cena con los amigos.

¿Has pasado algún momento “tierra trágame” delante de las cámaras?

Lo pasé fatal un día en Aragón Televisión. Yo estaba en directo y llegó al estudio una visita con un par de niños. Uno de ellos se acercaba al plató donde me enfocaba la cámara y sólo gracias a la rapidez de un compañero del equipo, que le enganchó de la camiseta y le echó para atrás, el niño no se coló en la cámara. Yo estaba viéndolo todo de reojo y no podía hacer nada.

Imagino que el matinal de TVE curte mucho…

Ya lo creo. Piensa que hacemos un montón de directos a lo largo de la mañana. Pero te acostumbras, cada vez tienes más tablas y sufres menos.

Hace unos días, un usuario escribió desde Asturias vía Twitter y os trató de inútiles al equipo del tiempo de TVE. Afortunadamente, le respondiste con un “zasca” con buenas palabras. ¿Teencuentras a menudo con situaciones desagradables o gente maleducada?

Hay poca gente que sea maleducada, pero sí es cierto que hay alguno que suelta su crispación en las redes sociales con gente pública como es el caso de los que trabajamos en la tele. No suelo contestar a ese tipo de insulto ni hacer caso a esos comentarios, pero esa persona criticó que no había llovido en Asturias cuando a las pocas horas llovió y mucho. Y no pude resistirme a lanzarle una pulla irónica. Porque la previsión meteorológica es eso, previsión, no una certeza; la atmósfera es caótica y puede variar.

Tu jefa, Mónica López se quejaba del machismo que sigue imperando en nuestra sociedadcuando es una mujer la chica del tiempo. ¿Qué opinas?

Hay mucho machismo en general y la chica del tiempo recibe más críticas que si es un hombre del tiempo. Yo acepto las críticas, por supuesto, pero siempre con educación y sin insultos.

¿Te exigen que vistas de una forma determinada?

No abiertamente en TVE, pero hay mucha gente que sigue esperando que vayas mona y que mantengas la línea, como si eso formase parte de mi trabajo. Eso no se le exige al hombre del tiempo; puede ganar unos kilos y no pasa nada.

En tu cuenta de Instagram reivindicabas el 8 de marzo en favor de la igualdad y decías que parabas de trabajar por aquellas mujeres víctimas de maltrato…

Así es. Yo me declaro abiertamente feminista.

¿Cómo llevas la fama?¿Te reconoce la gente por la calle?

Afortunadamente me reconocen pocas veces y mejor porque me da mucha vergüenza. En general la gente que se acerca es muy amable; a los meteorólogos nos tienen mucho cariño y el insulto es algo anecdótico.

En una entrevista en Aquí la tierra reivindicabas más espacios televisivos dedicados a la familia…

Sí, como cuando yo era pequeña.

En Monzón, tu pueblo de adopción, te han entregado el Caracol de Oro porque colaboras en centros escolares y también das conferencias para acercar el tiempo a la gente. ¿Te gusta la enseñanza?

Me encanta dar charlas. Pero, últimamente, desde que estoy en el matinal de TVE y me levanto a las cuatro de la mañana, estoy bastante agotada y he dejado aparcada la enseñanza; solo de momento.

Háblame de tus aficiones.

Me encanta viajar y seguir cuentas de viajes de Instagram que me den ideas para viajar yo a posteriori. También me gusta andar por la montaña; de hecho he montado en tirolina en el valle del Tena, he hecho trekking por La Foz de Salinas y por los Mallos de Riglos, por el Salto del Roldán, en Huesca….y también adoro la playa. Soy una persona bastante inquieta y me gusta aprender y viajar, junto con leer, es una de las actividades que más te enseña.

¿Practicas deporte de forma cotidiana?

Sí. Tres o cuatro días a la semana hago “heat” o entrenamiento metabólico, de alta intensidad, que te mantiene en forma el cuerpo y la mente. Y además de caminar por la montaña, también salgo a correr y hago piragüismo con el kayak por las hoces del Duratón.

Este año has participado por primera vez en la carrera medieval La Templar race de Monzón…

Sí. Es una carrera que se hace en Monzón, porque fue el último castillo templario que existió en España. Es la primera vez que participo, pero me ha parecido tan interesante que repetiré. Empezó como una carrera entre amigos y ha ido creciendo año tras año y ahora se ha convertido en una carrera de obstáculos en la que participa gente de todo España.

¿Vas mucho por allí a ver a tu familia?

Ahora voy más a Huesca capital (risas, porque allí vive su novio), pero intento ir todo lo que puedo. Mis padres están jubilados y tienen una casita en el Pirineo, así que me voy desplazando de un sitio a otro.

¿Eres cocinillas?

No demasiado. Llevo viviendo sola desde los 17 años, pero no tengo demasiada imaginación para la cocina.

¿La tele es una de tus aficiones?

Sí. Me gustan las series, leer y estar con los amigos.

¿Algún referente a nivel profesional?

Me acuerdo cuando veía a Mario Picazo, a Maldonado, Montesdeoca... Recuerdo que desde cría me sabía el horario de todos los meteorólogos de la tele. Y de informativos recuerdo a Ana Blanco desde siempre; el primer día que me crucé con ella en estilismo, en TVE, me puse muy nerviosa (risas).

Creo que eres amiga de los animales.

Sí. Me encantan los animales por todo el cariño que te dan. Vivo con un gato persa con la cabeza negra y peluda y el cuerpo gris. Le rapo un par de veces al año para que no pase calor; es un gato muy gracioso que se llama Kipling.