¿Siguen existiendo los iluminati?

·4 min de lectura
Photo credit: Disney - Disney
Photo credit: Disney - Disney

El famoso dramaturgo del siglo XVIII Johann Wolfgang von Goethe –que seguro que habrás estudiado por obras como el Werther– fue señalado en su época como miembro de una poderosa organización secreta con ínfulas de dominar el mundo. En la actualidad, el Goethe de nuestra época son personajes como Beyoncé o Jay Z, artistas que, más de dos siglos después, también han sido relacionados con la misma organización.

Estamos hablando de la Orden de los Iluminati. Hoy es carne de algunos memes (iluminati confirmed) y en la cultura pop el término ya se utiliza para designar a alguien con mentalidad conspiranoica y pseudocientífica. Pero, ¿a qué organización secreta se refiere el término iluminati? ¿Existió de verdad? Y, más importante aún, ¿sigue existiendo hoy en día?

De la existencia de la Orden Iluminati Bávara hay pruebas documentadas. Se trató de un movimiento de pensamiento libre fundado en 1776 por Adam Weishaupt, un jesuita de la Alta Bavaria (Alemania).

Su objetivo, más que controlar el mundo, era tratar de sustituir la religión católica por otro tipo de ‘religión de la razón’. Algo parecido a la Ilustración, solo que con un matiz: se trataba de una especie de despotismo benévolo. Este grupo de intelectuales pretendía gobernar a la humanidad porque ellos creían ser los más apropiados para ello; y aunque su propósito era hacerlo de manera justa, su paternalismo pretendía imponer una autoridad forzosa que contravenía la idea de libertad que supuestamente proclamaban. De hecho, los miembros de esta sociedad secreta se llamaban a sí mismos ‘perfectibilistas’.

Aunque su área de influencia logró ser muy amplia, extendiéndose desde Italia hasta Dinamarca y desde Varsovia hasta París, el número de adeptos no parece haber excedido los dos mil, según la Enciclopedia Británica. Y, ¿cuáles de ellos eran célebres? Los esfuerzos de reclutamiento se centraban en el alistamiento de varones jóvenes de riqueza, rango e importancia social. Así, este movimiento se ha asociado a gigantes literarios como Johann Wolfgang von Goethe y Johann Gottfried von Herder, así como a los duques Ernest II de Gotha y Charles Augustus de Saxe-Weimar-Eisenach, aunque no tenemos pruebas de si realmente lo fueron. También se cree que los illuminati incluían al astrónomo Johann Bode, al escritor Friedrich Nicolai, al filósofo Friedrich Jacobi y al poeta Friedrich Leopold (ninguna mujer a la vista).

La jerarquía interna de los iluminati era muy curiosa. Se dividían en tres clases: la primera incluía ‘novicios’, ‘minervales’ e ‘illuminati menores’; el segundo grupo consistía en masones (ordinarios, escoceses y caballeros escoceses); y la tercera clase comprendía dos grados de ‘sacerdote’ y ‘regente’, así como ‘mago’ y ‘rey’.

Photo credit: Mondadori Portfolio - Getty Images
Photo credit: Mondadori Portfolio - Getty Images

El símbolo más característico de los iluminati es el ‘Ojo de la providencia’. Dado que aparece en muchos lugares, como el billete de dólar americano, ha contribuido a alimentar aún más la teoría de la conspiración. Sin embargo, este ojo es un icono cristiano muy antiguo y simboliza la vigilancia de Dios sobre la Tierra. Fue adoptado por la Orden Iluminati y, desde entonces, asociado a esta sociedad secreta; algo parecido a lo que le ocurrió a la esvástica con los nazis.

El fin de los iluminati

El movimiento sufrió disensiones internas y finalmente fue prohibido por un edicto del gobierno bávaro en 1785. Algunos miembros fueron encarcelados, mientras que otros fueron expulsados de sus hogares. Weishaupt fue despojado de su cátedra en Ingolstadt y desterrado de Baviera.

Una vez transcurrido el año 1785, el registro histórico no contiene más actividades de los illuminati, pero la orden ocupó un lugar destacado en las teorías de la conspiración siglos después de su disolución y hasta nuestros días.

Las teorías más descabelladas sobre los iluminati en la actualidad

Pese a la antigüedad de esta sociedad, la moda de la conspiración de los iluminati es relativamente reciente. Las modernas teorías alternativas fueron popularizadas por primera vez por Robert Wilson y Kerry Thornley a través de obras de ficción y cartas falsas a varias revistas en la década de 1960. En una de ellas, los autores afirmaban que los iluminati seguían en activo y que habían sido los responsables del asesinato del presente de los EE UU John F. Kennedy.

A partir de entonces, casi cualquier evento importante en la historia de cierta complejidad fue explicado por la conspiración de los iluminati. Desde la Revolución Francesa hasta, quién sabe, el atentado de las Torres Gemelas o la propia pandemia de covid-19.

De hecho, existe una interesante corriente política que hace referencia al denominado Nuevo Orden Mundial. Según esta teoría, miembros poderosos de la sociedad –iluminati o no– estarían poniendo en práctica técnicas de ingeniería social para derribar la herencia cultural Occidental (desde el movimiento LGBTQA+ hasta los proaborto). Una vez abierta la veda, casi cualquier cosa es posible para estos conspiranoicos.

Por el momento, lo que el lado de la ciencia y la documentación histórica confirma es que no hay pruebas de que esta sociedad secreta siga existiendo, ni tampoco parece que Beyoncé esté conspirando en secreto para gobernar el mundo. Así que lo único que podemos decirte es lo siguiente: iluminati not confirmed.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente