Sigue tu propio instinto: el escape room de la serie protagonizada por Mario Casas te hará hiperventilar

El universo de las series cada vez es más amplio. En los últimos tiempos se ha convertido en tendencia extender una determinada historia televisada que ha bebido del éxito a través de la puesta en marcha de un spin-off, pero también se han apostado por los escape room que permiten a los espectadores convertirse en protagonistas de sus ficciones preferidas.

(©Movistar+)

En España podemos apuntarnos a diferentes juegos de escapismo que se asumen ya como un plan alternativo muy apetecible. Desde el pasado año, en Madrid podemos vestirnos con el característico mono rojo de La casa de papel, serie emitida originalmente en Antena 3 que el próximo 19 de julio estrena su tercera temporada en Netflix. En Valencia es posible descubrir el Misterio de Homer, resolviendo un enigma centrado en el protagonista de Los Simpson, mientras que en Tenerife resulta cuanto menos curioso seguir los pasos del detective Sherlock Holmes solucionando varios misterios del Londres moderno a la par que nos introducimos en la ficción policíaca de la BBC.

Fuera de nuestras fronteras esta experiencia inmersiva también está de moda, el ejemplo más reciente es la apuesta de Amazon Prime Vídeo de sumergir a los fans en el maravilloso mundo de Good Omens. Fue en un espacio temático de Londres que estuvo disponible durante el estreno de la miniserie recreando la librería de Azirafel.

Pero yo quiero compartir mi particular vivencia en el escape room de Instinto, la ficción de intriga que Movistar+ lanzó el pasado 10 de mayo. Un thriller erótico que personalmente me pareció un auténtico pelotazo porque hasta los tres minutos finales de la temporada, contenidos en el octavo episodio, no se conoce el verdadero motivo de la herida emocional que perturba al protagonista.

[Crítica: Instinto, la serie que convierte a Mario Casas en protagonista erótico nos engancha (y mucho)]

Gracias a la plataforma de pago he podido adentrarme junto a otros compañeros de prensa en este experimento social que el público ya puede valorar en sus propias carnes desde este mismo 6 de junio y hasta el próximo 28 de julio en el Espacio Fundación Telefónica de la capital ubicado en la calle Gran Vía 28. Eso sí, por 21,70 euros que en esta vida ya casi nada es gratis.

(©Movistar+)

Lógicamente el hilo conductor que nos lleva hasta la puerta de salida -en la que por cierto no está Mario Casas esperando-, es la dramática historia que se esconde detrás de Marco Mur. El joven, que mantiene una relación muy compleja con su hermano autista, se encuentra atormentado por fantasmas del pasado y se refugia en un club privado donde tienen cabida todo tipo de prácticas sexuales.

Primeramente conocemos al doctor Pol que es el encargado de seleccionar al grupo de voluntarios, un máximo de dieciséis participantes (mayores de 18 años) divididos en dos grupos, que penetrarán en la mente de este empresario de éxito de la compañía tecnológica ALVA para ayudarle a resolver los problemas profesionales y personales que le atormentan. Éste es el punto de partida antes de resolver un conjunto de enigmas ahondando en diversos detalles de su círculo vicioso que ya se presentan en la trama. En este sentido, desde los primeros minutos me ha dado la impresión que está orientado especialmente a los fans de la serie que se han quedado con ganas de más, sobre todo los seguidores de Mario Casas, aunque también asombrará a los amantes de los juegos de escapismo.

[Mario Casas sube la temperatura como el nuevo Christian Grey]

He de decir que no era la primera vez que afrontaba un reto de estas características, por lo que mis expectativas eran muy elevadas, pero la apuesta de Movistar+ ha atraído mi atención desde el momento en que he reparado en las esposas y antifaz que había sobre la mesa; he pasado un buen rato que sinceramente es lo que buscaba, coleccionar un momento único e irrepetible. Inevitablemente he presenciado la puesta a punto de la prueba, que nos ha obligado a detenernos unos segundos, pero los espectadores que acudan sí que se imbuirán en una auténtica carrera contrarreloj donde cada minuto, y en total son 55 aproximadamente, vale oro. Y esto, os aseguro, hace hiperventilar a cualquiera.

El escape room de Instinto se divide en dos salas, los sitios más importantes para Marco Mur que son su despacho y su exclusivo club privado. A mi juicio la segunda es mucho más sorpresiva desde el instante en que el equipo abre la puerta que conduce a la resolución definitiva que esta práctica se propone. Aunque apenas quiero desvelar detalles he de recordar las pautas que se recalcan en el vídeo de presentación: existe la posibilidad de que nos topemos con personas durante el recorrido. No digo nada y lo digo todo.

(©Movistar+)

Pero volviendo a la primera sala, pienso que no es un juego de escapismo al uso ya que da un paso más a la hora de ocultar las pistas y convoca al trabajo mental y en equipo de los presentes. La comunicación, el ingenio y la observación de los elementos que se encuentran en el interior del espacio son esenciales para superar el reto que consiste, básicamente, en descifrar los números que abren candados los cuales, a su vez, regalan nuevos indicios que nos harán sudar la gota gorda para continuar solventando más acertijos.

A fin de cuentas, recomiendo este reto intelectual y creativo que es capaz de poner en alerta nuestros cinco sentidos y hacernos viajar sin movernos de la sala al drama provocador de Movistar+ que profundiza en las relaciones humanas, los miedos, la intimidad y el sexo. Y atención: el erotismo estará más presente que nunca en el espacio por el simple hecho de que cuenta con decorados y vestuario original de la ficción que ayudan a recrear el particular universo de Marco Mur donde cada individuo se preocupa solamente de recibir placer y dar rienda suelta a sus sueños más voluptuosos que, quién sabe, si también son los tuyos.

Para seguir leyendo:

Mario Casas: "Instinto está rodada de una manera sensual y erótica aunque estén dos personas hablando en un coche"

Mario Casas le hace la competencia a Christian Grey en el primer tráiler de Instinto

Imágenes: ©Movistar+