Sifan Hassan se perderá el Europeo de Múnich y Femke Bol perseguirá hasta tres oros

·3 min de lectura
Photo credit: ANP - Getty Images
Photo credit: ANP - Getty Images

Sifan Hassan no defenderá en Múnich su corona como reina europea de los 5.000m que se ganó hace cuatro años en Berlín. La atleta neerlandesa no tiene el Europeo como objetivo de una temporada en la que se centrará en la Liga de Diamante, empezando por los 3.000m de este sábado en Silesia (16:37h, #Vamos). "Si no hubiera habido Mundial, probablemente no habría corrido este año. Ese es el único gran campeonato que quería hacer", explica la polivalente corredora en declaraciones facilitadas por su manager.

Hassan no brilló en Eugene ni en los 10.000 ni en los 5.000 metros, donde se quedó fuera del podio. Corrió escondida, perdiendo incluso metros con la cabeza pero apareció entre las mejores en el momento de la verdad. En los últimos metros de la carrera, eso sí, nunca encontró la velocidad de mediofondista que le caracterizaba.

Después de un doblete inédito en 1.500 y 10.000m en el Mundial de Doha 2019 y de tres medallas, oro en 5.000 y 10.000m y bronce en 1.500m en Tokio, Hassan cerró la temporada en septiembre y apenas apareció hasta poco antes del Mundial, ni en pista ni en ruta.

"Estaba cansada, física y emocionalmente. Había entrenado increíblemente duro durante más de tres años para conseguir un triplete de medallas que parecía imposible y necesitaba descanso. Se había presionado mucho, queriendo conseguir esta combinación con un estrés constante por testarse de Covid-19 cada día en Tokio. Quería asegurar que su mente y cuerpo se recuperaran totalmente para volver a trabajar fuerte, aunque esto le llevó más de lo que se esperaba", aseguran en su entorno.

A la atleta de 29 años que llegó a Eindhoven como refugiada de Etiopía cuando era una adolescente para estudiar Enfermería siempre le ha perseguido la sospecha desde que entrenara con Alberto Salazar, detenido en 2019 por violar las normas antidopaje. Ahora, aseguran, y pese a los resultados en Eugene, está entrenando muy bien y preparada para volver a correr rápido en los mítines que quedan esta temporada.

Femke Bol busca el triplete

Photo credit: Christian Petersen - Getty Images
Photo credit: Christian Petersen - Getty Images

Con su baja, Países Bajos, que viajará con 61 atletas a Alemania, girará todos sus miradas a Femke Bol, la bronce olímpico y plata mundial en 400m. vallas a los 22 años, una disciplina en la que está cambiando la historia junto a las estadounidenses Sydney McLaughlin y Dalilah Muhamad. Sin ellas, sería de locos apostar contra su victoria en la prueba en Múnich, un reto que se le queda tan corto que también se ha apuntado a los 400m lisos, prueba que no ha corrido este verano pero en la que ya fue subcampeona mundial en pista cubierta en Belgrado.

Bol tiene una marca de 50,37s del año pasado, un registro que puede ser ampliamente mejorado si atendemos a lo que corrió bajo techo (50,30s). Eso sitúa a la neerlandesa en posición de ganar una prueba en un continente en el que nadie ha bajado de los 50 segundo este año. La líder europea es la polaca Natalia Kaczmarek con 50,16s. La fiesta podría no acabar ahí, porque en un equipo con Lieke Klaver (50,18s, segunda del ranking), Países Bajos aspira también a la victoria en el relevo 4x400m tras su descalificación en el Mundial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente