Siete razones por las que la dieta japonesa te ayudará a perder peso

La dieta japonesa no sólo te ayuda a perder kilos y mantener un peso saludable, sino que además tiene un efecto antienvejecimiento, y está llena de cosas buenas que ayudan al cutis y añaden brillo y acondicionan tu cabello y tus uñas

Las pautas nutricionales de Japón reflejan su dieta tradicional, que es rica en cereales, pescado y productos de soja, pero baja en grasas.(Foto: Sushi Daily)

No son pocos los estudios que han demostrado los peligros de tomar pescado crudo, uno de los principales ingredientes de la cocina japonesa. Además, los expertos en salud reproductiva han repetido hasta la saciedad que las embarazadas no pueden comer sushi. Sin embargo, según publica The BMJ, la comida japonesa es saludable, deliciosa, buena para ti y te ayuda a perder peso.

¿Cómo lo hacen? Pues para empezar a muchos japoneses se les enseña a comer hasta que están satisfechos al 80 por ciento, y esta podría ser una razón de sus esbeltas figuras. En la última clasificación mundial de obesidad, Japón obtuvo el segundo porcentaje más bajo, con apenas el 3,9 por ciento, comparado con el preocupante 33,8 por ciento de Estados Unidos.

La ingesta media diaria de calorías en Japón es de 2,754 kcal, en comparación con las 3,825 kcal de EE. UU. El contenido de Omega-3 por la alta prevalencia del pescado en la dieta, junto con la relativamente pequeña cantidad de carne que se consume en Japón, podrían ser la explicación de los bajos niveles de problemas cardiovasculares en el país.

No comen solo sushi. El arroz y verduras nunca faltan, y además los japoneses comen bastante marisco, que es rico es ácidos grasos omega-3, y no consumen tantos alimentos procesados. (Foto: Public Buzz)

Por otro lado, el japonés medio toma alrededor de 100 variedades de alimentos por semana, en comparación con los 30 en promedio en la dieta británica, o los 45 de la dieta mediterránea. Los resultados de un estudio realizado a finales de 2011 indicaron que la dieta japonesa tradicional puede ayudar a controlar la diabetes mellitus tipo 2.

Durante muchos años, los investigadores han sido conscientes de los beneficios para la salud y la longevidad extrema gracias a la dieta japonesa, especialmente la ya legendaria alimentación en Okinawa, donde sus habitantes viven regularmente hasta los cien años (y un estudio concluyó que un habitante de Okinawa tenía 6,5 veces menos probabilidades de morir de cáncer de mama).

A diferencia del enfoque occidental de desentenderse del problema del sobrepeso, las japonesas escudriñan abiertamente las figuras de los demás y no dudarán en decirlo si alguien ha ganado unos cuantos kilos. De hecho, se ha establecido que el tamaño máximo de la cintura de una mujer de más de cuarenta años debe ser de 90 cm. Además, en algunos restaurantes de Tokio tienen básculas en cada mesa, y otros sirven comidas de 500 calorías.

 

Los grandes atunes rojos son particularmente valiosos en Japón, donde se les considera un pescado premium de sushi y sashimi. Una sola pieza se vendió por más de $ 1.75 millones en una subasta en Japón en 2013. (AP Photo / Koji Sasahara)

La comida japonesa está repleta de experiencias sensoriales, y afortunadamente nos vamos empapando de ellas y estamos aprendiendo a adaptarlas a la dieta occidental. Incluso hay algunas semejanzas entre la dieta japonesa y la mediterránea. Pero no queda mucho que aprender, por eso hoy quiero compartir contigo los secretos secretos guarda la cocina japonesa.

1. Control de las porciones

Por la manera en que se presentan, con tres o cuatro platos, las comidas japonesas dan la impresión de ser más grandes de lo que son. Al menos uno de los platos será bajo en calorías. En la cocina Occidental, el estilo es usar un plato grande repleto de comida. Un típico plato de sushi contiene unas 300 calorías. El promedio en un plato de comida en occidente puede ser de 500 calorías más que éste.

2. Palillos

Disminuir el ritmo al comer le permite a tu cerebro advertir cuándo te sientes satisfecho. La manera apresurada de comer en Occidente a menudo significa comer en exceso antes de notarlo siquiera. Los japoneses saben cuándo están llenos porque usan palillos, que es una manera de tomarse más tiempo para comer. Dedica al menos 20 minutos a consumir cada comida, pues de este modo el estómago tiene tiempo para sentirse pleno.

3. Modificar el consumo de productos lácteos y carne

Los japoneses comen muy poca carne, en comparación con la dieta occidental. Además, los productos lácteos están casi ausentes en una dieta tradicional japonesa. Estos dos productos alimenticios con alto contenido de grasa son los responsables de gran parte de la ingesta diaria de calorías en Occidente.

4. Desayunos abundantes y cenas ligeras y tempranas

A menudo consumimos una variedad de platos por la mañana: sopa de miso, arroz, tortilla, salmón a la plancha. Los japoneses no suelen comer tentempiés después de las cuatro de la tarde, y en la cena, temprana, se centran en pescados y verduras. Tampocotoman comer postres en casa.

Tu cuerpo podría quemar alrededor de 80 calorías por cada cinco tazas de té verde que bebas, debido al «efecto térmico» al procesar la bebida. (Foto: The Independent)

5.  Té verde

Los japoneses beben té verde durante todo el día y es fácil de adquirir en la calle en las máquinas expendedoras, que lo precalienta en latas. Prácticamente no contiene calorías. Por el contrario, en su equivalente occidental –en las cafeterías que proliferan– es un villano de la dieta. Incluso si pides un café con leche light, consumes 100 calorías, que pueden aumentar a la asombrosa cifra de 500 por un moca con crema.

6. Las cosas buenas en paquetes pequeños

En lugar de abrir un paquete grande de galletas y arrasar con ellas, los japoneses tienden a ingerir pequeños bocaditos refinados. Un envase pequeño reduce la tentación de exagerar. Por lo tanto, si estás indeciso y sientes que puedes arruinar tu dieta, toma un minipaquete de galletas de sésamo, o una sustanciosa galleta salada de arroz. Es una idea simple, pero un estupendo ejercicio para reducir los daños.

7. Prueba del ácido

Sushi se traduce como ‘arroz con vinagre’. El vinagre y los pepinillos a base de ácido acético, omnipresentes en la comida japonesa, tienen un efecto distinto sobre cómo digerimos la grasa cuando se consume como parte de una comida. Investigadores japoneses descubrieron recientemente que el ácido acético puede ayudar a quemar la grasa. Otro estudio encontró que, tomado después de un alimento de IG alto, como el pan blanco, no sólo reduce los picos de glucosa en la sangre, sino que también aumenta la sensación de saciedad.

Fuente: La dieta del sushi (Libros Cúpula), un libro en el que la autora, la especialista en comida japonesa Makiko Sano, comparte todos estos secretos y nos descubre cómo la alimentación al estilo nipón puede aportarnos muchos beneficios a nuestra dieta y a nuestra salud.
También te puede interesar:

El quinto sabor o lo que tienen en común las dietas japonesa y mediterránea

Más grasa y menos carbohidratos (El furor por la dieta Keto)

10 superalimentos que no deben faltar en tu dieta en 2018